Política 09/02/2021

La ley Beckham de ERC para combatir el 'dumping' fiscal de Madrid

El PSC y los comunes reclaman una armonización de los impuestos principales y JxCat y el PDEcat lo critican

3 min
Beckham celebra los 40 en el Marruecos

BarcelonaEn Madrid el impuesto de patrimonio está bonificado al 100%, el de sucesiones al 99% y el tramo del IRPF para las rentas más altas es el más bajo de todo el Estado (43%). La capacidad de atracción de grandes fortunas por parte de la Comunidad de Madrid –que, además, cuenta con el efecto de ser capital de estado– es tan elevada que muchas autonomías han puesto el grito al cielo por lo que consideran competencia desleal o dumping fiscal. Esta situación, que ya dio lugar a un acuerdo entre ERC y el PSOE dentro de los presupuestos generales del Estado, se ha trasladado a la campaña catalana en forma de propuestas de los partidos políticos. Uno de los que más abiertamente habla de ello es precisamente ERC, que plantea una solución para reducir una de las "principales barreras de entrada de empresarios, altos directivos, profesionales e investigadores extranjeros": "Aplicar una deducción en el IRPF autonómico para favorecer la captación de talento".

Una persona extranjera que fijara su residencia en Catalunya para empezar una relación laboral se podría beneficiar, pues, de estas deducciones. La idea es que tuviera carácter temporal y estuviera condicionada al cumplimiento de determinados requisitos, que los republicanos no detallan en el programa. Se propone "equiparar su tributación patrimonial al régimen de impatriados del IRPF, de forma que no tributen por todo el patrimonio mundial, sino por los activos situados en el estado español". Y, por si no quedara clara la motivación de la propuesta, añaden que la situación actual se ve "agravada por la competencia fiscal que ejerce la Comunidad de Madrid".

A falta de concreciones, el concepto es, pues, muy parecido al que ya se aplica actualmente con el régimen de impatriados, con el que, durante cinco años, pueden beneficiarse de tipos más bajos del IRPF. Hasta ahora lo podían hacer los que cobraran un máximo de 600.000 euros, a pesar de que los últimos presupuestos del Estado lo han rebajado a los 300.000. Supondría una rebaja sobre la rebaja para intentar que Catalunya fuera más atractiva para estas personas, que se sienten atraídas por la baja tributación de la capital del Estado.

Para encontrar el origen de esta regulación nos tenemos que remontar a la parte final del gobierno de José María Aznar, a pesar de que fue reafirmada posteriormente por el de José Luis Rodríguez Zapatero. Fue entonces cuando, con el argumento de captar talento extranjero, se fijó un tipo máximo del 24% para estas personas, cuando el tramo más alto del IRPF se situaba entre el 40% y el 50%. A la norma se la bautizó como la ley Beckham, porque fue el futbolista británico David Beckham uno de los primeros que se beneficiaron de ello una vez fichó en 2003 por el Real Madrid. Pero la polémica por que los futbolistas multimillonarios se beneficiaran de la ley hizo que finalmente en 2010 se fijara un tope máximo y que en 2014 se excluyera directamente a los deportistas profesionales.

Armonización fiscal

En el pacto presupuestario con el PSOE, los republicanos consiguieron que los socialistas se comprometieran a estudiar la armonización de algunos impuestos fijando unos topes para que los gobiernos autonómicos no puedan eliminarlos de facto. El caso de sucesiones y patrimonio son los dos ejemplos paradigmáticos. Esta también es una de las reivindicaciones otros partidos, como los comunes o el PSC, que plantea "fijar unos límites a la competencia fiscal a la baja" en sucesiones y patrimonio. En cambio, JxCat y el PDECat son frontalmente contrarios a una armonización fiscal. Estos últimos dicen: "No se trata de perder competencias en el ámbito tributario, al contrario, lo que corresponde es aumentarlas". El PDECat es partidario de eliminar el impuesto de patrimonio cuando mejore la financiación de la Generalitat e incrementar las bonificaciones al de sucesiones. Junts no ha incluido ninguna referencia concreta en el programa sobre el tema.

El dumping fiscal también ha entrado en la campaña del PP. Su cabeza de lista, Alejandro Fernández, reivindica una Catalunya fiscalmente similar a la Comunidad de Madrid y, de hecho, invitó a un acto ahora hace unas días a su presidenta, Isabel Díaz Ayuso. Su receta es una rebaja generalizada de los impuestos y así, dicen, los catalanes podrán disfrutar de un "paraíso de libertad".

stats