Economía 30/04/2022

CaixaBank sigue al alza y obtiene unas ganancias de 707 millones en el primer trimestre

La entidad ha constituido un fondo de reserva de 214 millones por el impacto económico de la guerra de Ucrania

Daniel Martín
3 min
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, durante la presentación de los resultados de la entidad durante el primer trimestre del 2022, celebrada este viernes en Valencia.

ValenciaCaixaBank ha obtenido unas ganancias de 707 millones de euros en los tres primeros meses de 2022 y suma un nuevo trimestre acumulando beneficios. El dato supone un 21,9% más respecto al mismo periodo del año pasado si se suman las ganancias de CaixaBank y Bankia, que entonces fueron 580 millones. Si comparamos solo con los beneficios de la entidad catalana –que se elevaron hasta los 514–, se han incrementado un 37,6%. Del mismo modo, si tenemos en cuenta los impactos extraordinarios de la fusión –que generó una aportación positiva a efectos contables de 4.300 millones y 28 millones de gastos–, la cifra supone un 85% menos que en el mismo periodo de 2021, cuando CaixaBank ganó 4.786 millones.

Los resultados los ha presentado este viernes el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, en una conferencia de prensa celebrada en Valencia. El banquero madrileño ha aprovechado su comparecencia para destacar que la compañía ha completado casi al 90% las integraciones de oficinas y las salidas de empleados previstas después de la unión con Bankia. También ha confirmado que la entidad presentará su plan estratégico el 17 de mayo en un documento que tendrá que fijar el rumbo del banco "para los próximos tres años".

Sobre la evolución del negocio, Gortázar ha informado que, en los tres primeros meses del año, los ingresos de la compañía derivados de la actividad bancaria han sido de 2.761 millones. El dato supone un descenso del 1,7% respecto a los de 2021, debido a la caída del margen de intereses (-5,4 %) provocada por el entorno negativo de los tipos de interés, en una situación que la entidad confía que el Banco Central Europeo (BCE) resuelva en verano. Para el máximo ejecutivo de la compañía es "sano" que el BCE haya abierto la puerta a una subida de los tipos y confía en que la medida ayude a "controlar" la inflación. El financiero cree que los tipos subirán de forma gradual y que podrían hacerlo hasta tres veces este año y en "cuatro cinco" ocasiones más en 2023.

Provisiones por la guerra de Ucrania

El consejero delegado de CaixaBank también ha explicado que, ante el más que probable impacto económico de la guerra de Ucrania, la entidad ha constituido un fondo de reserva de 214 millones, una situación inversa a la evolución de las provisiones por el coronavirus, que se han acortado en 199 millones: han pasado de 1.395 a 1.196. Otra de las consecuencias del conflicto bélico ha sido la rebaja de las previsiones de crecimiento de la economía española para este año, que CaixaBank ha reducido del 5,5% al 4,2% y al 3,8% para 2023. Se trata de unos cálculos que casi calcan los del Gobierno español, que este viernes ha pronosticado que la economía del Estado se expandirá este 2022 un 4,3%.

En cuanto al impacto de la inflación, Gonzalo Gortázar ha considerado "importantísimo" llegar a un "pacto de rentas" que incluya reducir los márgenes empresariales y los acuerdos sobre la evolución de los salarios, tal como ha defendido esta semana el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Sin embargo, el ejecutivo madrileño ha descartado rebajar la remuneración a los accionistas de la entidad, que este 2022 recibirán entre un 50% y un 60% del beneficio total del grupo. "Estaríamos dando un mal servicio a la sociedad", ha defendido el dirigente financiero, que ha justificado sus palabras por los dividendos que la compañía aporta en la Fundación La Caixa y en el Estado.

50 millones para atender a los clientes de más edad

Sobre el funcionamiento de la entidad, el máximo ejecutivo ha detallado que la compañía no prevé reducir más su plantilla –que supera los 50.000 empleados– y ha defendido el compromiso de CaixaBank con los clientes de más edad. En este sentido, Gortázar ha asegurado que CaixaBank destinará este año 50 millones de euros a financiar un paquete de medidas para luchar contra la exclusión financiera de los más mayores. El banquero ha detallado que la compañía ya cuenta con 1.300 trabajadores especializados en la atención a sus más de 4 millones de clientes séniores y que en 2023 confía llegar a 2.000.

El financiero ha defendido que CaixaBank ha hecho "un esfuerzo importante" para adaptar los cajeros automáticos para que sean de uso más fácil y que la previsión es que todos ellos ofrezcan a sus usuarios la posibilidad de operar con la libreta, que es el medio elegido mayoritariamente por los clientes de más edad. El directivo ha añadido que las sucursales también se han reforzado con 1.450 contratados temporales para ayudar tanto a los clientes séniores como a los procedentes de Bankia a familiarizarse con los servicios de CaixaBank. También, ha dicho, se ha ampliado el horario de caja en oficinas y se han reforzado todos los canales de comunicación con los clientes de más de 65 años.

stats