PRÒXIM ORIENT
Internacional 21/01/2021

Un doble atentado suicida provoca una masacre en un mercado de Bagdad

Al menos 32 muertos y 110 heridos en el primer atentado en la capital desde el 2017

Cristina Mas
2 min
Explosió a Bagdad

BarcelonaDos terroristas suicidas han matado a al menos 32 personas y han dejado 110 heridos en un doble atentado en un popular mercado de ropa de segunda mano cercano a la plaza Al Tayaran de Bagdad. Se trata del primer ataque que sufre el centro de la capital iraquí desde mayo de 2019 y ha disparado todas las alarmas sobre el regreso a la violencia que martirizó al país desde la invasión norteamericana del 2003 y después con el surgimiento del Estado Islámico, que fue derrotado territorialmente en Irak y en Siria en 2019.

Según han explicado fuentes del ministerio del Interior, el primer terrorista ha atraído a la gente a su alrededor simulando que se encontraba mal y ha detonado la primera bomba. El segundo se ha hecho estallar cuando la gente estaba intentado ayudar a los heridos de la primera detonación. Los heridos han sido trasladados a varios hospitales de la ciudad, que están desbordados por los enfermos de covid-19.

Hasta ahora nadie se ha atribuido la autoría del ataque, pero lleva la marca del Daesh (acrónimo árabe del Estado Islámico), que se atomizó en varias ciudades y pueblos del país por la presión militar norteamericana y de las milicias curdas pero que hace tiempo que intenta recomponerse en las zonas desérticas fronterizas con Siria. A pesar de su derrota, los expertos en antiterrorismo han alertado del peligro de ataques puntuales pero devastadores. Desde 2017 el Daesh no podía penetrar en la zona de seguridad del centro de la capital. "Según nuestra experiencia con ataques terroristas, es casi seguro que esto lo ha hecho el Daesh, cosa que supone un grave adelanto en la capacidad de estos grupos para atentar en la capital", ha dicho al portal Middle East Eye un representante de la Alta Comisión para los Derechos Humanos de Irak. "Lo que ha pasado hoy demuestra claramente la debilidad de los servicios de seguridad", ha añadido.

El Daesh llegó a controlar un tercio del territorio de Siria y de Irak y después quedó reducido a células clandestinas que operan en el desierto que comparten los dos países. Pero en las últimas semanas se ha hecho más presente: el mes pasado mataron a 28 soldados en un ataque en la provincia siria de Deir al-Zor.

El ataque llega en un momento de crisis política en Irak, después de la oleada de protestas de 2019 contra la corrupción sistémica y el sectarismo. El primer ministro, Mustafa al-Kadhimi, elegido para dar salida al malestar de los manifestantes, ha atrasado las elecciones legislativas previstas para junio hasta octubre. Kadhimi, que es un exoficial de inteligencia que ganó prestigio con la lucha contra el Daesh y tiene buenas relaciones con Washington, se enfrenta al rechazo de los partidos y las milicias relacionadas con Irán. Ahora la capacidad de las fuerzas de seguridad para afrontar la amenaza terrorista está cuestionada.

stats