UE

La eurozona esquiva la recesión técnica por la mínima

La economía de los países de la moneda única crece 0,5 puntos en 2023 en comparación con el año anterior

2 min
Un trabajador de una fábrica de coches en Wolfsburg, Alemania.

BruselasHace tiempo que los tambores de recesión técnica resuenan en la eurozona, pero por el momento los países de la moneda única le esquivan por la mínima gracias a que, tras decrecer 0,1 puntos en el tercer trimestre de 2023, en el cuarto trimestre del año pasado la tasa fue del 0%, según los datos preliminares publicados este martes por Eurostat. De esta forma, la zona euro ha evitado encadenar dos trimestres consecutivos de decrecimiento, que es lo que define la recesión técnica.

Aunque la eurozona ha evitado la recesión técnica por los pelos, en 2023 la economía de los países de la moneda única se ha visto marcada por un crecimiento muy débil. Por lo que respecta al global de 2023, comparado con el curso anterior, la economía de la eurozona creció 0,5 puntos. Y en el primer y segundo trimestre del año pasado el PIB de la zona euro sólo se incrementó 0,1 puntos en relación con los tres meses anteriores.

Una de las economías que más ha crecido durante el cuarto trimestre del 2023 y han contribuido a evitar el decrecimiento de la eurozona ha sido España, que ha incrementado su producto interior bruto (PIB) en 0,6 puntos. Italia, que es la tercera economía del blog, también ha registrado un crecimiento económico de 0,2 puntos. Otros países más pequeños, como Bélgica o Portugal, también han aumentado su economía, en 0,4 y 0,8 puntos, respectivamente.

Estas tasas han logrado amortiguar en gran parte el estancamiento económico de otros grandes Estados miembros la zona euro. Por ejemplo, la mayor economía de la eurozona, Alemania, disminuyó, y en el cuarto trimestre del año pasado cayó 0,3 puntos, después de que el segundo y tercer trimestre se quedara al 0%. Francia, que es la segunda gran economía del euro, también se ha quedado en el 0%.

La eurozona aguanta el golpe

Diferentes autoridades comunitarias, como el propio vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, y los ministros de Finanzas de los Veintisiete, ya han dado por sentado en más de una ocasión que la eurozona entraría en recesión técnica, aunque siempre hayan descartado que pueda ser "profunda y duradera". Sin embargo, la zona euro está aguantando mejor de lo que los mercados y las autoridades financieras esperaban los elevados tipos de interés (ahora al 4,5%) y el frenazo de la actividad industrial de Alemania.

Sin embargo, este inicio de año también se ha visto marcado por la incertidumbre provocada por el conflicto en el mar Rojo, que se suma a lo que genera la guerra de Ucrania y la de Palestina e Israel. Aunque todavía no se ha visto reflejado en la tasa de inflación, que sigue bajando, las autoridades europeas alertan de que es necesario estar dispuestos a las consecuencias del conflicto para evitar que acabe influyendo y provocando un repunte del aumento de precios.

stats