Energía
Economía 14/09/2021

Sánchez recortará los 'beneficios caídos del cielo' de las energéticas para abaratar la factura de la luz

El consejo de ministros de este martes tiene previsto aprobar un plan de choque para acabar con la espiral alcista de la energía

3 min
Torres eléctricas

MadridEl presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha anunciado que recortará los beneficios caídos del cielo de las eléctricas para limitar el precio del gas y rebajar la factura de la luz, según ha hecho público en una entrevista este lunes por la noche en TVE. En concreto, la medida que quiere sacar adelante el ejecutivo español busca confiscar los beneficios extraordinarios o caídos del cielo de las empresas energéticas y redirigirlos a los consumidores con el objetivo de limitar el recibo del gas y reducir así la factura de la luz.

"[Las empresas] se lo pueden permitir y lo redirigiremos a los consumidores", ha apuntado Sánchez durante la entrevista, mientras defendía que "no es razonable" que las empresas energéticas obtengan estos beneficios extraordinarios. Ahora bien, Sánchez no ha concretado cómo llevará a cabo la medida, es decir, qué cantidad de beneficios caídos del cielo recortará para limitar realmente el precio del gas y abaratar la factura de la luz.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ya tenía encima de la mesa (y a punto de tramitarse en el Congreso de Diputados) un proyecto de ley que tiene como objetivo hacer pagar a las eléctricas por los beneficios caídos del cielo. Estas ganancias son los recursos extraordinarios que las energéticas obtienen de energías como la nuclear o la hidráulica (tecnologías más económicas) cuando las venden al precio de la energía más cara que entra en el mercado mayorista, que es la del gas.

Los miembros del gobierno español de Unidas Podemos no han tardado en reaccionar al anuncio de Sánchez. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha afirmado en Twitter que con la medida "el bien común está por encima de los resultados de las grandes empresas". También la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, se ha pronunciado a favor del anuncio y ha defendido el papel de Unidas Podemos para sacar adelante este paquete: "Es una buena noticia que nuestro socio en el gobierno haya aceptado algunas de nuestras propuestas para regular el mercado eléctrico".

Medidas fiscales

La medida forma parte de un plan de choque para poner fin a la espiral alcista de la energía que se aprobará este martes en el consejo de ministros, como ha confirmado Sánchez. También se añaden otras medidas fiscales, anticipadas ya por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y que Sánchez ha confirmado. Por un lado, el presidente español ha afirmado que se prorrogará la suspensión del impuesto de venta de electricidad y la reducción del 5,1% al 0,5% en el impuesto especial de producción de energía eléctrica, hecho que hará que el Estado deje de recaudar 1.400 millones de euros.

La presión social, política y también del socio minoritario del gobierno de coalición (Unidas Podemos) ha obligado al presidente español a no perder más tiempo ante una problemática que, por ahora, no tiene freno: el encarecimiento de la factura de la luz. Además, el compromiso que ha recogido Sánchez es que el precio medio de la factura este 2021 se acerque al de 2018. En este sentido, la portavoz del gobierno español, Isabel Rodríguez, ya apuntó que se aprobarían de manera "inmediata" medidas a corto plazo.

Plan de choque

Hasta ahora, el ministerio de Transición Ecológica había explicado que estudiaba que las empresas con un peso importante en el sector vendieran energía renovable a pequeñas comercializadoras o a empresas industriales a un precio que se fije por subasta de energía primaria. El objetivo es que menos energía se vea arrastrada por el precio del pool, es decir, del mercado mayorista determinado por el precio de la tecnología más cara.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, también quiere fortalecer la cobertura del consumidor vulnerable, aprobar un suministro vital energético (una medida que se planteó en 2019), potenciar el autoconsumo y las comunidades energéticas (una iniciativa que, de hecho, se recoge en el plan de recuperación enviado a Bruselas) y también la modificación de la tarifa regulada o tarifa PVPC, que ahora es muy volátil, puesto que se indexa al precio diario y por horas del megavatio.

Habrá que ver, sin embargo, si toda esta retahíla de medidas se añaden finalmente este martes a las ya aprobadas hasta ahora, como la rebaja del IVA o la suspensión temporal del impuesto eléctrico. Estos cambios se mantienen, pero todavía no han conseguido parar la vorágine de unos precios de la luz sin precedentes.

El coste de la electricidad de media en el mercado mayorista bajará un mínimo 0,47% este martes, hasta situarse en 153,43 €/MWh, un poco por debajo del récord histórico de este lunes, de 154,16 €/MWh. Aún así, el precio de este martes será el segundo más alto de la serie histórica después del del lunes.

stats