Abusos en la Iglesia
Internacional 04/01/2022

El papa emérito Benedicto XVI encubrió los abusos de un cura en los años 80

Cuando era arzobispo de Múnich trasladó a un clérigo acusado de abusar de menores y no informó al Vaticano

ARA
2 min
El Papa Benet XVI / AFP

BarcelonaEl papa emérito Benedicto XVI, que anunció su renuncia en febrero del 2013, ayudó a encubrir a un cura condenado por abusos sexuales en la década de los 80, cuando era cardenal y arzobispo de Múnich, según un documento eclesiástico que citan hoy varios medios alemanes. El entonces cardenal Joseph Ratzinger, en su condición de arzobispo de Múnich-Freising, tenía conocimiento de que el cura Peter H. había abusado de varios menores, y aprobó su traslado, en 1980, del obispado de Essen al de Múnich-Freising. Después del traslado aprobado por Ratzinger, el sacerdote continuó con los abusos, por los cuales fue condenado en 1986 a 18 meses de prisión, hecho que llevó a los responsables eclesiásticos a trasladarlo de nuevo, esta vez a Garching, en el sur de Alemania.

Ratzinger no solo aprobó el traslado del cura, sino que, además, no informó del caso al Vaticano, como era su obligación, según revela un decreto extrajudicial del Tribunal Eclesiástico de la Archidiócesis de Múnich-Freising del 2016. "Renunciaron deliberadamente a sancionar el delito", dice el texto. Los superiores del cura, de hecho, no investigaron las acusaciones de abuso, sino que le impusieron ir a terapia psicológica.

Joseph Ratzinger "estuvo dispuesto a admitir al sacerdote H. a pesar de tener conocimiento de la situación", es decir, de los abusos, afirma el documento, citado por la cadena pública alemana ZDF y por el semanario Die Zeit. El texto acusa al hoy papa emérito y también a otros responsables eclesiásticos de haber incumplido así su "responsabilidad" ante los "niños y adolescentes confiados al cuidado pastoral".

Respuesta de Benedicto XVI

A través de su secretario personal, el papa emérito ha negado haber tenido conocimiento del historial del sacerdote H. y, por lo tanto, asegura que "no contravino su obligación de informar a Roma", según declaraciones hechas a la misma cadena ZDF.

Peter H. no fue retirado del sacerdocio hasta el 2010, un hecho por el cual el documento también critica al actual arzobispo de Múnich, el cardenal Reinhard Marx, que en 2008 encargó un informe psiquiátrico sobre H. y lo trasladó de nuevo, renunciando así a abrir una investigación interna. En junio del 2021, el papa Francisco rechazó la dimisión del cardenal Marx, que la había ofrecido como gesto ante los abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia católica en Alemania. 

No es la primera vez, sin embargo, que Benedicto XVI es acusado de encubrir abusos sexuales en la Iglesia. Por ejemplo, habría ignorado –y por lo tanto, encubierto– los abusos del cardenal norteamericano McCarrick. Los abusos, de hecho, marcaron su papado, de siete años: fue el primer obispo de Roma que tuvo que pronunciarse sobre el problema, después de tantos años de silencio. En aquellos siete años, las denuncias no pararon de salir a la luz, asediando a un Joseph Ratzinger que no tuvo más remedio que dar la cara y pedir perdón, en nombre de la Iglesia y del Vaticano, a las víctimas.

stats