Análisis
Deportes 19/10/2021

Koeman intenta salvar el cuello con extremos (pero no se lo acaba de creer)

Con Ansu pudiendo salir desde el principio y con Dest, el técnico apuesta por una fórmula que gusta a Laporta a pesar de que acabó el partido abrigándose

3 min
Dest pugnando con Gayà

BarcelonaEl Barça continúa sin emocionar, pero, al menos, contra el Valencia supo sobreponerse a los fantasmas reaccionando al primer gol y sobreviviendo a los mejores minutos del rival cuando el marcador todavía estaba ajustado antes del 3-1 definitivo. Ronald Koeman afrontará este miércoles, contra el Dinamo de Kiev, el partido más decisivo de una semana en la que se evalúa su continuidad. El neerlandés continúa con el mismo diagnóstico de los males de su equipo, sobre todo en la parcela defensiva, pero reclamaba el regreso de efectivos en ataque y, en el primer partido en el que podía contar desde el comienzo con Ansu Fati, apostó por jugar con extremos. Así, en el primer examen sobre su continuidad, el técnico ofreció de inicio una propuesta de juego que satisface a Joan Laporta.

Pero las principales carencias del equipo continúan localizadas en la organización coral y el trabajo defensivo. Sería injusto señalar exclusivamente a la línea defensiva, porque el foco se tiene que poner en el trabajo de todo el equipo. Sin Leo Messi, excusado de estas funciones por todo lo que aportaba en ataque, el mensaje que ha trasladado Koeman en el vestuario es que las tareas defensivas son responsabilidad de todo el equipo. Pero corresponde al técnico equilibrar los mecanismos y conseguir el compromiso de todos los jugadores y que no se repitan algunas de las escenas que se han vivido en los últimos partidos y que, contra el Valencia, se volvieron a reproducir. Por ejemplo, Memphis se descolgó de vez en cuando de los trabajos defensivos y también fue especialmente sintomática una acción en la que hasta dos atacantes del conjunto arrancaron (a la altura de la línea del medio del campo) por delante de los defensores azulgranas. Guedes, tapado finalmente por De Jong (interior) y Sergi Roberto (lateral derecho), acabó rematando desviado desde el vértice del área, mientras que Piqué fue el tercer jugador del Barça que llegó a la acción. 

Ajustar la presión es uno de los principales retos y necesidades del equipo. De hecho, el mismo Koeman lo expuso implícitamente cuando este diario le preguntó en la previa sobre el rol destacado de Busquets con España y los momentos de sufrimiento que acumula en el Barça. "Su calidad no está en entredicho. Es cierto que como equipo podemos ayudarlo más. Con el tema de presión no podemos comparar al Barça con España. Tenemos que mejorar como equipo para que él se pueda sentir más cómodo. De esto depende también su futuro en el equipo", explicó sin tapujos.

La estadística de Ansu con los goles

El desorden defensivo, que ya dejó desnudado al equipo contra el Benfica y el Atlético de Madrid, fue neutralizado contra el Valencia gracias a una mejora de la producción atacante, pero el lío continúa sin solucionarse. De momento, Koeman basa una buena parte de su crédito en recuperar efectivos a la delantera. Ansu Fati todavía no está preparado para jugar los 90 minutos en una semana de tres partidos tan exigente como esta, pero volvió a exhibir su olfato goleador. Según datos de Opta, desde febrero del año pasado el hispanoguineano ha marcado 11 goles en sus 16 últimos remates a portería en la Liga, esto quiere decir un 69% de efectividad. También destacó su entendimiento tanto con Alba como con Memphis. De hecho, la faceta anotadora del neerlandés es la parcela que tiene que mejorar, porque de los cuatro goles que ha marcado dos han sido de penalti. Memphis no ve portería en una acción de jugada desde la tercera jornada del campeonato.

A la espera de que Kun pueda ir acumulando ritmo de juego, Koeman tiene muchas esperanzas depositadas en recuperar a Dembélé y, consciente de las virtudes de jugar con extremos, Dest se ha convertido en la alternativa al francés y el planteamiento, ofensivamente, funcionó mejor que cuando los laterales eran los encargados de dar profundidad. Pero el norteamericano, en el tramo final del partido, acabó más abocado en tareas defensivas, a pesar de que continuó proyectándose en ataque por su naturaleza ofensiva. Sobre el planteamiento inicial con extremos, Koeman defendió que la aportación de Dest fue "especialmente importante" porque, con Ansu en la otra banda, podía tener a alguien "profundo y rápido" también a la derecha. "En el fútbol base de Ajax, Dest jugó de extremo, así que no es un lugar extraño para él”, añadió. El neerlandés tampoco pierde la esperanza de sumar a Coutinho a la causa. “Tengo más ganas que nunca de ser el mejor Philippe”, dijo el brasileño después de su primer gol de la temporada.

stats