RELLEU A WASHINGTON
Internacional 20/01/2021

El descenso a los infiernos del gendarme mundial

Cronología de los cuatro años de Trump en la Casa Blanca

Cristina Mas
7 min
Donald Trump

BarcelonaEl final del mandato de Donald Trump, marcado por la pandemia, ha sido tan imprevisible como su inicio, con su inesperada victoria. Los cuatro años transcurridos entre un hecho y el otro dejan el legado de una agenda ultra.

2017

Un 'outsider', comandante jefe: un gobierno a golpe de tuit

La victoria de Donald Trump sobre la demócrata Hillary Clinton sorprendió a las empresas demoscópicas y a los expertos. Desde el primer minuto impulsó un estilo de gobierno combativo, imprevisible y rompedor, presentándose como un outsider a quien la fuerza de la gente había impulsado hasta el liderazgo de la primera potencia mundial. Desde el principio se cuestiona qué peso tuvo el apoyo del presidente ruso, Vladímir Putin, en la inesperada victoria. Gobierno a golpe de decreto y de tuit, saltándose todas las convenciones, satanizando a los medios de comunicación, promoviendo mentiras y cuestionando la autoridad de los tribunales. Siete días después de sentarse en el Despacho Oval prohíbe con una orden ejecutiva la entrada en los Estados Unidos de todos los viajeros procedentes de siete países musulmanes.

El negacionismo climático se hace fuerte

Trump se ha convertido en el negacionista en jefe de los Estados Unidos, a pesar de la apabullante evidencia científica sobre el calentamiento global. Después de retirarse unilateralmente del Acuerdo por el Clima de París, en junio de 2017 derogó el plan de Obama para reducir las emisiones y puso a otro negacionista, Scott Pruitt, al frente de la agencia de protección medioambiental. Durante su presidencia se han derogado 80 leyes ambientales.

Un muro contra la inmigración: buscando cabezas de turco

Una de las primeras acciones de Trump en la Casa Blanca fue ordenar la construcción de un muro “grande y hermoso” para blindar la frontera con México de la inmigración latinoamericana. Finalmente las obras se han limitado a la construcción de poco más de 500 kilómetros de los 3.142 que tenía que tener la prometida barrera. Pero sí ha erigido otra muralla menos visible: un laberinto burocrático para los que intenten entrar legalmente en el país, cosa que se ha convertido en una misión imposible. Entre otras barreras burocráticas, el Migration Policy Institute cita la limitación de los visados de trabajo permanentes, las trabas al asilo, el veto a algunas nacionalidades o una drástica reducción de las cuotas de refugiados acogidos. En 2017 también empezó el programa piloto de una de las políticas más brutales de la administración Trump: la separación de los niños de sus padres, que se acabó formalmente en 2018, a pesar de que muchos niños todavía no han podido volver con los suyos. Y todavía queda otro muro mucho más difícil de derrocar: el del racismo, que Trump se ha ocupado de hacer más alto.

2018

Guerra comercial con China: la nueva guerra fría

El 22 de marzo de 2018 Trump anunció sanciones comerciales por valor de 60.000 millones de dólares contra China. En su presidencia ha puesto el auge de Pekín en el punto de mira, una política en parte compartida por los demócratas. En medio de una crisis global, el arsenal estadounidense contra la segunda economía del mundo ha sido diverso: aranceles sobre las importaciones, sanciones contra altos cargos y grandes empresas como Huawei, ZTE o TikTok y una animadversión manifiesta, que ha llegado al extremo de referirse al covid-19 como el “virus chino”. Las tensiones también han sido políticas, en temas como Hong Kong, Taiwán o el Mar del Sur de China.

Con Israel, sin condiciones

El 8 de mayo de 2018 Trump se retiró unilateralmente del acuerdo internacional que garantizaba que Irán no hacía un uso militar de la energía nuclear. Quedaba claro que lo apostaba todo a la línea dura con su socio israelí, que ve en Teherán una amenaza existencial. Con el apoyo del grupo de presión judío y buscando también el rédito electoral en las comunidades evangélicas norteamericanas, Trump ha buscado una política de hechos consumados que ha roto el consenso internacional: el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel o de la soberanía israelí de los altos del Golán y, sobre todo, la aceptación del estado judío por varios países árabes son una política de tierra quemada difícilmente reversible.

Unilateralismo y caos en las relaciones internacionales

En junio de 2018, al acabar la reunión del G-7, Trump no quiso firmar la declaración final conjunta. Era solo el inicio de la política de America First, una mezcla de ultranacionalismo y aislacionismo de un imperialismo en crisis que se ha traducido en caos. “La retirada de los acuerdos e instituciones internacionales se ha convertido en la marca de su política exterior, igual que sus críticas a los aliados europeos y asiáticos de los Estados Unidos, su cordialidad con líderes autoritarios [como el ruso Vladímir Putin o el norcoreano Kim Jong-un] o su desprecio por las violaciones de derechos humanos. El resultado ha sido una reducción de la influencia de los Estados Unidos en la escena internacional”, concluye Richard Haass, del Council on Foreign Relations y asesor de política internacional de la administración Bush hijo.

2019

La estrategia de la polarización: divide y vencerás

Trump se ha dejado tentar por el apoyo más o menos explícito del supremacismo blanco y ha exonerado reiteradamente a asesinos de ultraderecha como los de Charlottesville, Pittsburgh, Poway, El Paso y otras localidades. Los grupos de extrema derecha racista han experimentado un auge sin precedentes durante el último mandato: en 2019 fue el año con más víctimas del supremacismo desde el 1995, cuando Timothy McVeigh mató a 169 personas en Oklahoma. Para el politólogo estadounidense Gary C. Jacobson, Trump, en la segunda parte de su mandato, ha “intensificado la estrategia de movilizar los sentimientos iliberales de su base populista blanca a costa de agravar los conflictos raciales, regionales y partidistas”. Los grupos fascistas y supremacistas –como el que en 2017 protagonizó una marcha en la ciudad de Charlottesville en la que un conductor atropelló a tres personas que se manifestaban en contra de estos grupos– han ganado cada vez más espacio. “Más que unir el país, Trump lo deja tan polarizado con su respuesta a la pandemia como lo estuvo cuando lo sometieron al impeachment. El resultado es la crisis más grave y perturbadora que sufren los Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial, pero casi no ha modificado las líneas de fractura política”, concluye.

Escalada nuclear: Corea del Norte, Irán y los EE.UU. se rearman

El 30 de junio Trump y el autócrata norcoreano Kim Jong-un protagonizaron un apretón de manos de manos en la zona desmilitarizada entre las dos Corees. Pero el republicano acabó abandonando abruptamente las negociaciones con Pyongyang. Fue otro de sus fracasos en política exterior. Corea del Norte hoy tiene más arsenal nuclear, a pesar de la diplomacia personal del presidente norteamericano. Irán, bajo la presión de las nuevas sanciones, también ha mejorado su capacidad de enriquecimiento de uranio. También los Estados Unidos están reforzando su arsenal nuclear: el 2 de agosto de 2019 Washington se descolgó del tratado para la eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance que había pactado con Rusia al final de la Guerra Fría. Con Trump, el gasto de fabricación y mantenimiento nuclear en los Estados Unidos se ha disparado un 50%.

El avispero sirio y el abandono de los curdos

En octubre de 2019, Trump anunció por sorpresa la retirada de las tropas norteamericanas del norte de Siria, cosa que motivó la dimisión de su secretario de Defensa, el ex general Jim Mattis, uno de los muchos miembros de sus gobiernos que se fueron en desacuerdo con las políticas del presidente. Las milicias curdas habían sido aliadas sobre el terreno de los EE.UU. en la lucha contra el Estado Islámico, que había arrastrado a Obama a una nueva guerra, y Trump los dejaba en la estacada. Turquía tenía luz verde para invadir su territorio. Lo explica Joseph Daher, profesor de la Universidad de Lausana: “Tanto con Obama como con Trump la política de los Estados Unidos ha sido favorecer el mantenimiento de las estructuras del régimen sirio y centrarse en la guerra contra el terrorismo. La principal diferencia del enfoque de Trump fue intentar reducir la influencia de Irán en Siria”.

La herida transatlántica: desprecio a la UE y la OTAN

La UE se enfrentó primero al desprecio y después a la hostilidad de Donald Trump, que ha tenido una relación más estratégica con Rusia que con la UE y que no ha escondido su apoyo a los movimientos eurófobos, xenófobos y ultras. En 2018 calificó a la UE de “enemigo por lo que nos hace en el comercio”. Europa perdía al que había sido su principal paraguas de seguridad, y Trump insistía en las cumbres de la OTAN –en plena crisis existencial, que llevó a Emmanuel Macron a hablar de “muerte cerebral” de la alianza– en que los europeos tenían que contribuir más a la factura. El encuentro de 2019 en Londres, en el 70º aniversario de la alianza, se acabó como el rosario de la aurora: Trump canceló su rueda de prensa en el último minuto ofendido por un vídeo en el que algunos dirigentes se burlaban de su estilo.

2020

Pandemia: una gestión nefasta

La pandemia ha sido el segundo factor imprevisto que ha marcado el fin de la presidencia de Trump. La terrible respuesta de la administración Trump al covid-19 (negando la gravedad del virus, resistiéndose a imponer el confinamiento y sin poder garantizar ni el material médico al principio ni ahora la distribución adecuada de la vacuna) deja más de 400.000 muertos y millones de puestos de trabajo perdidos. Trump temía que priorizar la lucha contra el covid-19 amenazaría sus éxitos económicos y sus opciones de reelección. Y se ha encontrado justamente con lo contrario.

Desafío democrático: el trumpismo se queda

“Somos muchos y nos quieren robar las elecciones” es el mensaje que Trump ha repetido durante semanas a pesar de la evidencia de su derrota el 3 de noviembre. “Apología del cortocircuito democrático: el presidente de la autoproclamada mayor democracia del mundo rechazaba el mismo sistema electoral que lo había escogido”, explica Francesco Pasetti, investigador del Cidob. Trump se va, pero el trumpismo se queda. Y Pasetti advierte: “El trumpismo funciona porque se arraiga en los problemas estructurales del actual modelo democrático, que se ha mostrado incapaz de asegurar lo que había prometido: libertad e igualdad para todos. Aunque no se trate de un regreso al autoritarismo clásico, es la reafirmación de la política del miedo y del estado de excepción basada en la exclusión del otro y la debilidad del estado”.

BLM: Estalla la protesta antirracista

El movimiento contra el racismo policial y sistémico en los Estados Unidos ha sido uno de los factores inesperados que han contribuido a la derrota de Trump, que empezó el 2020 como favorito a las elecciones. “Lamentablemente, Trump es el resultado natural de la historia del divide y vencerás en las relaciones raciales norteamericanas”, afirma el reverendo William Barber, un destacado activista por los derechos civiles y miembro de la Campaña de los Pobres, una entidad fundada por Martin Luther King en los sesenta. “La cuestión es que él lo ha llevado al extremo”, añade. El movimiento Black Lives Matter ha demostrado que se puede combatir el racismo estructural y ha generado una expectativa sobre un cambio que ahora presiona al nuevo presidente, Joe Biden.

Cronología

2017

20 DE ENERO

Trump es investido 45º presidente de los Estados Unidos

25 DE ENERO

Se ordena construir un muro antiinmigración en la frontera con México

1 DE JUNIO

Los Estados Unidos se retiran del Acuerdo de París sobre el clima

6 DE DICIEMBRE

La Casa Blanca reconoce a Jerusalén como capital de Israel

2018

22 DE MARZO

Trump anuncia sanciones comerciales contra China

9 DE JUNIO

El presidente retira la firma de la declaración final del G-7

6 DE NOVIEMBRE

En las elecciones de medio mandato, los demócratas ganan en la Cámara de Representantes y los republicanos se consolidan en el Senado

19 DE DICIEMBRE

Trump ordena la retirada de las tropas de Siria y al día siguiente dimite el secretario de Defensa

2019

25 DE ENERO

Se acaba el cierre de la administración más largo de la historia del país, causado por el desacuerdo con los demócratas en la financiación del muro mexicano

18 DE ABRIL

El informe Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016 evidencia las presiones de Trump para tapar el asunto

2020

5 DE FEBRERO

El Senado absuelve a Trump en el proceso de impeachment

25 DE MAYO

La muerte a manos de un policía del afroamericano George Floyd desencadena una oleada de protestas antirracistas

14 DE ABRIL

Trump congela la aportación a la Organización Mundial de la Salud en plena pandemia

27 DE SEPTIEMBRE

El New York Times revela que Trump habría pagado solo 750 dólares de impuestos en 2016

7 DE NOVIEMBRE

Biden gana las elecciones y Trump se niega a reconocer la derrota

stats