Laboral
Economía 01/07/2021

El gobierno español propone un nuevo sistema de ERTE que facilite las reducciones de jornada para evitar despidos

La prestación no consumiría el paro, tal como pasa con los actuales expedientes temporales

ARA
2 min
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ayer durante la rueda de prensa de la comisión de expertos sobre el SMI.

El gobierno español propone crear un nuevo sistema de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) permanentes post-covid llamado Mecanismo de Sostenibilidad del Empleo con trámites más simplificados, según han informado varios medios y han confirmado a la ACN fuentes conocedoras de la negociación. Este mecanismo se podrá activar en caso de imprevistos que impidan la actividad de la empresa y busca facilitar las reducciones de jornada y evitar los despidos.

El ministerio de Trabajo y Economía Social ha hecho llegar una propuesta a los sindicatos que incluye la creación de un fondo ad hoc que dote de ayudas a los trabajadores y a las empresas y que no dependería de la Seguridad Social. La idea del ministerio que dirige Yolanda Díaz es que la base de los cambios legislativos de los ERTE covid se traslade al nuevo mecanismo, mucho más sencillo que los expedientes actuales. La herramienta permitirá reducir la jornada de los trabajadores cuando se pare o se limite la actividad por razones de carácter imprevisible y ajenas a la voluntad de la empresa de manera "preferente" a los despidos.

Según la propuesta gubernamental, la prestación que cobrarían los trabajadores que redujeran la jornada no consumiría el paro futuro, tal como pasaba ahora con los ERTE. En estos momentos, cuando se entra en un ERTE se cobra la parte proporcional que se deja de trabajar del paro. Este fondo creado para dotar al mecanismo también contempla medidas extraordinarias, como por ejemplo bonificaciones o beneficios en materias de prestaciones por desocupación a las empresas que se acojan al nuevo modelo de ERTE. Entre otros recursos, se podría financiar con aportaciones de cotizaciones de los trabajadores.

Se mantienen los antiguos ERTE

El nuevo modelo no implica la desaparición del anterior y los ERTE previos a la pandemia se mantendrían en la legislación y las empresas podrían seguir recurriendo a él. Según la propuesta del gobierno español, hacer uso del mecanismo exigirá a la empresa un compromiso de mantenimiento del empleo, así como de no realizar nuevas contrataciones o externalizaciones y horas extras, tal como ya se ha incluido en los ERTE-covid.

La medida se tendrá que negociar con los representantes de los trabajadores y comunicarla a la autoridad laboral, que será quien autorice o no el mecanismo en caso de que no haya acuerdo con los sindicatos. Esta negociación se enmarca dentro de las conversaciones para modernizar el mercado de trabajo y derogar la reforma laboral que el equipo de Yolanda Díaz, los sindicatos y la patronal tienen que concluir este año.

stats