Política 06/08/2021

Montero enmienda a Escrivá y descarta un impuesto en Madrid para limitar el efecto capitalidad

La ministra de Hacienda asegura que sería "contraproducente" y que no quiere "enfrontar territorios"

3 min
La ministra de Hacienda , Maria Jesús Montero, en rueda de prensa este lunes.

MadridContradicciones en el gobierno español por la armonización fiscal de las comunidades autónomas. Si este jueves el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, vio con buenos ojos estudiar la posibilidad de crear un impuesto para las rentas de la Comunidad de Madrid que limiten el efecto capitalidad, este viernes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lo ha desautorizado. "Esta propuesta no está en la agenda del gobierno español ni lo estará nunca", ha dejado claro en declaraciones a los medios desde Andalucía. "Me parecería contraproducente que un gobierno trabajara en esta dirección", ha continuado Montero, después de subrayar que el ejecutivo estatal "no hará nunca política que enfrente a los territorios".

La idea la planteó hace algunas semanas el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que este jueves se reunió con Escrivá y el ministro manifestó que la propuesta tenía "recorrido". El PP ha salido rápidamente al paso y ha acusado al gobierno español de "madrileñofobia" y de querer castigar a Madrid para compensar las malas gestiones, entiende la formación conservadora, de los gobiernos autonómicos socialistas. "Estamos dispuestos a explicarles cómo se hacen estas cosas, pero no se puede disimular los errores diciendo que es porque somos capital o porque hacemos dumping fiscal y somos insolidarios", manifestó jueves el portavoz del gobierno madrileño, Enrique Ossorio. "[Pedro Sánchez] no tolera que bajemos impuestos y pongamos en marcha nuevos servicios públicos", ha afirmado este viernes mismo el dirigente del PP Antonio González Terol desde Cádiz.

Quien también se ha opuesto a la medida este mismo viernes ha sido Ciudadanos. El portavoz de los naranjas en Catalunya, Nacho Martín Blanco, ha tildado de "aberrante" la propuesta de Ximo Puig y le ha emplazado a "no poner el foco en los otros territorios cuando él tiene la capacidad de hacer una política fiscal menos lesiva". Martín Blanco todavía ha ido más allá y ha asegurado que el discurso del presidente valenciano es la "antesala del proceso independentista".

La propuesta de Puig ha levantado dudas jurídicas entre algunos economistas que plantean si el Estado puede aplicar una medida que regule un impuesto sobre una sola comunidad y en un umbral de población concreto, en este caso las rentas altas. De hecho, para paliar la atracción de las rentas altas hacia Madrid, gracias a las rebajas fiscales de la comunidad, el ministerio de Hacienda se ha posicionado a favor de aprobar un tenedor de tipos impositivos, con un mínimo y un máximo, aplicable a todas las comunidades del régimen común sobre los tributos cedidos como por ejemplo el de patrimonio, que Madrid bonifica al 100%, o el de sucesiones y donaciones, bonificado al 99% para los familiares más directos.

Oltra matiza a Puig

Los matices a la propuesta de crear un impuesto único en Madrid han llegado también desde la misma coalición de gobierno en el País Valenciano. La vicepresidenta, Mónica Oltra, ha dejado caer que la manera de "compensar" el efecto capitalidad puede no ser aplicar un nuevo tributo a los más ricos, sino una "legislación que no permita a ningún territorio hacer dumping fiscal". De todas maneras, lo ha aprovechado para negar que detrás de este planteamiento haya "madrileñofobia" y ha acusado al gobierno de la capital española de practicarla "cuidando los empresarios que evaden impuestos en lugar de sus ciudadanos".

La iniciativa de Puig ha creado un debate territorial y diferentes gobiernos autonómicos se han posicionado al respeto. Desde las filas socialistas y en la misma línea que Montero se ha expresado la consejera de Hacienda de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, que lo ha tildado de "ocurrencia" y de propiciar la "confrontación". Sí que ha apostado por un modelo fiscal más justo y equitativo, pero no con la perspectiva que ha puesto sobre la mesa el líder valenciano. Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha manifestado que se tendrían que pagar los mismos impuestos en todas las comunidades, pero se ha opuesto a crear uno para las rentas más altas de Madrid. Desde Andalucía, gobernada por el PP, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha criticado al PSOE por "intentar frenar las comunidades que van mejor".

stats