Política 03/09/2021

Aragonès ficha a David Fernàndez para el acuerdo nacional para la autodeterminación

El exdiputado de la CUP formará parte del grupo promotor de la plataforma

3 min
DOS AÑOS DE RECONOCIMIENTO  Desde que entró en  Parlamento , David Fernàndez ha sido uno de los políticos catalanes más muy valorados. En noviembre  fue el dirigente con mejor puntuación.

BarcelonaUno de los compromisos del president, Pere Aragonès, en su discurso de investidura fue poner en marcha el acuerdo nacional para la autodeterminación y la amnistía para escenificar el apoyo a estos reclamos de cara a la mesa de diálogo con el gobierno español. Según ha podido saber el ARA, Aragonès ha fichado al exdiputado de la CUP David Fernàndez para que forme parte del grupo promotor del pacto nacional y en los últimos días ha intensificado los contactos para que se pueda reunir antes del primer encuentro de la mesa de negociación, prevista para la semana del 13 de septiembre. El calendario, sin embargo, es apretado.

Fuentes del Govern admiten que han hecho esta propuesta a Fernàndez porque es una figura muy respetada a muchos niveles del independentismo y que, en definitiva, "une" a muchas sensibilidades del movimiento. Aún así, las mismas fuentes aseguran que el liderazgo del acuerdo no recaerá exclusivamente en el exdiputado, sino que será "un proyecto colectivo" en el que habrá otras caras que también liderarán esta iniciativa. Por lo tanto, el Govern piensa en una especie de grupo promotor del acuerdo nacional en el que varias personas, entre las cuales Fernàndez, serían las encargadas de pilotarlo. Será, en concreto, "el equipo dinamizador de los trabajos previos" al pacto.

Fernàndez fue diputado de la CUP entre el 2012 y el 2015 y tuvo un papel activo en la organización del 9-N. No repitió como diputado y hasta entonces ha hecho política desde las entidades cívicas y sociales, implicándose en el 1 de Octubre y en las movilizaciones a través de plataformas a favor de la no-violencia como En Peu de Pau. En las últimas elecciones del 14 de febrero, sin embargo, estuvo a punto de dar el paso de nuevo a la política activa: los cuperos le ofrecieron encabezar la candidatura, pero finalmente declinó la propuesta por las dinámicas internas de la formación anticapitalista.

El lunes, en una entrevista a Els matins de TV3, Aragonès aseguró que estaba impulsando el grupo promotor para el acuerdo nacional para la autodeterminación y aspiraba a un "acuerdo sólido". "No se trata de hacer una foto de no sé cuántas entidades un día antes de reunir la mesa de negociación, sino de que vaya acompañando a lo que es la negociación con el Estado como al diálogo dentro de Catalunya", afirmó.

La idea del Govern es aglutinar a los partidos y agentes sociales y económicos del país que son partidarios de la autodeterminación, tal como ya se hizo en 2014 antes de la consulta del 9-N con el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir (en ese momento lo presidió el expresidente del Parlament Joan Rigol) y en 2017 con el Pacto Nacional por el Referéndum, pilotado por el actual conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, antes del 1 de Octubre. El planteamiento ahora es que este acuerdo sirva para presionar al gobierno español con la negociación que tiene que abrir con la Generalitat sobre el conflicto político.

Las entidades, sin propuesta

Antes de las vacaciones de verano se hicieron las primeras reuniones entre Junts per Catalunya y la CUP para poner las bases de cómo tiene que ser el acuerdo nacional para la autodeterminación, pero no está claro que los trabajos lleguen a buen puerto antes de la cumbre con la Moncloa. Según las fuentes consultadas por el ARA, los primeros trabajos han sido escoger las caras visibles de la nueva plataforma, pero todavía no se han oficializado las invitaciones a partidos y agentes económicos y sociales. Desde los sindicatos y los comuns aseguran que el Govern todavía no ha contactado con ellos, tampoco con la ANC y Òmnium.

Uno de los riesgos de Aragonès es, de hecho, que se sumen menos actores a este acuerdo nacional que en los anteriores. Tal como explicó este diario, Comisiones Obreras (CCOO) ya avisó de que esta vez no participaría, puesto que considera que ahora es el turno de la política institucional. Esto generó tensiones dentro de CCOO, puesto que el sector independentista, a pesar de que es minoritario, censuró las declaraciones de su líder, Javier Pacheco.

stats