Internacional 04/12/2020

100 días de mascarilla: la primera petición de Biden a los norteamericanos

El demócrata asegura en una entrevista que se vacunará contra el covid-19 tan pronto como se pueda

Ara
3 min
Biden: “Estem en guerra amb el virus i no entre nosaltres”

BarcelonaEl demócrata Joe Biden, presidente electo de los Estados Unidos, tiene pensado llegar con un mensaje muy concreto a la Casa Blanca este 20 de enero. Tal como ha explicado en una entrevista con la CNN, que será emitida esta noche pero que la cadena ya ha publicado parcialmente, una vez empiece su mandato pedirá a todos los ciudadanos del país que lleven la mascarilla 100 días desde entonces. "Solo 100 días de mascarilla, no por siempre jamás. 100 días. Y creo que [si la llevamos 100 días] veremos una reducción significativa [de la pandemia]", ha dicho el futuro mandatario. Si miramos el calendario, 100 días desde su llegada a Washington implicaría acentuar el uso de la mascarilla hasta finales de abril, cuando se espera que la producción y la distribución de la vacuna esté considerablemente extendida y buena parte de los norteamericanos que quieran ya se hayan vacunado.

En este sentido, Biden ha apuntado que en instalaciones federales o redes de transporte interestatal como aviones o autobuses será obligatorio el uso de la mascarilla. También animará a los diferentes estados –que son los que tienen la potestad para implementar medidas más concretas– a fomentar y aprobar esta medida.

El uso de la mascarilla se ha convertido en un asunto político en los Estados Unidos. Al principio de la pandemia, el propio Donald Trump puso en entredicho que fuera eficaz en varias ocasiones. A pesar de que acabó rectificando, su mensaje caló entre una parte de la población, que continúa oponiéndose a la medida. Durante la campaña electoral, Biden ya dejó claro que el uso de la mascarilla sería una condición innegociable en sus Estados Unidos. Trump llegó a burlarse de la medida de la protección que utilizaba su rival en los comicios.

Y ahora el líder demócrata es consciente de que los Estados Unidos vuelven a estar ahogados por el covid-19. El país norteamericano vive su peor momento desde el inicio de la crisis y esta semana se ha llegado a los 200.000 positivos detectados en 24 horas. La media diaria de casos prácticamente triplica el techo que se había tocado en julio, cuando era de algo más de 60.000. También se ha batido el récord de hospitalizaciones y de muertes, 2.907 registradas solo el jueves. Esta semana, Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la principal agencia de salud del gobierno norteamericano, era claro: el país se aboca a vivir "los tiempos más difíciles de la historia de la salud pública”. Mientras tanto, sin embargo, Trump sigue centrado en tratar de revertir los resultados de las elecciones.

Comprometido a vacunarse

A todo eso, y también durante la entrevista con la CNN, Biden se ha comprometido a vacunarse y a hacerlo público cuando el epidemiólogo jefe de la Casa Blanca, Anthony Fauci, anuncie que es seguro hacerlo. Una posición idéntica a la que han mostrado los tres últimos expresidentes del país: Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton. Los tres anunciaron el jueves que se vacunarán cuando esté permitido y que dejarán que las cámaras lo graben para incrementar así la confianza de la población. "Creo que mis tres predecesores han establecido el modelo de lo que se tiene que hacer. Una vez la vacuna se declare segura, entonces obviamente la recibiremos, y es importante comunicarlo al pueblo norteamericano", ha dicho Biden.

Felicitacions republicanas en privado

Biden también ha explicado que varios líderes republicanos ya lo han felicitado en privado por su triunfo en las elecciones del 3 de noviembre. Un hecho que tendría que ser normal pero que no lo es tanto si se tiene en cuenta que el presidente Donald Trump todavía no lo ha hecho porque se niega a reconocer la victoria demócrata. "Ha habido numerosos senadores republicanos que me han llamado en privado y me han felicitado. Y entiendo la situación en la que se encuentran", ha apuntado el demócrata.

stats