Internacional 24/09/2021

¿Existe el delito de sedición en Italia?

El Código Penal italiano contempla la figura de "reunión sediciosa"

2 min
Accés al tribunal de Sassari, donde tiene que declarar Puigdemont.

RomaEn Italia no existe el delito de sedición que prevé el Código Penal español. Está, sin embargo, el delito de asamblea, concentración o reunión "sediciosa", previsto en el artículo 655 del Código Penal italiano, que indica que "quien forma parte de una reunión sediciosa de diez o más personas será sancionado, por el solo hecho de participar, con una pena de prisión de hasta un año". Por "reunió sediciosa" (radunata sediziosa, en italiano) se entiende la reunión que implica "rebelión, hostilidad, excitación ante la subversión de las instituciones públicas". Si quien participa está armado, la pena será de al menos seis meses de prisión. Este delito se ha aplicado hace poco a varias manifestaciones violentas organizadas por grupos neofascistas que protestaban contra la presencia de gitanos e inmigrantes en Roma.

Recientemente, el Tribunal de Roma condenó a seis seguidores del equipo de fútbol holandés del Feyenoord a penas de hasta cuatro años de prisión por los delitos de resistencia al funcionario público, lesiones y concentración sediciosa, por los disturbios protagonizados en el centro histórico de la capital italiana en 2015, durante el partido de la Europa League entre el Roma y el equipo holandés.

Lucha antiterrorista

El Código Penal italiano sí que prevé el delito de subversión del orden democrático, que se aplicó contra los terroristas que operaron en el país transalpino entre los años setenta y ochenta. "Quen promueva, constituya, organice, dirija o financie asociaciones que tengan como objetivo la realización de eventos de violencia con fines de terrorismo o subversión del orden democrático, será sancionado con pena privativa de libertad de 7 a 15 años". En cuanto a las penas, sería este el que más se equipararía a la sedición del código penal español, que puede ser sancionada con hasta quince años de prisión cuando se trata de autoridades públicas.

En caso de que el juez de la Corte de Apelación de Sassari acepte que la euroorden contra Carles Puigdemont estaba en vigor e inicie el proceso de extradición será precisamente la equivalencia entre los delitos previstos en España y en Italia la que juegue a favor o en contra del procedimiento. En Alemania, por ejemplo, cuando Puigdemont fue detenido en 2018 se analizó la equivalencia entre la sedición y la rebelión españolas con el alta traición alemana, pero esta exigía un nivel de violencia que los jueces de Schleswig-Holstein no supieron encontrar en el caso del referéndum del 1-O.

stats