Aerolíneas
Economía 18/03/2022

Un centenar de pasajeros de Vueling, atrapados desde el lunes en Islandia: "Es una pesadilla"

La compañía les ha cancelado el vuelo de vuelta a Barcelona cuatro días consecutivos a pesar de que el resto de aerolíneas operan con normalidad

3 min
Un avión de Vueling

BarcelonaLo que tenían que ser unas vacaciones idílicas en Islandia para Víctor y su pareja –tienen 25 y 26 años– se ha convertido en una pesadilla. El lunes tenían que volver de Reikiavik a Barcelona con un vuelo de Vueling después de recorrer el país durante una semana con una autocaravana. "Estábamos comiendo cerca del aeropuerto y entré en la aplicación para comprobar que todo iba sobre el horario previsto y la sorpresa fue que nos habían cambiado el vuelo para el día siguiente sin previo aviso", relata Víctor.

Enseguida se pusieron en contacto con Vueling y les dijeron que se había cancelado por las malas condiciones meteorológicas y que tenían que ir al aeropuerto, donde les darían más información. "Nos sorprendió porque no hacía mal tiempo y había aviones de otras compañías que salían y aterrizaban con normalidad", relata.

La primera traba fue que en el aeropuerto no había ningún punto informativo de Vueling y, después de preguntar en el punto de atención al pasajero, les dijeron que había un hombre paseando por las instalaciones aeroportuarias con un cartel en las manos de la compañía catalana. Una vez localizado, les informó que les enviaron a un hotel situado a unos 30 minutos del aeropuerto y en medio de una zona industrial para poder dormir y comer hasta que saliera el vuelo del día siguiente.

Pero al día siguiente el mismo empleado les anunciaba que también se cancelaba el vuelo y los ofrecía la posibilidad o de quedarse en el mismo hotel una segunda noche o ir a uno de más próximo en Reikiavik porque como mínimo pudieran pasear por la ciudad. Víctor y su pareja optaron por la segunda opción, a pesar de que el hotel estaba en peores condiciones.

Cuando se levantaron el miércoles ya no tuvieron ninguna otra noticia del trabajador de Vueling y fue la recepcionista del hotel quien les comunicó que por tercer día consecutivo también se posponía a este jueves y que tenían pagada otra noche con las comidas. "El argumento era el de siempre: causas meteorológicas". Algunos de los pasajeros afectados que no podían faltar más días al trabajo optaron por comprar billetes de vuelta haciendo escala en Amsterdam. "Nosotros no nos podemos gastar 500 euros por persona para volver", argumenta Víctor, que explica que su pareja se acaba de incorporar al mercado laboral después de acabar sus estudios.

Pero este jueves se ha enterado de que el avión tampoco salía, esta vez por un cartel informativo en la recepción del hotel, un cartel que añadía que tenían que dejar el hotel porque estaba lleno y que se alojarían en otro cerca de allí.

Ahora Víctor y su pareja cruzan los dedos porque este viernes a las 18.30 hora local puedan hacer el trayecto hacia Barcelona. "Mañana salen dos: el nuestro y uno a las 15.30 h. En ningún momento nos han dejado escoger la hora, claro", lamenta. "Todo esto es una pesadilla", añade.

Denuncia conjunta

De momento, una treintena de los 96 pasajeros que según Vueling se han quedado atrapados en la capital de Islandia toda la semana ya están preparando una denuncia conjunta contra la compañía. La aerolínea argumenta al ARA que, a diferencia de los otras compañías, sus aviones no están preparados para volar cuando hace mucho viento. "Nosotros, por una serie de limitaciones del avión y de los mismos pilotos, no podemos operar con estas condiciones meteorológicas", explica una portavoz.

Los pasajeros, sin embargo, lamentan la falta de información, puesto que desde el martes ya no han tenido ningún contacto con nadie de Vueling y por teléfono se limitan a decirles que no tienen más información. "Tota la información está en su aplicación", sostiene la portavoz de la compañía.

stats