Política 25/11/2020

El acuerdo ERC y PSOE prevé que Catalunya reciba 2.339 millones de euros en inversiones en 2021

La cifra supone un salto de 100 millones más respecto al proyecto inicial del gobierno español

Gerard Pruna / Aleix Moldes / Quim Bertomeu
4 min
El coordinador nacional d'ERC i vicepresident del Govern, Pere Aragonès, aquest dimecres.

BarcelonaEl acuerdo de ERC y el PSOE para aprobar los presupuestos generales del Estado prevé que Catalunya reciba 2.339 millones de euros en 2021. Tal como explicó ayer el ARA, el aumento de la inversión era uno de los temas que se habían negociado en los últimos días y este miércoles el partido ha hecho públicos los términos del pacto con el gobierno español. Así, este acuerdo prevé que Catalunya reciba 100 millones de euros más de los 1.999,3 previstos inicialmente en el capítulo VI de los Presupuestos Generales del Estado. De este modo Catalunya recibiría 2.099,3 millones de euros de este capítulo, lo que supondría un 17,2% de los fondos que recibirán las comunidades, siete décimas por encima de lo inicialmente presupuestado.

Además, Catalunya recibirá 240,1 millones de euros en transferencias de capital, por lo que la suma total de inversiones y transferencias llegaría a los 2.339,4 millones de euros. Dentro de estos 240,1 millones de euros en transferencias habría 200 millones de euros pendientes derivados de una sentencia del Tribunal Supremo que obligaba al gobierno español a pagar parte de las inversiones comprometidas y no ejecutadas en 2008. En una comisión bilateral entre el gobierno español y la Generalitat se acordó que este pago se fragmentaría en 4 tramos. El primero (estos 200 millones) se tenía que hacer antes, pero no se hizo fruto de la prórroga de los presupuestos del PP de 2018.

El coordinador nacional del partido y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha comparecido este miércoles después de una reunión de la ejecutiva del partido para analizar el acuerdo y lo primero que ha hecho es destacar esta cifras. Según ha explicado, estos 2.339 millones de euros suponen que el porcentaje de inversión del Estado en Catalunya llegue al 19,13%, lo que implica que por primera vez Catalunya reciba una inversión equivalente -incluso un poco por encima- a su peso en el PIB español. Aun así, en términos de contabilidad los 200 millones de euros derivados de la sentencia del Tribunal Supremo no pueden contabilizarse como inversión puesto que son una deuda pendiente.

Sea como sea, los 2.099,3 millones de euros previstos en inversión territorializada suponen un salto importante respecto a las inversiones presupuestadas en los últimos años. Esta cifra que prevé invertir el Estado en Catalunya es la más alta de los últimos años, y duplica incluso la inversión prevista en los presupuestos estatales de 2015. De hecho, tampoco durante los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero se llegó nunca a una inversión presupuestada para Catalunya que superara el 17% de la inversión autonómica, a pesar de que sí se había llegado a este objetivo en algún caso en cuanto a la ejecución. "Es una cifra excepcional", ha asegurado Aragonès.

Así pues, el acuerdo va más allá de los cuatro puntos que anunció ayer el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián -prórroga de la moratoria de los autónomos hasta febrero de 2021, 18 millones de euros de la deuda pendiente en becas, fin de la supervisión de las finanzas de la Generalitat, y lucha contra el dumping fiscal en Madrid-. De hecho, según fuentes consultadas por el ARA, los últimos flequillos del acuerdo los cerró el lunes en Madrid una delegación de los republicanos encabezada por la secretaria general adjunta, Marta Vilalta.

Gestión del ingreso mínimo vital

Así, en la puesta en escena de este miércoles, Aragonès ha revelado algunos detalles más del pacto respecto a lo que se había explicado el martes. Además de estos 2.339 millones de euros en inversiones y transferencias, el coordinador nacional de ERC también ha explicado que han pactado con el PSOE que la Generalitat pasará a gestionar de manera directa el ingreso mínimo vital, una prestación creada recientemente por el gobierno español. Se le transferirán los recursos que después tendrá que distribuir entre los ciudadanos que tengan derecho a ello, pero no tendrá capacidad normativa sobre la prestación.

Para Aragonès, se trata de un buen acuerdo que contribuirá a que "nadie se quede atrás". Finalmente, otro dato nuevo explicado en su comparecencia es que la Generalitat podrá gestionar 596 millones de euros de manera directa de los fondos europeos que lleguen a España para luchar contra la pandemia. De estos, más de 300 serán para políticas medioambientales y 225 en políticas de vivienda. "Es un buen acuerdo para Catalunya", ha insistido el vicepresidente.

Cláusula para vigilar

Uno de los problemas históricos que han denunciado varios partidos catalanes es que el Estado no ha acostumbrado a cumplir los acuerdos presupuestarios con Catalunya. Por este motivo, el pacto con el PSOE incluye una "cláusula" para analizar si el gobierno español cumple con lo que se ha establecido. Así, se prevé que la comisión mixta de infraestructuras Estado-Generalitat se reúna cada cuatro meses para mirar si la inversión comprometida se cumple. Una de las partes del acuerdo que más controversia han generado es la lucha contra el dumping fiscal de Madrid. Aragonès ha explicado que lo que se hará es crear un grupo de trabajo para acabar con la "competencia desleal" entre territorios como por ejemplo en cuanto al impuesto de patrimonio. "Tenemos que romper con esta dinámica diabólica", ha defendido.

Un mes complicado

Ahora se abre un mes hasta que los presupuestos se voten definitivamente en el Congreso. Los republicanos son conscientes de que no será un camino fácil y, según Aragonès, habrá intentos para "desestabilizar" el acuerdo. ERC también usará este periodo para defender que haber pactado las cuentas no supone una renuncia a su proyecto independentista: "Queremos las herramientas de un Estado pero no renunciaremos a conseguir mejoras para la ciudadanía en un momento de tanta angustia", ha concluido Aragonès. También ha intervenido el líder de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que ha apelado a las palabras del último día en que el presidente del partido, Oriol Junqueras, pudo comparecer en el Parlament (enero de este año). "Nuestra obligación es hablar con todo el mundo", dijo. Segons Rufián, han seguido al pie de la letra ese consejo y el resultado ha sido el pacto de presupuestos.

stats