Corrupción
Política 29/03/2021

Correa también confiesa por escrito e implica a excargos del PP en la segunda época de la Gürtel

El empresario avala el escrito de acusación de la Fiscalía y confirma que entregaba donativos vinculados a adjudicaciones

2 min
El líder  de la trama Gürtel, Francisco Correa, en una imagen de archivo

MadridDespués del extesorero del PP Luis Bárcenas, ahora el líder de la Gürtel, Francisco Correa. El empresario también ha decidido presentar un escrito de confesión a la Fiscalía Anticorrupción en el que da por buena la acusación sobre la segunda época de la Gürtel (2005-2009) y avala que hizo de intermediario para facilitar adjudicaciones a determinadas empresas a cambio de que responsables políticos de los ayuntamientos de Boadilla del Monte y Majadahonda se llevaran comisiones. Si Bárcenas confesó días antes de que empezara el juicio sobre la caja B del PP, Correa lo hace a meses vista, con dos escritos a mano avanzados por El País y El Mundo este lunes pero con fecha del 25 de noviembre del 2020.

En una de las dos cartas, el empresario reconoce que él personalmente negociaba con los adjudicatarios un margen de porcentaje que acababa recibiendo en efectivo cuando se materializaba la contratación. Una cantidad, asegura, que entregaba al alcalde de Boadilla en ese momento, Arturo González Panero, o al consejo delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda Tomás Martín Morales, en función de quién era el órgano que licitaba el concurso. "Como dato significativo, el alcalde percibía donativos en cualquier de los dos casos. Es decir, siempre", puntualiza Correa.

Los donativos se hacían en "especies, viajes, sastrería, zapatería, regalos..." y quien mantenía la comunicación con las administraciones públicas era Isabel Jordán, explica Correa, que "supervisaba" esta relación. Era el líder del entramado, ya condenado a 51 años de prisión por la primera época de la Gürtel, quien había constituido la red corrupta a través de diferentes contactos. En uno de los escritos relata que se introdujo en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte gracias al alcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, uno de los principales condenados en el juicio que acabó con el gobierno de Mariano Rajoy.

A pesar de la fluidez de las adjudicaciones y el cobro de comisiones, Correa afirma que la relación con González Panero era "muy complicada". Lo describe como una persona con una "ambición desmesurada" y una "falta de moralidad inexplicable". "No mantenía su palabra ni códigos, prometía y garantizaba contratos a diestro y siniestro, cambiaba adjudicaciones aunque las hubiera prometido a un empresario y posteriormente otro empresario mejoraba la donación. Dicho esto, su actuación se podría resumir como amoral", sostiene.

Cooperación a cambio de beneficios

Correa se enfrenta a una petición de 76 años de prisión de la Fiscalía y González Panero de 40, mientras que el PP también está acusado como responsable a título lucrativo por valor de 204.198 euros. Tal como explica El Confidencial, el empresario adjunta con su confesión un escrito en el que pide que se le rebaje la acusación diez años a raíz de su voluntad de colaboración. También admite que se le tendrían que decomisar los beneficios y las comisiones percibidas por valor de más de 2,7 millones de euros.

stats