Economía 03/06/2021

El relajamiento de las restricciones dispara la actividad de la industria y los servicios en mayo

España se sitúa al frente del fuerte crecimiento de la zona euro, según el índice de gestores de compras PMI

2 min
La industria sigue sufriendo la pandemia.

BarcelonaEl relajamiento de las restricciones derivadas de la pandemia del covid-19 ha disparado la actividad de la industria y los servicios del sector privado, según el índice PMI de gestores de compra, uno de los principales indicadores avanzados sobre la evolución de la economía. El índice ha remontado en la zona euro, con Irlanda y España al frente.

El crecimiento de la actividad de las empresas en España se ha acelerado en mayo, según este indicador, hasta llegar a su nivel más alto desde noviembre de 2006. El índice PMI subió en mayo a los 59,2 puntos desde los 55,2 del mes anterior. En el sector de los servicios pasó de 54,6 puntos a 59,4, mientras que en la industria creció de 57,7 a 59,4 puntos.

En el caso de la eurozona, el PMI se ha acelerado en mayo hasta máximos desde febrero de 2018, y ha pasado de 57,1 puntos en abril a 53,8 puntos. En cuanto a los servicios, ha aumentado de 50,5 puntos a 55,2, mientras que en la industria manufacturera se ha incrementado de 62,9 puntos a 63,1 punto, un récord en la serie histórica.

Los autores de esta encuesta a responsables de compras que hace la compañía IHS Markit destacan la fortaleza de los pedidos recibidos, tanto en el sector servicios como en el manufacturero, hasta el punto de que durante el mes de mayo algunas empresas han tenido problemas para ponerse al día con los pedidos. Este repunte ha hecho aumentar los pedidos pendientes y se ha tenido que contratar a más personal por cuarto mes consecutivo. En el caso de España, los pedidos aumentaron en mayo al ritmo más alto desde 2015 y también se ha tenido que contratar a más trabajadores.

Aumento de precios

Según la encuesta, las fuertes presiones de los gastos en el sector manufacturero, así como el aumento del coste operativo en los servicios, han hecho aumentar los precios al ritmo más elevado desde 2008. En el caso de la industria, una parte importante de este incremento se ha podido trasladar a los clientes vía tarifes, pero en los servicios la fuerza de negociación de las empresas ha sido inferior y, por lo tanto, no se ha podido traspasar del mismo modo a los usuarios.

"Los datos indican que el sector (de los servicios) está preparado para un rápido crecimiento en los próximos meses, puesto que los clientes y los consumidores están claramente interesados al volver a una cierta normalidad después de la pandemia", ha indicado Paul Smith, economista de IHS Markit, para quien la recuperación seguirá dependiendo del éxito de los programas de vacunación y de la reanudación antes del verano del turismo extranjero con cierta normalidad.

stats