Corrupción
Política 09/03/2021

Bárcenas implica a Rajoy ante el juez en el cobro de sobresueldos en el PP

El ex tesorero revela una oferta de 500.000 euros del PP a cambio de manipular los papeles sobre la caja B

Ot Tarragona Roca
3 min
El extesorero  del PP Luis Bárcenas, declarante al juicio sobre la caja B del PP

San Fernando de Henares"Aparecen a los papeles, pero si quiere los nombro: Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Rodrigo Rato, Javier Arenas, Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, Jaime Mayor Oreja, Federico Trillo". Así es como el ex tesorero del PP Luis Bárcenas ha explicado, con naturalidad, quién recibía sobresueldos en negro en el PP cuando él era primer gerente y después tesorero de la formación conservadora. A sus documentos publicados en El País en febrero de 2013 decía M. Rajoy y la justicia todavía no ha determinado si se trata del ex presidente del PP -ninguna de estas personas está siendo ni ha sido investigada por la financiación irregular del partido y su enriquecimiento personal con dinero negro.

Pero Bárcenas está decidido a tirar de la manta, sin mucho que perder porque ya está condenado por la primera época de la Gürtel y ahora se enfrenta a un nuevo juicio en el que él y el ex gerente Cristóbal Páez cargan con la presunta culpabilidad de haber financiado con dinero negro las obras de la sede de la calle Génova, 13, de la cual ahora Pablo Casado quiere huir para dejar atrás la sombra de la corrupción. El ex tesorero del partido ya dio un golpe de efecto con la confesión de principios de febrero de este año enviada a la Fiscalía, y los últimos días, en algunas declaraciones en otras causas en fase de instrucción, ha ido alimentando sus acusaciones a ex dirigentes del PP, como la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre.

En su primera respuesta, Bárcenas ha ratificado su declaración de 15 de julio de 2013 ante el juez Pablo Ruz, donde todo empezó. En aquella declaración el ex tesorero explicó el funcionamiento de la caja B ante el magistrado, que iba repasando una por una sus anotaciones: denominaba el nombre de un empresario, Bárcenas lo ponía en contexto y explicaba qué operaciones se habían cerrado, especialmente donaciones. Aquel día también dio por buenas las informaciones que se habían publicado en El País, tal como ha hecho este lunes en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. Unos días antes había entregado él mismo la documentación al ex político Jorge Trias Sagnier, que reconoció haberla facilitado al diario.

El ex tesorero ha revivido casi ocho años después esta escena, a pesar de que en unas circunstancias muy diferentes. Bárcenas no ha escondido su fijación por socializar la responsabilidad y se ha centrado especialmente en Rajoy. En su interrogatorio, ha recordado que hay un documento manuscrito reclamado por el ex tesorero Álvaro Lapuerta en el que aparece el nombre del ex presidente del PP, a pesar de que en el original no salía. Bárcenas ha explicado que el que entregó a su superior se lo "inventó" porque, según ha dicho, Lapuerta "quería que figurara como preceptor y quería que se viera retratado en el papel que estaba a punto de recibir". El acusado ha hecho mención de un movimiento mientras él fue tesorero (a partir de 2008): dos entregas de 25.000 euros en sobres a Rajoy y Cospedal con dinero procedente de una donación de 50.000 euros vinculada a un embargo de 70.000 euros como consecuencia de una deuda del partido en Pontevedra.

El fiscal se ha mostrado muy insistente en algunas imprecisiones de los documentos sobre la contabilidad paralela, y podría haber habido más. Bárcenas ha revelado que, después de que se publicaran los papeles en El País, el abogado del partido Javier Iglesias lo citó a una reunión en la cual se le ofreció 500.000 euros en negro a cambio de manipular los documentos. Él lo rechazó y ha dicho que pidió 975.000 -sin ocultarlos a Hacienda - como indemnización por su despido. En el primer tramo del interrogatorio, antes del receso, el nombre de Rajoy ha planado sobre muchas de las preguntas y respuestas, hasta el punto que el presidente del tribunal, José Antonio Mora, ha tenido un lapsus cuando ha dictado la pausa : ha pedido a los funcionarios policiales que acompañaran el "señor Rajoy" a salir de la sala en lugar de decir "señor Bárcenas".

El tribunal rechaza el careo

En principio, en fechas posteriores, Rajoy sí que sentará a declarar ante el tribunal, pero como testigo. Los jueces han aceptado la prueba solicitada por las partes, entre los testigos de las cuales está el ex presidente del PP. El abogado de Bárcenas, Gustavo Galán, pidió anticipadamente en la fase de cuestiones previas que se celebre un careo entre Rajoy y su cliente, ante la hipótesis de que cuando el ex presidente del gobierno español declare ofrezca una versión opuesta a la del ex tesorero . El tribunal, sin embargo, ha rechazado este careo al considerar que es una diligencia más propia de la fase de instrucción y que, en todo caso, no le corresponde a un abogado defensor valorar la contradicción que se pueda dar en las declaraciones que se produzcan durante el pleno.

Reconoce irregularidades en las obras de Génova y la compra de acciones de 'Libertad Digital'

La segunda parte del interrogatorio del fiscal Antonio Romeral ha girado alrededor de las obras de reforma de la sede de Génova y la compra de acciones del medio Libertad Digital, que es lo que realmente se juzga en la causa. Bárcenas no ha tenido problemas en reconocer que Lapuerta y él eran conscientes de que estaban "actuando irregularmente conforme a las normas generales". Bárcenas ha relatado que los dos infractores comunicaron a Álvaro Urquijo, uno de los socios de la empresa Unifica, que realizó los trabajos en la sede del PP, que había que aceptar que una parte del pago fuera en "contabilidad extracontable". Urquijo y su socia, Belén García, ambos acusados, acabaron aceptando si era una "cantidad razonable".

Bárcenas no ha reconocido algunas facturas y certificados, y de algunos en los que aparecían anotadas cifras inferiores a las presupuestadas afirmó que era así porque la diferencia se pagaba en negro. Al respecto ha desvinculado al ex gerente del PP Cristóbal Páez, también acusado, y ha circunscrito su papel en el seguimiento de las obras, pero no a la vertiente económica. Preguntado por si el entonces secretario general, Ángel Acebes, conocía el método de pago, ha dicho que lo desconoce porque era Lapuerta quien mantenía la comunicación con él.

En cambio, sí ha aseverado tener constancia de que Acebes promovió la compra de acciones de Libertad Digital. Bárcenas ha descrito un mecanismo complejo en el que se pidió a personas de confianza que se ofrecieran a adquirir en su nombre títulos del medio de comunicación, entre las cuales su mujer, Rosalía Iglesias. Ellos hacían una transferencia al partido y se les devolvía el dinero en efectivo proveniente de la caja B. Lapuerta fue otro de los que suscribieron la compra de acciones y consta en los papeles de Bárcenas un ingreso a su antiguo jefe con fondos de la contabilidad paralela que, según dijo, no le consta que fueran devueltos.

stats