Crisi energética
Internacional  /  Europa 13/09/2022

Bruselas pulsa el interruptor: propondrá una reducción obligatoria del consumo eléctrico

La Comisión quiere hacer bajar la demanda energética en general, en horas punta y cuando la generación de electricidad con renovables sea baja

2 min
Ursula von der Leyen, presidente a de la Comisión  Europea

BruselasHace días que Unión Europea y los estados miembros discuten sobre qué medidas tiene que incluir el plan de choque energético que quieren aprobar de forma urgente antes de que llegue el frío a Europa. Finalmente, el viernes pasado, en el consejo extraordinario de los ministros de Energía de los Veintisiete, se firmó un acuerdo de mínimos y, entre otros, se convino la necesidad de reducir la demanda de consumo eléctrico de forma coordinada. A pesar de que esta medida, según apuntaban la semana pasada fuentes diplomáticas, no gustaba mucho a algunos estados si era de cumplimiento voluntario, hoy se ha filtrado un borrador interno de la Comisión Europea en Bloomberg que señala que Bruselas propondrá a los estados que sea de carácter obligatorio.

El ejecutivo comunitario, además de pedir una disminución general del gasto energético, quiere que se reduzca en las horas punta. Cada país tendrá que clasificar como momentos pico tres o cuatro horas al día entre semana en las que haya mucha demanda de electricidad o un mix eléctrico en el que con las energías más baratas, como las renovables o la nuclear, no baste. Es decir, las que los técnicos de Bruselas denominan inframarginales.

Tal como explicó días atrás la presidenta de la Comisión , Ursula von der Leyen, la idea es reducir la demanda de electricidad en momentos en los que se consume mucha porque es cuando se tiene que recurrir más a la energía obtenida a través del gas y, por lo tanto, sube más el precio total del recibo de la luz. Por este mismo motivo, pues, el ejecutivo comunitario también quiere incluir como momentos pico las horas en las que no se puede recurrir mucho a las renovables. Aun así, hoy por hoy no ha concretado qué porcentaje de disminución quiere proponer. Se había planteado, según borradores técnicos filtrados a los medios, un 5% en las horas punta y entre un 10% y un 15% en general respecto al consumo de hace cinco años.

En cuanto a la reducción general del gasto eléctrico, el argumento es que facilitará que la Unión Europea tenga que comprar menos gas ruso y la hará más independiente energéticamente del Kremlin, que ya ha amenazado más de una vez con cerrar el grifo definitivamente. Además, cuanta menos necesidad de gas y demanda hay, más barata sale la factura eléctrica.

Más negociaciones

Con todo, hay que recordar que la propuesta legislativa que está previsto que presente mañana la Comisión no será definitiva. Será necesario que la discutan y la aprueben los estados miembros, es decir, el Consejo Europeo. También tendría que pasar el filtro del Parlamento Europeo, pero todo apunta que Bruselas tratará de encontrar la manera jurídica de saltarse este último trámite para aprobar el plan de choque energético cuanto antes mejor. Por otro lado, mañana o el miércoles, que es cuando Von der Leyen hará el discurso del estado de la Unión en Estrasburgo, seguramente se sabrán más detalles de las medidas que propone Bruselas para afrontar la crisis energética.

stats