Política 21/02/2022

Casado se atrinchera y desafía a los barones

Convoca una Junta Directiva el lunes para medir fuerzas con los críticos

6 min
Pablo Casado, este viernes en Madrid

MadridDespués de diez horas de reunión, Pablo Casado intenta ganar tiempo y convoca una reunión de la Junta Directiva, el máximo órgano del partido -que aglutina 550 miembros- para el lunes de la semana que viene. Reta, así, a los barones y a los cargos territoriales que le han pedido la dimisión a medir apoyos y se niega a ceder a esta presión. Pablo Casado se atrinchera mientras a su alrededor la presión porque dé un paso al lado se intensifica. Desde las once de la mañana que el líder popular está reunido con su comité directivo para decidir su siguiente paso a hacer en la guerra de posiciones en la que ya se ha convertido la batalla con Isabel Díaz Ayuso. Precisamente, la presidenta madrileña se ha aliado con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para exigir a Casado que mueva ficha y ponga el liderazgo del partido a debate de la militancia. De hecho, según publica El Periódico, los dos barones habrían hablado este domingo para acordar una estrategia conjunta de presión a Casado.

Desde que ha estallado la crisis en el partido, los barones han sido los más explícitos a la hora de pedir a la dirección hacer movimientos para rebajar la tensión. El nombre del secretario general del partido, Teodoro García Egea, ha estado en la diana de la mayoría de dirigentes territoriales, porque lo responsabilizan de haber llevado hasta el límite la guerra con Ayuso. Casado, sin embargo, se ha resistido hoy por hoy a dejarlo caer. Es más, según ha informado la Cadena SER y ha confirmado el ARA , el secretario general del partido está intentando reclutar apoyos de diputados afines a Casado para valorar el grado de apoyos que tiene la actual dirección. Según apuntan algunas fuentes al ARA , sin embargo, "con un éxito limitado".

Casado había convocado a diputados, senadores y diputados provinciales durante toda la tarde. Ramon Herrera es uno de los parlamentarios que ha ido hasta la sede de la calle Génova para mostrar su apoyo a Casado. Los partidarios que defienden que el líder popular continúe al frente del partido defienden que la presión de los barones para hacerlo caer no se traduce con apoyos internos, sino que creen que es Casado quién continúa teniendo el aval mayoritario de los cuadros internos. Con todo, la presión de los afiliados continúa a la alza y este lunes un grupo de militantes han difundido una carta por piden designar una gestora y convocar un congreso extraordinario.

El equipo de Casado, además, también se habría agrietado, porque según publican algunos medios como El Mundo , algunos miembros habrían pedido explícitamente a Egea que dimita, como la presidenta del comité electoral, Belén Hoyo. Desde las 11 de la mañana (solo han parado para comer) que Pablo Casado está reunido con la dirección del partido –formada por vicesecretarios y los portavoces del Congreso y el Senado – con un único tema sobre la mesa: la crisis desatada en el partido a raíz de la batalla con Isabel Díaz Ayuso. A pesar de la expectación mediática a las puertas de la sede, solo dos miembros de la dirección se han dejado ver a la entrada: el vicesecretario de comunicación, Pablo Montesinos, y la responsable del comité de garantías, Andrea Levy.

Aumenta la presión de los barones

A medida que han ido pasando los días y la crisis se ha ido haciendo cada vez más grande, la presión por cesar a Egea se ha ido redirigiendo también a Pablo Casado. "No puede quedar gratis este perjuicio en la Comundad de Madrid", ha avisado este lunes Isabel Díaz Ayuso, que ha vuelto a cargar duramente contra la dirección de Casado después de haber estado todo el fin de semana en silencio. La presidenta ha exigido al líder popular un giro de timón en el partido, pero se ha descartado para liderarlo -a pesar de las peticiones de los centenares de militantes que se manifestaron el domingo ante la sede de Génova-. Ayuso se ha remitido a las palabras que ya pronunció en la convención de Valencia, donde aseguró que su lugar está en Madrid y que no aspira a tomarle la silla a Casado. "Mi lugar es Madrid y quien ha intentado ver aquí una guerra de intereses entre Ayuso y Casado, se equivoca. Mi lugar es Madrid y lo continuará siendo", ha afirmado.

Con Ayuso auto descartándose de la carrera para liderar el PP, todas las miradas se centran ahora en la vía Feijóo. El presidente de la Xunta es uno de los barones que más se han hecho oír desde que ha estallado la crisis en el partido. Ya el viernes pidió a Casado que convocara a la presidenta madrileña a una reunión para intentar reconducir la situación. El líder popular le hizo caso, pero del encuentro no salió ningún acuerdo y viendo el inmovilismo de Casado, Feijóo ha intensificado su presión.

El presidente gallego le ha urgido a tomar "decisiones" que pongan fin a la situación de "colapse" que vive el partido. Unas decisiones que el mismo dirigente gallego ha admitido "que no serán fáciles", pero que considera que se tienen que tomar de "manera urgente". Feijóo no ha querido hacer pública la receta que ha hecho llegar a Casado por "lealtad" al presidente popular y no ha especificado si es partidario de la convocatoria de un congreso extraordinario para hacer un cambio de liderazgo, o si la solución pasa por cesar a su mano derecha, Teodoro García Egea. Tampoco lo ha aclarado Ayuso, que se ha limitado a pedir "un giro absoluto" en el liderazgo del PP. "El partido se está desangrando", ha admitido.

Alejandro Fernández rompe su silencio

En la misma línea, desde Andalucía, la secretaria general de los populares andaluces, Loles López, también ha pedido una "solución rápida" a la crisis. También lo ha hecho el aspirante a la presidencia de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. Fernando López Miras, presidente de Murcia, continúa siendo el único barón que cierra filas con la dirección. A la presión de los dirigentes territoriales se ha sumado este lunes también la voz del presidente del PP en Catalunya, Alejandro Fernández. Desde que se había desatado la crisis, Fernández se había mantenido en silencio. Hasta hoy, cuando ha hecho un tuit donde se ha puesto junto al resto de barones y ha pedido a Casado tomar "decisiones drásticas que den la voz al afiliado ya". Es decir, que el líder popular avance el congreso previsto para julio.

Es relevante la posición de Fernández para evidenciar cómo Casado ha ido perdiendo apoyos desde que es presidente. El líder de los populares catalanes accedió al cargo apadrinado por el actual presidente estatal, pero su relación se ha ido deteriorando con el paso de los meses por la gestión que ha hecho Teodoro García Egea del partido. En Cataluña, el secretario general ha llenado de gestoras las cuatro demarcaciones catalanas.

Almeida se plantea dejarlo

El último movimiento en el marco de esta crisis es el que habría hecho el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que habría mostrado su intención de dejar el cargo de portavoz del partido, según ha publicado el diario Abc. Fuentes de su entorno, sin embargo, evitan confirmar que el alcalde quiera plantear este escenario en la reunión de este lunes. "No hará nada que no esté consensuado con la dirección", apuntan las mismas fuentes. Almeida no ha participado en la reunión de esta mañana porque tenía un acto institucional.

El alcalde es uno de los cargos que han estado en el punto de mira desde que ha estallado la guerra con Ayuso. Uno de sus cargos de su máxima confianza, el ya excordinador de alcaldía, Ángel Carromero, habría intentado contratar una empresa de espionaje para investigar a la presidenta madrileña para averiguar si la comisión que cobró su hermano para comprar mascarillas en la China era legal. De hecho, Carromero fue la primera víctima de esta crisis y el jueves presentó la dimisión, a pesar de haber negado a Almeida que estuviera implicado en esta operación. La mano derecha del alcalde tenía que comparecer este lunes ante la comisión extraordinaria de portavoces y seguridad del Ayuntamiento de Madrid, a petición del grupo mixto, pero Carromero no se ha presentado.

Ayuso llevará a la Fiscalía información sobre la comisión de su hermano

Isabel Díaz Ayuso ha retomado este lunes su agenda oficial para recuperar "la honorabilidad" que, aseguran desde su entorno, se ha "puesto en cuestión por acusaciones sin fundamento". La presidenta tiene previstos varios actos oficiales durante todo el día y en el primero que ha participado esta mañana –la inauguración de una biblioteca a Boadilla del Monte– ha vuelto a evidenciar que no tiene intención de aflojar y que mantiene el pulso con la dirección de Casado. La presidenta madrileña ha acusado Génova de haber orquestado un "ataque político" contra ella y haberle "negado la presunción de inocencia". Así, Ayuso ha vuelto a defender que la comisión que cobró su hermano era del todo "legal" y ha anunciado que llevarán "tota la documentación" a la Fiscalía, donde la oposición ha denunciado el caso. Aun así, no ha concretado si también aportará la factura hecha por su hermano.

stats