Internacional 21/04/2021

Guinea-Conakry, el primer país que aprueba una ley para proteger a los albinos

En unos cuantos países africanos son perseguidos debido a mitos y creencias

Mar Bermúdez i Jiménez
2 min
Un niño albí en un colegio de Kabanga para discapacitados a Kasulu, en la región de Kigoma, donde se alojan cerca de 50 niños y adolescentes albins

BarcelonaGuinea-Conakry se ha convertido en el primer país del mundo que aprueba una ley específica para la promoción y protección de los albinos, que todavía en muchos países son considerados seres sobrenaturales, diablos o personas con poderes mágicos. La ley se aprobó el 6 de abril por unanimidad en la Asamblea Nacional de Guinea, después de años de lucha. Y es que la propuesta inicial databa del 2011, pero el contexto político y electoral no permitió que el texto avanzara hasta el 2018, año desde el que el proyecto de ley estaba en manos de la asamblea.

El albinismo es una condición genética que se caracteriza por la ausencia de melanina en la piel, los ojos y el pelo. Para muchas personas albinas de África, el simple hecho de serlo implica ser estigmatizadas, marginadas, incluso explotadas y víctimas de comercialización. Son un colectivo en peligro. En un continente donde los rituales y las creencias en magia todavía están extendidos, se considera que los huesos de los albinos contienen oro y que utilizar partes de su cuerpo en rituales puede traer buena fortuna, suerte e incluso curar enfermedades. Esta cultura desemboca a menudo en persecución, discriminación, mutilación e incluso asesinato.

La ONU hace años que denuncia que los albinos sufren graves discriminaciones en su vida cotidiana que hacen que tengan dificultades para acceder a la educación y los servicios médicos. La aceptación familiar es habitualmente un problema: a veces miembros de la misma familia les dan la espalda. "La vida de los albinos en Guinea no es fácil. Hay localidades donde los familiares los abandonan y rechazan que el niño entre en casa, así que los encuentras en los mercados, en estaciones de autobús, en la calle", explica a la agencia de noticias Efe Marloye Camara, presidente de la Fundación para la Ayuda y la Inserción Social de los Albinos (Fondasia). Por su parte, Kabinet Camara, presidente de la Unión para el Bienestar de los Albinos de Guinea-Conakry (UBEAG), confiesa: "Personalmente, fui víctima en la escuela y hubo un momento en el que quise irme. Muchas personas que sufren albinismo no lo pueden aceptar. Por eso, en Conakry se ve a muchos pidiendo en la calle o que han abandonado la escuela".

Según el presidente de UBEAG, la disposición más importante de la ley es que prevé la cadena perpetua para los que cometan un crimen contra una persona por su condición de albinismo, como en los casos en los que se rapta a un niño para ofrecerlo en sacrificio o para tenerlo a casa como un amuleto de la suerte. Así mismo, es necesario que la ley sea conocida y tanto la UBEAG como Fondasia prevén realizar campañas de divulgación y talleres para que toda la ciudadanía tome nota. Guinea no dispone de cifras oficiales sobre el número de albinos, pero la UBEAG cuenta con más de 500 miembros. El albinismo tiene una prevalencia en África austral mucho más elevada que en el resto del mundo. Una de cada 10.000 o 15.000 personas presenta falta de melanina, mientras que en Europa la proporción aumenta a una de cada 20.000.

stats