Política 13/05/2021

El CIS afirma que el tripartito es la fórmula de gobierno preferida para desbloquear la investidura

Un 31,2% de los encuestados quieren que PSC, ERC y En Comú Podem compartan ejecutivo por un 23,2% que prefieren ver a ERC, Junts y CUP en el Govern

3 min
Pere Aragonès y Salvador Illa conversando ayer durante el pleno del Parlamento .

BarcelonaQuedan menos de dos semanas para que se agote el plazo para investir a un nuevo president y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publica este jueves un barómetro que ilustra cuáles son las preferencias de los catalanes. Según el Instituto que dirige José Félix Tezanos, la fórmula predilecta es el tripartito de izquierdas (PSC, ERC y En Comú Podem) o al menos la presencia de varios de estos partidos en el gobierno, que convence al 31,2% de los encuestados, por delante del gobierno independentista (ERC, Junts y CUP), que defiende un 23,2%. El gobierno de ERC en solitario solo gusta al 5,7% de los encuestados. Ahora bien, las preferencias no coinciden con los pronósticos que hacen los mismos encuestados: el 50,7% cree que la situación se acabará desbloqueando con un ejecutivo compartido por las fuerzas independentistas.

ERC y PSC mantienen el veto cruzado a compartir Govern y el único candidato que puede sumar mayoría por la investidura, Pere Aragonès, insiste en formar un gobierno monocolor de Esquerra para desbloquear la situación y poder negociar a posteriori la incorporación de JxCat, de la CUP y de los comuns. Entre los votantes republicanos la fórmula de gobierno preferida es, de hecho, la de la coalición independentista: un 48,9% la desean, por el 23,6% que opta por el tripartito y el 20,4% que preferiría un ejecutivo de Esquerra en solitario. Los votantes de Junts (88,3%) y de la CUP (68,1%) también prefieren de forma todavía más nítida la coalición independentista. De hecho, a pesar de que la opción del tripartito se sitúa al frente cuando se tiene en cuenta el conjunto de la muestra, solo es mayoritaria entre los votantes del PSC (54,7%) y, sobre todo, de los comuns (85,6%).

Por otro lado, para evitar la incertidumbre y la posibilidad de repetición electoral, casi la mitad de los catalanes (49,9%) son partidarios, según el CIS, de reformar el Estatut para que la fuerza más votada sea la que gobierne (el 25,8% se opone y el 22,6% no sabe o no le importa el tema). No obstante, Catalunya sigue siendo 41 años después la única autonomía que ni siquiera tiene una ley electoral propia. En caso de que la acabara teniendo, el 56,3% sería partidario de reducir el peso de Girona, Lleida y Tarragona para hacer más proporcional a la población la elección de los diputados del Parlament.

Illa, el líder mejor valorado

El PSC ganó las elecciones del 14-F por una ligera ventaja en votos respecto a ERC. Precisamente los líderes de estas dos formaciones son los que obtienen mejor valoración en la encuesta del CIS. En una escala de 1 a 10 (por lo tanto, con el aprobado en el 4,5), también son los dos únicos que aprueban. El candidato socialista, Salvador Illa, encabeza el ranking con un 5,1 y el máximo favorito para convertirse en el 132º president de la Generalitat, Pere Aragonès, lo sigue con un 4,8. A continuación se sitúan la líder parlamentaria de los comuns, Jéssica Albiach (4,1), la presidenta del Parlament, Laura Borràs (3,9), la presidenta del grupo de la CUP, Dolors Sabater (3,8), y cierran la lista los representantes de la derecha estatal: Alejandro Fernández (PP), con un 2,9; Carlos Carrizosa (Cs), con un 2,5; e Ignacio Garriga (Vox), en última posición con un 2,3.

Solo el 16,7% de los abstencionistas apuntan al covid-19

Las últimas elecciones en el Parlament fijaron un nuevo mínimo histórico de participación. Solo el 51,3% de los catalanes acudió a las urnas. En plena pandemia se asumió que el miedo a los contagios había sido el principal motivo para alejar a los electores de los colegios electorales, a pesar de que encuestas previas, como por ejemplo la del ARA , pronosticaban que la incidencia del coronavirus no era la principal amenaza a la participación. Los datos del CIS apuntan en el mismo sentido: solo el 16,7% de los abstencionistas sitúa el coronavirus como el principal motivo para no ir a votar (un 16,3% por miedo y un 0,4% porestar contagiado coincidiendo con las elecciones).

Y, entonces, ¿por qué casi la mitad de los electores se quedó en casa? Porque ningún partido les inspiraba confianza (18,9%); porque votar "no sirve para nada" (14,3%); para mostrar su descontento (14%); porque están "hartos de la política y de las elecciones" (13,5%); porque no "había ninguna alternativa que los satisficiera" (11,9%), entre otros. Datos que tendrían que hacer preocupar a los políticos especialmente en caso de que el desacuerdo entre ellos acabe provocando una repetición electoral.

stats