Deportes 15/04/2021

Laporta quiere fichar a Eric García a su manera

El Barça reformula la oferta económica al central, que llegaría libre este verano

3 min
Eric García, durante un partido de la Premer League

BarcelonaEn paralelo al desenlace de esta temporada, que todavía puede acabar con dos títulos en el bolsillo, el Barça trabaja intensamente en lo que vendrá cuando empiece el verano. El nuevo director de fútbol azulgrana, Mateu Alemany, y el secretario técnico, Ramon Planes, tienen múltiples carpetas para abordar en cuanto a la confección de la plantilla. De Leo Messi, que acaba contrato el próximo 30 de junio, solo saben que la llegada de Joan Laporta al palco es un buen punto de partida para pensar en su continuidad, pero más allá de la duda con el argentino hay otros temas que les conviene ir avanzando. Uno de ellos tiene que ver con Eric García, un fruto de La Masía que emigró al Manchester City en edad adolescente y que ahora está a un paso de volver a casa. Con 20 años cumplidos en enero y un rodaje privilegiado a las órdenes de Pep Guardiola, el central de Martorell suena desde hace tiempo como refuerzo estratégico para cubrir el vacío que tarde o temprano dejará Gerard Piqué en el eje de la defensa. De hecho, su salto a la élite recuerda bastante al del barcelonés.

Después de descartar a Matthijs de Ligt porque era demasiado caro y de la apuesta fracasada por Jean-Clair Todibo, la junta de Josep Maria Bartomeu pidió a la secretaría técnica que sedujera a García para que no renovara con el City. El movimiento sirvió para limitar la fuerza negociadora del club inglés el verano pasado, pero no para doblarla. En un contexto de penurias económicas, el Barça no llegó a las cifras que pedían los citizens por un futbolista que acababa contrato en menos de un año. En el mercado de invierno, ya con Bartomeu fuera del palco, el central se convirtió en un arma electoral. Como los técnicos lo pedían para acabar el curso con garantías y el salario ya estaba pactado con sus representantes, el candidato Víctor Font negoció un traspaso a bajo coste con el City. Pero Laporta y Freixa, alarmados por la situación económica del club, no aprobaron la operación y García tuvo que quedarse en Manchester, donde este año, entre las lesiones y la competencia, ha tenido un papel muy secundario.

El nuevo presidente culé mantiene la intención de incorporar al defensa de Martorell, pero lo quiere hacer a su manera. Por eso ha autorizado a Alemany para que rehaga la propuesta de hace unos meses y la adapte a la cruda realidad de la entidad. "Estamos buscando otra fórmula con cifras parecidas que nos tiene que permitir entrar en la masa salarial del curso que viene", explican al ARA fuentes azulgranas, que pretenden que García vuelva a poner de su parte para confirmar su regreso. El Barça busca que el futbolista acepte pasar de fijos a variables determinados conceptos del acuerdo que tiene apalabrado desde hace meses. La medida concede un margen extra al club para satisfacer otras necesidades de la planificación deportiva, como por ejemplo la llegada de un atacante de primer nivel o las renovaciones estratégicas de Ilaix, Pedri o Ansu Fati, pero también enfría el entusiasmo de García, que entiende que ya ha puesto suficientes facilidades para certificar su fichaje. A pesar de que es un hecho que las conversaciones han retrocedido etapas, en el Barça mantienen el optimismo: "Eric sigue diciendo que quiere jugar en el Camp Nou".

Mingueza, hasta el 2023

Esta es la máxima que mantienen los agentes de García, que según ESPN se reunieron el miércoles con representantes azulgranas para seguir tratando el tema. La voluntad de entendimiento entre las partes es grande, pero el central despierta el interés de otros equipos y sabe que, de momento, no se puede cerrar ninguna puerta. Quiere volver a casa y lo más probable es que lo acabe haciendo, pero los movimientos de las últimas semanas, y en concreto la oferta a la baja que le han puesto encima de la mesa, lo hacen dudar sobre la apuesta que se está haciendo por él. Porque es evidente que el Barça, una vez ha visto que Araujo y Mingueza han salido bien, tiene menos prisa para hacer volver a Eric García. Por eso, mientras intenta convencer al de Martorell para que haga un último esfuerzo para vestirse de azulgrana, ampliará el contrato del de Santa Perpètua de Mogoda hasta el 2023, con mejora salarial incluida.

stats