Internacional 09/12/2021

Y ahora que se retira de la vida política, ¿qué hará Merkel?

Nuevo despacho y una larga pausa en la vida de jubilada de la ya excancillera

2 min
Angela Merkel en una imagen de archivo

Dortmund (Alemania)Angela Merkel empieza hoy miércoles una nueva vida. Se marcha definitivamente de la cancillería, donde ha estado los últimos 16 años, pero ya se ha hecho poner un despacho como ex jefa del gobierno federal. Es un lugar adyacente al Bundestag, la cámara baja del Parlamento, que ya usó de oficina su padre político, Helmut Kohl, cuando también pasó a ser excanciller, o Margot Honecker, la ex ministra de Educación de la RDA y mujer del jefe de Estado de la extinta Alemania comunista, Erich Honecker. 

Para su despacho, Merkel ha pedido un director, un subdirector, dos jefas de negociado, tres trabajadores y dos chóferes. Sin embargo, no. Merkel no tiene ninguna prisa por volver a hacer política. Al contrario. Lo único que ha avanzado es que, a sus 67 años, se concederá una pausa para pensar con calma qué quiere hacer a partir de ahora. Primero, tiene que mentalizarse de que, ahora, sus tareas en cumbres diplomáticas, en mesas de negociaciones, en reuniones de crisis, en planes de urgencia contra el COVID, las hará otro. “Pero pienso que me gustará mucho esta nueva situación”, ha dejado dicho. En su tiempo libre, intentará “leer algo”. “Entonces se me cerrarán los ojos, porque estaré muy cansada. Dormiré un poco y después veré por dónde aparezco”, comentó hace unas semanas sin ninguna pretensión.

Financieramente, Merkel no se tiene que preocupar, claro, por nada. Como cancillera ha ganado 25.000 euros al mes. Como añadido, ha recibido más de 10.000 euros como diputada del Bundestag, donde ha estado desde diciembre de 1990. Ahora que se despide de su trabajo político, recibirá durante tres meses su salario actual y, después, hasta un máximo de 21 meses, recibirá la mitad en concepto de subsidio transitorio. Su jubilación, contando los derechos pasivos de su actividad como cancillera, ministra y diputada, y de los largos años que ha estado en servicio, será de unos 15.000 euros mensuales.

Merkel no descarta acercarse de nuevo al mundo científico, de donde proviene –es doctora en Física-, o empezar otro trabajo o cargo honorífico. Sobre esto no se ha querido pronunciar.

El ejemplo de los predecesores

Algunos de sus predecesores hicieron carrera en el mundo económico. El socialdemócrata Helmut Schmidt fue en 1982 editor del semanario Die Zeit y presumía de cobrar como conferenciante un mínimo de 15.000 dólares por ponencia. El democratacristiano Helmut Kohl fundó una empresa de asesoramiento político y estratégico. El socialdemócrata Gerhard Schröder levantó más polvareda. A los pocos meses de ser relevado precisamente por Merkel en la cancillería, se puso al servicio de una filial de Gazprom que promovía el gaseoducto Nord Stream por el cual, como jefe del gobierno alemán, había abogado.

De momento, Merkel promete ser más discreta. Como durante su mandato. En una última reunión con la fracción parlamentaria de la Unión Cristianodemócrata ya dijo que seguirá a disposición para cualquier consulta, pero que no dará ningún consejo en público. Merkel se quedará probablemente a corto plazo en Berlín. Su marido, el químico cuántico Joachim Sauer, tiene contrato como investigador sénior en la Universidad Humboldt hasta 2022. Para entonces seguro que la ya excancillera tendrá claro cuál es su nuevo propósito de vida.

stats