Barça
Deportes 28/04/2021

Así será el regreso del público al Camp Nou

El protocolo solo está pendiente del aforo que indique la Liga y de la distancia entre aficionados en el estadio

3 min
Leo Messi, contemplando la grada vacía del Camp Nou
Disponible en:

Barcelona"Cada vez que poníamos sobre la mesa la posibilidad de abrir el Camp Nou, venía una nueva oleada y lo teníamos que dejar estar", apuntaban con desesperación desde las oficinas del Barça. Pero ahora, más de un año después, la opción que el estadio vuelva a tener público es más que real. El gobierno español lo ve con buenos ojos y solo falta que primero la Liga y después el Procicat den el visto bueno. Si todo va bien, ya podría haber aficionados en el Barça-Atlético de Madrid del sábado 8, un duelo clave para decidir el campeón, con un aforo del 25% (casi 25.000 aficionados).

Desde el Barça piden prudencia y aseguran que todavía no tienen ninguna comunicación oficial. Ahora bien, son optimistas. Explican que están "preparados" y que tan pronto les den permiso, abrirán las puertas. Habrá sorteo de entradas, acceso por franjas horarias, agrupaciones por grupos burbuja y asignación por zonas y no en el asiento que habitualmente tenía el abonado. El ARA ha tenido acceso al protocolo que usará la entidad una vez se permita que el público vuelva a poner voz al fútbol. Es un documento que se había elaborado inicialmente para el Barça-Napoli de Champions y que se ha ido puliendo hasta el día de hoy. "Está todo preparado. Solo nos tienen que decir qué día y cuánta gente".

Sorteo de entradas

Antes de empezar la temporada, el Barça pidió a los socios abonados si querían conservar el asiento para este curso o bien si preferían liberarlo y que no se les cobrara la cuota. En esta fase inicial, solo tendrán acceso al campo los que mantuvieron la localidad. Pero como son más que las entradas disponibles, el club hará un sorteo entre todas las solicitudes, que calculan que serán muchas. En las oficinas piensan que, inicialmente, se podrá acoger a entre 10.000 y 25.000 forofos.

Entrada y salida por franjas

En el momento de adquirir la localidad, el Barça especificará una hora de entrada, para minimizar las aglomeraciones. El acceso al recinto no preocupa, ni al club ni a las autoridades. En cambio, "sí que genera más dudas la salida, por la tradición de muchos forofos de marchar antes de que acaben los partidos", confiesan. En el protocolo diseñado, los forofos tendrán que estar en sus localidades hasta que reciban el aviso.

Sin test de antígenos

En el primer borrador, el del Barça-Napoli del año pasado, se había puesto sobre la mesa la opción de hacer tests rápidos a los asistentes. Una propuesta que se veía con buenos ojos porque, "además de garantizar un acceso más seguro, también servía de cribaje masivo para detectar posibles positivos". Finalmente, la opción ha quedado descartada, sobre todo por "cuestiones logísticas". Sí que se está considerando tomar la temperatura a los asistentes, y se da por hecho que será obligatorio llevar mascarilla en todo momento. Estos detalles los determinará el Procicat.

Se permiten los grupos burbuja

"Si alguien va al fútbol con la pareja o con un hijo, no les haremos sentar a dos metros", comentan desde el club. El protocolo establece que, más allá de los socios que vayan solos, también haya agrupaciones por grupos burbuja. Estos casos se tendrán que indicar en el momento de solicitar la entrada. Cuando esto pase, los socios firmarán un documento donde tendrán que asegurar, bajo su responsabilidad, que las personas son convivientes. El club quedará exento de responsabilidad.

No será la localidad habitual

Debido a las restricciones y la obligación de mantener la distancia de seguridad, los socios no se sentarán en su localidad habitual, pero sí que estarán en su zona (lateral, tribuna, primera grada...). Los aficionados tendrán que cumplir escrupulosamente esta norma. También se les pedirá que eviten moverse por el estadio, por ejemplo, para ir al lavabo, si no es estrictamente necesario.

Programa informático especial

El regreso de los aficionados queda pendiente del visto bueno de la Liga y de las condiciones que acabe imponiendo en cuanto al aforo y la distancia entre aficionados: cuántos asientos y filas ha de haber entre cada seguidor. Es un tema extremadamente complejo a nivel logístico. Por eso el club ha elaborado un programa informático que, una vez incluidos estos parámetros, se encargará de distribuir las localidades y los grupos burbuja por el campo de manera automática. Los parámetros se irán modificando a medida que disminuyan las restricciones.

Sin restauración

Otra vía de ingresos es la restauración, pero ahora mismo "parece difícil" que la Liga lo autorice. Por lo tanto, desde el club trabajan con la hipótesis que no se podrán vender ni bebida ni comida. También es posible que no se autorice ni comer ni beber en el estadio, porque implicaría quitarse la mascarilla. Estos detalles se decidirán en las próximas semanas.

stats