Economia 03/05/2021

El gobierno español se enreda con la declaración de la renta conjunta

La supresión de la bonificación consta en el plan enviado a Bruselas

3 min
Un ciudadano haciendo la declaración de la renta, en una imagen de archivo.
Disponible en:

BarcelonaLa tradicional duda de las parejas sobre si les sale más a cuenta hacer la declaración de la renta conjuntamente o separadamente puede tener los días contados. El gobierno español ha anunciado a Bruselas en un anexo del plan de recuperación la supresión gradual de esta opción, que en la práctica ofrecía bonificaciones a las familias en los que uno de los dos miembros tenía una renta baja.

Sin embargo, el ejecutivo decía este domingo que esperaría al dictamen de los expertos sobre la reforma fiscal y que evaluaría la medida “sin incrementar la carga fiscal de las familias”, según fuentes mencionadas por unos cuantos medios. Aún así, los anexos del plan de recuperación son vinculantes y de las promesas enviadas a Bruselas dependen los 140.000 millones del plan de recuperación.

“Se incluye la gradual desaparición de la reducción por tributación conjunta mediante el establecimiento de un régimen transitorio”, detalla el documento. La decisión se justifica por el hecho de que la bonificación a las parejas genera “un desincentivo a la participación laboral del segundo receptor”.

Esta bonificación reduce la base imponible en 3.400 euros en parejas no legalmente separadas y beneficia actualmente a dos millones de hogares. Esto significa que uno de los dos integrantes de la pareja cotiza como si cobrara 3.400 euros menos de sus ingresos reales, con una pérdida de recaudación que un estudio del Airef sitúa en 2.300 millones.

Los beneficiarios son ahora mismo 4,2 millones de personas -2,1 millones de hogares-, cosa que supone el 18% de los contribuyentes. El mencionado estudio del Airef afirmaba que la medida no fomentaba la desigualdad, a pesar de que sí indicaba que las principales pérdidas de recaudación se daban entre las familias con más ingresos: “El 10% de la renta principal genera el 19,5% del coste total del beneficio (466 millones de euros)”.

La medida que el ejecutivo de Sánchez quiere eliminar ahora beneficia a los hogares en los que solo una persona obtiene rentas o en los que el segundo tiene unos ingresos muy bajos; en caso contrario, no salía a cuenta hacer la declaración de manera conjunta.

El ministerio de Hacienda, responsable de la propuesta, justifica el propósito para avanzar en la igualdad de género. Según el documento, “un sistema tributario moderno no tiene que servir exclusivamente para procurar unos ingresos que financian el gasto público, sino que tiene que contribuir directamente a potenciar el impacto de las políticas públicas y tiene que servir de catalizador para conseguir transformaciones en ámbitos como la igualdad de género, la atención a la discapacidad, la conservación del medio ambiente y la protección de la salud”.

Diferentes dirigentes del PP cargaron ayer contra la medida y acusaron al gobierno “de asfixiar otra vez” a las clases medias con “una subida de impuestos encubierta”. Desde la izquierda, Iñigo Errejón instaba al gobierno a rectificar para no perjudicar a las rentas bajas.

Una medida para igualar familias

El fiscalista Albert Sagués explica que la declaración conjunta se ideó para compensar a aquellas familias en las que el reparto de las tareas del hogar conllevaba recibir un peor trato de Hacienda, porque una pareja en la que un miembro cobraba 50.000 euros y el otro nada pagaba más que una pareja en la que los dos cobraban 25.000 euros. El experto cree que la medida es razonable si forma parte de un plan para repensar el IRPF y no es solo “un parche” para cuadrar las cuentas públicas.

stats