Apuntes en caliente
Deportes  /  Barça 22/04/2022

Tito Vilanova todavía tiene razón: los apuntes en caliente del Real Sociedad - Barça

El trabajadísimo triunfo en San Sebastián demuestra que el "invento" azulgrana todavía depende de la presencia de Piqué

2 min
Gerard Piqué mandando la línea defensiva en el partido del Barça a Anoeta.

BarcelonaVictoria trabajadísima en el campo de la Real Sociedad. Triunfo balsámico después de una semana trágica. Resultado por encima de todo. El juego, otro día. A continuación, los apuntes en caliente del partido.

Supervivencia azulgrana. El Barça conserva la segunda posición en la Liga pero no gracias al juego realizado, sino a la capacidad de resiliencia que exhibió en Anoeta. Toda la alegría que emanaba de los planes de Xavi antes de la parada se ha convertido en pastosidad en este tramo de temporada. La Real Sociedad pagó carísimo el gol concedido en la primera parte, porque se rehizo con el control de la pelota y mereció como mínimo empatar. Delante tuvo un equipo fundido, sin ideas, salvado por el desacierto ajeno, por las paradas de Ter Stegen y por la jerarquía de Piqué. Hasta cojo el barcelonés es el mejor marcador del equipo.

Milhombres Piqué. Va a la suya, una vez más. Y se sabe tan imprescindible que juega si quiere, aunque arrastre molestias tan evidentes como las que tiene en el aductor. Además de conseguidor profesional, cosa que hemos vuelto a comprobar esta semana, Piqué es un gran futbolista, pero que vaya con cuidado con hacerse el milhombres, porque ya tiene una edad y los problemas musculares pueden ir a más si no se tratan correctamente. Ahora bien, lo que ya queda demostrado es que parte del "invento" del Barça de Xavi se sostiene gracias a él. La mítica frase de Tito Vilanova después de la Champions del 2011 continúa vigente. Cuánta razón.

Bajo mínimos en defensa. Piqué hace más de una década que lidera el eje de la defensa azulgrana. Y uno de los que está llamado a cogerle el relevo, Araujo, cayó en San Sebastián. Entre los problemas ya mencionados del central catalán, la nueva lesión del uruguayo, que Jordi Alba nota el hecho de no tener recambio y que Alves va hacia los 39 años, la línea de cobertura de Xavi acabará la temporada bajo mínimos. Si quiere rotar en el medio, el técnico no tendrá más remedio que creerse a Lenglet. Y si tiene bajas en las bandas, tendrá que recurrir a Sergi Roberto o Mingueza. Los esfuerzos en el mercado se tienen que dirigir a tapar este agujero.

Ni Haaland ni sucedáneos. A pesar de que acusa al mal momento de juego que afecta al equipo, Aubameyang mantiene la puntería afinada. Es un especialista. Y si no marca más es porque el Barça no genera tantas ocasiones como hace algunas semanas. En San Sebastián, a través del siempre obstinado Gavi, rascó una oportunidad en los primeros compases (después vendrían poquísimas) y estaba donde tocaba estar para finalizarla. Como quien no quiere la cosa, el gabonés ya ha marcado nueve goles en la Liga en once partidos. Es la irrupción realizadora culé más instantánea desde Ibrahimovic. Por eso me reafirmo: ni Haaland ni cuentos. Lo que hace falta es jugar mejor.

stats