Internacional 19/05/2022

Cada 48 segundos muere de hambre una persona en África Oriental

Oxfam Intermón y Save the Children critican la falta de respuesta a la crisis, acentuada por la guerra en Ucrania

2 min
El Abdulahi Farah Isse es un pastor de 27 años de Puntland, Somalia. Al cuerno de África el ganado está muriendo debido a la sequía, y la población es en riesgo de hambre extremo

La peor sequía de los últimos cuarenta años, sumada a la subida de precios de los alimentos por la guerra en Ucrania, ha desembocado en una crisis alimentaria en el cuerno de África. En Etiopía, Kenia y Somalia, cada 48 segundos muere de hambre una persona, según un informe de Oxfam Intermón y Save the Children.

Andrés Conde, director general de Save the Children, ha señalado que están analizando cifras terribles de desnutrición severa y que prevén que habrá cerca de 5,7 millones de criaturas con desnutrición aguda a finales de año. "Ante el aviso de las Naciones Unidas del hecho de que más de 350.000 personas podrían morir si no actuamos, cada minuto que pasa es un minuto más cerca de la inanición", ha asegurado.

El número de personas que sufren hambre extremo en estos tres países se ha duplicado con creces desde 2021. La cifra ha pasado de 10 millones a más de 23. A la vez, en menos de una década el endeudamiento se ha multiplicado por más de tres, lo que obliga a estos países a desviar recursos públicos para hacer frente.

La sequía, agravada por el cambio climático, se ha convertido en el principal factor detrás de esta crisis alimentaria. Las reservas económicas se han visto afectadas, se ha perdido una gran parte del ganado y la salud de las personas se ha resentido. "La situación es desoladora. Tanto las personas como los rebaños están en riesgo de morir. En algunas zonas de Kenia ya se está informando de la muerte de niñas, niños, mujeres embarazadas y personas mayores", ha lamentado Conde.

Las ONG piden una respuesta urgente

Las dos ONG han exigido a los países más ricos, entre los cuales está España, que proporcionen los fondos que reclaman las Naciones Unidas para afrontar la crisis. De momento solo se ha recaudado un 2% de los 4.400 millones de dólares necesarios. "La gente muere de hambre no porque en el mundo falte comida o dinero, sino por una absoluta falta de voluntad política", ha dicho Franc Cortada, director general de Oxfam Intermón. Y ha lamentado que la respuesta no haya sido tan rápida como con Ucrania: "Los países ricos consiguieron movilizar con éxito, y muy justificadamente, más de 16.000 millones de dólares en un mes para dar respuesta a la terrible crisis de Ucrania. Los países pueden movilizar recursos para evitar el sufrimiento humano, pero solo si lo quieren".

stats