Política 10/06/2022

Argelia niega haber detenido las relaciones comerciales con España y garantiza el suministro de gas

La UE avisa a Argel que está a punto para "hacer frente" a cualquier "medida coercitiva"

3 min
Borrell en una imagen reciente, en Bruselas

MadridPulso diplomático entre Argelia, la Unión Europea y España. El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha acusado al país norteafricano de "violar" el acuerdo de asociación con la UE y Argel ha replicado asegurando que no ha incumplido ningún compromiso con las instituciones comunitarias, que Bruselas se ha "precipitado" poniéndose junto a España y que no ha cortado las relaciones comerciales con este país. "En relación con la supuesta medida del gobierno [argelino] de parar las transacciones corrientes con un estado miembro, solo existe en la mente de quien la reclama y de quien se ha apresurado a estigmatizarla", ha afirmado la misión de Argelia ante la UE en un comunicado. Sobre el gas, ha afirmado que las empresas cumplirán sus obligaciones contractuales.

Ha sido la respuesta al aviso que pocas horas antes había lanzado la Comisión Europea en un comunicado firmado por el alto representante de la política exterior de la UE, Josep Borrell, y el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, que advertían que están a punto "para hacer frente a cualquier tipo de medida coercitiva" que Argelia tome contra un estado miembro. La UE vive con "máxima preocupación" los movimientos de Argel en respuesta al giro español con el Sáhara Occidental, dice el texto, y considera que congelar las operaciones comerciales con España, "en principio", podría vulnerar el acuerdo de asociación de Argelia con la UE.

"Lamentamos la precipitación con que la Comisión Europea ha reaccionado, sin consulta previa ni verificación con el gobierno argelino ante la suspensión por parte de Argelia de un tratado político bilateral con un socio europeo, en este caso España, sin asegurarse de que la medida no afecta directa ni indirectamente los compromisos del acuerdo de asociación Argelia-UE", discrepa la delegación africana. Y es que lo que trascendió el miércoles es una orden en los bancos del país para congelar el dinero proveniente de importaciones y exportaciones con España, pero no una suspensión directa de las relaciones comerciales. Consultado por el ARA, el ministerio de Exteriores no ha querido valorar la respuesta de Argelia y se remite a las declaraciones previas de Albares.

España y la UE, de la mano

El gobierno español ha conseguido el apoyo de la diplomacia europea en este nuevo frente abierto con un socio estratégico al otro lado del Mediterráneo. "Hemos estado de acuerdo en que queremos el diálogo y que no daremos ninguna excusa para ninguna escalada. Es evidente que las instituciones europeas tienen herramientas e instrumentos para hacer frente a cualquier situación", ha expresado el titular de Exteriores, después de reunirse con Dombrovskis en Bruselas. De momento, ha evitado decir si el siguiente paso es forzar un arbitraje, tal como recoge el acuerdo de asociación con la UE en caso de incumplimiento.

Albares ha procurado dejar claro que el entorpecimiento de las relaciones comerciales de Argelia con España es una decisión "unilateral" del país del Magreb. "El gobierno español no ha tomado ni una decisión que afecte a Argelia ni ha pronunciado ninguna palabra que provoque una escalada", ha subrayado. En este sentido, ha reiterado la voluntad de recuperar una relación basada en "la amistad, el respeto mutuo y la no-injerencia en los asuntos internos". "España desea tener las mismas relaciones con Argelia que con el resto de países vecinos", ha añadido. Un ejemplo sería Marruecos, con quién Albares ha empezado a reconducir la crisis diplomática iniciada el año pasado con la acogida del líder del Frente Polisario en un hospital de Logroño.

Precisamente este viernes el portavoz del gobierno de Rabat, Mustafa Baitas, ha destacado que la hoja de ruta pactada entre su país y el gobierno español está avanzando a un "ritmo muy satisfactorio". La reconciliación con el régimen de Mohammed VI fue posible gracias a la carta de Pedro Sánchez en que asumía la propuesta de autonomía para el Sáhara Occidental como la "base más seria y realista". Argelia, en cambio, defiende la autodeterminación del pueblo saharaui para erosionar Marruecos, con quien está enfrentado.

En el consejo de ministros hay miembros que admiten un "error de cálculo" en todo ello, según publica El País, y Albares se ha mostrado abierto a aceptar "todo tipo de opiniones", pero ha querido desvincular la decisión de Argelia del cambio de posicionamiento español sobre el Sáhara Occidental. "No se tienen que mezclar las cosas", ha reclamado, y ha criticado la "deslealtad" del PP después de que los de Alberto Núñez Feijóo pidieran la comparecencia del presidente del gobierno español en el Congreso. "Me quedo perplejo. Hay momentos que en debates internos somos gobierno y oposición. Pero hay momentos que tenemos que ser España", ha afirmado.

La Fiscalía se querella contra la delegada del gobierno español en Ceuta por la expulsión de 55 menores marroquíes el verano pasado

Los problemas vinculados a las crisis diplomáticas con Argelia y Marruecos se acumulan. Este viernes la Fiscalía ceutí ha presentado una querella por un delito continuado de prevaricación administrativa contra la delegada del gobierno español en la ciudad autónoma, Salvadora Mateos, y contra la vicepresidenta del ejecutivo local, María Isabel Deu, por la expulsión de 55 menores marroquíes el verano pasado. Habían llegado nadando el mes de mayo en una operación de Marruecos de venganza contra España por la acogida del líder del Frente Polisario. El ministerio público considera que se "omitieron de manera voluntaria y consciente las disposiciones legales y el procedimiento establecido" para la repatriación de los menores, dado que Ceuta se vio "desbordada" por la cantidad de migrantes que habían llegado. De hecho, la justicia ya tuvo que paralizar las devoluciones porque se estaban haciendo de manera ilegal.

stats