Política 23/11/2021

El Govern quiere "aislarse del ruido" de sus grupos parlamentarios después del choque por los presupuestos

Patrícia Plaja asegura que hay "unidad de acción" dentro del consejo ejecutivo

3 min
La reunión del consejo ejecutivo del Gobierno  de este martes, 23 de noviembre del 2021

BarcelonaDespués de la crisis de gobierno por el pacto de los presupuestos con los comuns, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha asegurado este martes que, a pesar de todo, hay "unidad de acción". Preguntada por la intervención del portavoz económico de Junts, Joan Canadell, ayer en el Parlament –en donde acusó a Esquerra de "autonomista"– ha dicho que el ejecutivo trabaja por "aislarse" del "ruedo" de sus propios grupos parlamentarios y situarse por "encima" de las "discrepancias partidistas". Es decir, el Govern intenta trabajar, ha dicho, al margen de los partidos que le apoyan. Una afirmación que ha sido consensuada entre los consellers de Esquerra y Juntos después del consejo ejecutivo, ha explicado, teniendo en cuenta que eran conscientes de que sería una de las cuestiones que se plantearían en la rueda de prensa. "Esta afirmación ha sido compartida por el grosor del Govern y no puedo hacer diferencias entre consellers de ERC y de Junts", ha dicho Plaja, que ha reiterado, ante varias preguntas de los medios de comunicación, que el Govern está unido.

¿Esto quiere decir que se ha hablado de la crisis dentro del consejo ejecutivo? Según la portavoz Plaja, no. Ha dicho que no estaba en la orden del día y que no se ha tratado. Es decir, Plaja ha trasladado que el ejecutivo solo lo ha abordado para pactar qué respuesta se daba a la prensa cuando se les interpelara por la jornada de ayer. Este martes en el Parlament el president, Pere Aragonès, y los consellers de Esquerra abandonaron el hemiciclo a raíz del discurso de Canadell, que también generó malestar en algunos consellers de Junts.

A pesar de la discordia que se respiraba ayer en la cámara catalana entre los socios del Govern, Plaja ha asegurado que la relación dentro del ejecutivo es correcta y que tiene un acuerdo programático para "transformar" el país y salir de la crisis del coronavirus, además de reiterar los objetivos de la amnistía y la autodeterminación. "Los presupuestos son muy importantes y se han podido tramitar con la implicación absoluta del departamento de Economía y del president Aragonès", ha expresado la portavoz.

Plaja ha defendido que la mayoría independentista no está rota y que sigue operativa en el Parlament, a pesar de que ha admitido que después del episodio de los presupuestos hace falta "revisar" los compromisos existentes. Ha dicho que el ejecutivo seguiría hablando con la CUP, pero ha lamentado que haya presentado una enmienda a la totalidad: "Dos no se entienden si uno no quiere". A su parecer, el Govern ha echado toda la carne en el asador para entenderse con la izquierda anticapitalista y ha situado la responsabilidad en los cupaires, pero cree que se tiene que seguir "trabajando" conjuntamente. "La mayoría independentista no se rompe mientras haya objetivos compartidos", ha insistido.

¿Y con Junts? Plaja ha dicho que no tiene constancia de que el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ya haya pedido una reunión con el president, Pere Aragonès, para revisar el pacto de legislatura. Un encuentro que ayer Junts per Catalunya dijo que reclamaría de "urgencia" después del acuerdo con los comuns.

El PSC ya ve elecciones

Mientras el Govern niega la inestabilidad, en la sala de prensa del Parlament ya se ha hablado este martes de adelanto electoral. Todo porque después de las grietas en el seno del ejecutivo por los presupuestos, para el PSC la mayoría de la investidura y el Govern han quedado “rotos” y creen que, vistos antecedentes como el aeropuerto del Prat y la mesa de diálogo, la legislatura no tiene “suficiente recorrido”.

Alícia Romero, portavoz del PSC, este martes en el Parlament

¿Esto quiere decir que se tendría que volver a las urnas? La portavoz de los socialistas, Alícia Romero, ha dicho que la convocatoria electoral está en manos de Aragonès y es el president quien tiene que decidir si “de este modo se puede continuar cuatro años o hay otras opciones” –el president puede convocar elecciones a partir del 22 de diciembre, un año después de la última disolución de la cámara–. “Lo que empieza mal no puede acabar bien”, ha afirmado, para después instar a Aragonès a concretar “hacia dónde vamos”. Romero ha lamentado que el Govern no abriera “al máximo necesario” las negociaciones por los presupuestos para construir unas cuentas “de país”, y ha cargado contra las “incoherencias” de ERC: “En Madrid negocia con socialistas y aquí no quiere hablar con el PSC".

stats