Guerra en Oriente Próximo

El barco con armas que ha abierto una crisis en el gobierno español no atraca finalmente en Cartagena

Exteriores había denegado la escalera de otra nave que lleva material militar a Israel

2 min
El buque Borkum llegando a Cartagena

MadridLos socios del gobierno español protagonizan una crisis por el Borkum, un barco cargado con material militar que Sumar sospecha que terminará en Israel y que el PSOE sostiene que es para el ejército de la República Checa. Esta nave ha renunciado a hacer escala esta madrugada en Cartagena, tal y como tenía previsto, después de que organizaciones propalestinas, Sumar y Podemos habían solicitado que no se le dejara atracar porque, aseguraban, llevaba armas que serían utilizadas por Tel-Aviv contra Gaza. El partido de Yolanda Díaz y la formación lila han puesto presión a los socialistas, que subrayan que se están confundiendo con otro barco, el Marianne Danica, que también salió de la India cargado de motores para cohetes militares, pretendía atracar en Cartagena el próximo martes y, este sí, tiene como destino el puerto de Haifa. El ministerio de Exteriores rechazó este jueves que el Marianne Danica atracara en Cartagena.

La del mar Mediterráneo se ha convertido en una ruta alternativa a la del mar Rojo, cortada a raíz de la inestabilidad en la región. Y ahora muchos barcos hacen escala en España. El ministerio de Exteriores, encargado de dar estas autorizaciones, ha hecho extensiva la prohibición de atracar en puertos del Estado a barcos que lleven armas a Israel a cualquier otra embarcación que tenga ese mismo objetivo. El Borkum lleva material militar, pero el ministro de Transportes, Óscar Puente, explicaba el jueves a través de X que este barco va camino de Eslovenia y que el material es para la República Checa. Además, incorpora un documento del ministerio de Defensa checo conforme el uso del armamento es para su propio ejército. Ahora bien, el hecho de que haya decidido finalmente no atracar en Cartagena le han utilizado Sumar y Podemos para alimentar las suspicacias de que, en realidad, el destino final del material sea Israel.

Podemos y Sumar no se creen la versión del PSOE. El dirigente de la formación lila Javier Sánchez Serna se desplazó el jueves hasta cerca del puerto para escenificar su queja. Podemos, además, presentó una denuncia en la Audiencia Nacional este miércoles que el juez ha inadmitido. Desde Sumar, también se dirigieron a la Fiscalía. Alertan de que hay una veintena de contenedores del Borkum de los que no se ha identificado el material que llevan y ha exigido "información y transparencia". El portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, se ha quejado de que Puente despache los hechos con tuits en Twitter en lugar de dar explicaciones oficiales.

La presión del bloque occidental contra el gobierno de Benjamin Netanyahu ha crecido en las últimas semanas, aunque esto no se ha traducido en una interrupción del apoyo militar. Estados Unidos y la Unión Europea han pedido explícitamente a Tel Aviv que detenga su operación contra Rafah, la ciudad donde muchas familias palestinas se habían refugiado provenientes de otros puntos de la Franja aún más atacados por las tropas israelíes. Netanyahu, que ha recibido incluso amenazas de Washington –aunque Biden moviliza ya más armamento para Israel–, ha asegurado en varias ocasiones que su ejército culminará la operación contra Rafah.

stats