Internacional 03/11/2021

El gobierno chino insta a llenar la despensa por si hay "una emergencia"

Entre la pandemia, el incremento del precio de algunos alimentos y la crisis energética, no se sabe del todo el motivo concreto de la recomendación oficial

Mar Bermúdez i Jiménez
2 min
Ciutadans chinos comprando en un supermercado de Hong Kong.

BarcelonaEl gobierno chino ha instado a la población a preparar la despensa por una posible emergencia. El anuncio lo ha hecho el ministerio de Comercio en un comunicado publicado sin más explicación: "tened almacenada una cierta cantidad de artículos de primera necesidad para estar preparados en caso de emergencia". El contexto general del país parece, ciertamente, alarmante: confinamientos constantes por el aumento de casos de covid-19; preocupación por los suministros de verduras después de un periodo de fuertes lluvias que ha estropeado los cultivos y un aumento de precios como consecuencia, y una crisis energética global, entre otros.

El gobierno ha pedido a las autoridades locales que mantengan en circulación las cadenas de suministro y que procuren que los precios continúen estables. Al mismo tiempo, los medios de comunicación estatales han intentado calmar a la población y evitar que se hagan lecturas de pánico y que se genere el caos por compras exageradas en los supermercados.

La función tranquilizadora de los medios de comunicación

El diario nacional The Economic Daily, afín al Partido Comunista, ha matizado que el aviso del gobierno solo pretendía que la ciudadanía estuviera preparada por si había que confinar sus áreas de residencia. De hecho, durante el momento álgido de la pandemia, a principios de 2020, las cadenas de suministro se vieron afectadas por la aplicación de cierres parciales en numerosas partes del país y el bloqueo de muchas carreteras.

China, con la vista puesta en los Juegos Olímpicos de Invierno, que empiezan en febrero, está dispuesta a hacer lo que sea necesario para mantener a raya el coronavirus. Siendo uno de los pocos países que continúan apostando por una estrategia covid cero, que pretende erradicar el virus del todo, continúa aplicando confinamientos estrictos y medidas restrictivas. Pero los datos de contagios diarios en el país son insignificantes: el lunes se detectaron solo 92 nuevos casos de covid en todo el país.

¿Qué más, aparte del coronavirus?

Aparte del coronavirus, China afronta otras situaciones complejas que pueden condicionar la declaración de una emergencia, tal como ha anunciado el gobierno. Para empezar, a pesar de que es habitual que los precios de los alimentos aumenten cuando llega el invierno, el precio de las verduras se ha disparado en las últimas semanas. La presencia de intensas lluvias, inesperadas, ha malogrado los cultivos, hecho que ha provocado que se reduzca mucho la oferta de alimentos y, por lo tanto, que su valor en el mercado se eleve.

Por otro lado, desde el mes de septiembre China empezó a racionalizar el suministro de combustible, limitado a 1.000 yuanes (unos 134 euros) por cliente y día. La decisión fue causada por un incremento importante de los precios al por mayor de la gasolina y el diésel. En el país tampoco hay carbón, y por eso el suministro energético está también en riesgo. Los afectados por los grandes apagones, de hecho, empezaron a utilizar generadores que funcionan con diésel, cosa que hizo la bola de nieve todavía más grande.

stats