Economía 24/02/2021

El gobierno español aprobará un paquete de ayudas a pymes y autónomos de 11.000 millones de euros

Sánchez promete 850.000 puestos de trabajo de "calidad" en los próximos tres años

2 min
El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dirigiéndose al atril del Congreso  para hacer balance del estado de alarma.

MadridEl presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles desde el Congreso, donde ha hecho balance del actual estado de alarma, que el consejo de ministros aprobará las "próximas semanas" un paquete de ayudas de 11.000 millones de euros para empresas, pymes y autónomas. A su entender, es una "cantidad importante" de recursos para apoyar a sectores que crecían antes de la pandemia y ahora se encuentran en una "situación extremadamente difícil", como el turismo, la restauración, la hostelería y el pequeño comercio.

La Moncloa concreta finalmente una medida largamente prometida desde el ministerio de Economía y criticada desde la oposición porque llega con tanta demora. Lo que no ha concretado Sánchez, sin embargo, es si será a través de ayudas directas o bien de créditos. Fuentes del ministerio de Economía precisan que serán ayudas directas, tal como detalló la ministra Nadia Calviño desde Bruselas. Sánchez, sin embargo, se ha limitado a indicar que tiene que servir para reforzar la solvencia de los balances, poder hacer inversiones y contratar a trabajadores para iniciar la recuperación económica.

Según fuentes del gobierno español, la mayoría del dinero será para pymes y autónomos y el plan de actuaciones incluirá un fondo para finiquitos y otro para recapitalización de pymes. Actualmente se está cerrando la negociación con el Banco de España y otros bancos y la previsión es que se que el ministerio de Economía lleve el paquete de ayudas al consejo de ministros en marzo.

El error de la salida de la primera oleada

El inicio de la comparecencia de Sánchez en el Congreso se ha dirigido sobre todo a hacer un análisis de la situación económica, en el que ha admitido que la desescalada de la primera oleada del coronavirus fue "demasiado rápida". También ha argumentado que, seguramente, se precipitó por la necesidad de recuperar la economía y la fatiga "emocional" del confinamiento de la primavera.

Ahora bien, ha sacado pecho que desde que empezó la pandemia el gobierno español ha puesto en marcha medidas y ayudas equivalentes al 20% del PIB en menos de un año. Un "ejercicio de protección nunca visto" que, según Sánchez, solo con el pago directo de ERTOs y ayudas a autónomos ha supuesto 40.800 millones de euros, a los cuales hay que sumar 1.016 millones de euros en avales ICO y 24.000 millones de euros para las comunidades autónomas.

850.000 puestos de trabajo "de calidad" en 3 años

En este contexto, Sánchez se ha mostrado convencido de que "la recuperación económica es una esperanza firme", y ha introducido un nuevo concepto. Ha asegurado que estamos al inicio de la recuperación económica pero que también tiene que haber una "recuperación emocional" para que además de avanzar en "un crecimiento sólido" también se "recupere el ánimo y el espíritu".

Otra vez lo ha fiado todo al "plan Marshall" de los fondos europeos, con la promesa de creación de 850.000 puestos de trabajo de calidad en tres años porque todos los proyectos vinculados a estos fondos en colaboración con el sector privado tendrán que ser con el criterio de ocupación de calidad.

stats