Misc 02/12/2021

El propietario de I3Ventures, señalado como el cerebro del Barçagate

Un extrabajador de la empresa apunta a Carlos Ibáñez como el ideólogo de la trama de creación de perfiles falsos con la intención de difamar

3 min
Carlos Ibáñez, propietario de I3Venturas

Ciutat de la JusticiaEl segundo día de declaraciones de testigos del Barçagate ha aportado luz sobre cómo eran las tareas que la empresa Nicestream (del conglomerado de I3Ventures) realizaba para el Barça. Según fuentes consultadas presentes en la declaración, Víctor Vallès, extrabajador de la empresa, ha detallado cómo y por orden de quien se llevaban a cabo estos trabajos. Según el testimonio del extrabajador, Carlos Ibáñez, propietario de I3Ventures, fue el ideólogo de la estrategia que llevó a la creación de perfiles falsos con la intención de difamar a personalidades relacionadas con la entidad azulgrana. Durante la jornada también declaró como testigo Maria Vallès, exdirectora de la Fundació del Barça.

Fuentes relacionadas con la acusación sostienen que Vallès ha confirmado en su declaración ante la juez Alejandra Gil que Carlos Ibáñez explicó a los trabajadores, a través de un mapa de perfiles, cómo eran los usuarios que había que crear en las redes sociales. La instrucción era clara: había que contrarrestar las opiniones negativas hacia el club mediante estos perfiles y generar una corriente comunicativa en la red. Para hacerlo, las directrices eran criticar a los que habían estado haciendo oposición contra la junta y enaltecer la imagen de Bartomeu y de su junta directiva.

Con las noticias y las informaciones que se encontraban en la red, los trabajadores de Nicestream creaban contenidos para estas cuentas, algunos en clave de humor, ha dicho el testigo, según fuentes consultadas. Vallès ha afirmado que no había ningún trabajo más relacionado con el proyecto Barça, mientras que fuentes consultadas de la defensa admiten que esto era un 5% de las tareas que se realizaban para el club azulgrana. La responsable directa de las tareas que se llevaban a cabo en la oficina de Barcelona era Michelles Seixas, puesto que Carlos Ibáñez no siempre estaba en la capital catalana. Aun así, las órdenes venían del empresario.

Además, según fuentes consultadas por el ARA relacionadas con la defensa, el interlocutor directo de Ibáñez era Jaume Masferrer, como ya se había apuntado en declaraciones anteriores durante el proceso de instrucción de la investigación. Estas fuentes admiten que la idea de la estrategia a seguir para la tarea a realizar para el club culé recayó en Carlos Ibáñez. Defienden que Bartomeu no es un experto en redes sociales y que, por lo tanto, era necesario que Ibáñez tomara la iniciativa en la fórmula a utilizar para contraatacar las críticas que recibía la exdirectiva azulgrana.

El propietario de I3Ventures, en su declaración, admitió que el contrato con el Barça incluía los perfiles que acabaron difamando a futbolistas. Ante la juez, Carlos Ibáñez explica que su intención era "proteger el club" y que él solo se había reunido con Bartomeu en la primera reunión en la que se llegó a un acuerdo, puesto que de allá en adelante con quien mantenía el contacto era con Masferrer. Ibáñez argumentó, en su declaración en el mes de julio, que en ningún momento la finalidad de las tareas era atacar o difamar a personalidades relacionadas con el Barça.

Los próximos en sentarse ante la juez como testigo serán Albert Asenjo, extrabajador de I3Ventures; Jose Javier Sobrino, jefe de estrategia durante el mandato de Bartomeu; Guillem Graell, exdirector de marca del Barça, y Xavi Martín, exdirector de La Masía.

stats