Política 23/03/2022

El Parlament valida el decreto por la consulta de los Juegos de Invierno sin aclarar quién votará

Se mantiene el desacuerdo sobre si el Ripollès, el Solsonès y el Berguedà tienen que participar en la votación

3 min
El presidente Aragonès dirigiéndose a Albert Batet este miércoles al Parlamento .

BarcelonaLuz verde del Parlament al decreto del Govern con el que convocará la consulta para que los ciudadanos decidan si validan o no que Catalunya -con Aragón- presente candidatura para acoger los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030. No ha habido sorpresas y la norma ha quedado aprobada con los votos de los dos partidos del ejecutivo, ERC y Junts, con el apoyo decisivo de los votos de la CUP. A pesar de que se allana el camino para hacer la votación, se mantiene la principal incógnita sobre el tema: quién podrá votar. No es que el decreto tuviera que decirlo con precisión, pero lo que también ha quedado claro este miércoles en el Parlament es que no hay acuerdo entre los partidos sobre qué comarcas tienen que votar.

Por un lado está ERC, que considera que se tiene que mantener la idea inicial anunciada el 22 de enero y es que voten las seis comarcas de la veguería del Alto Pirineo y el Arán: Pallars Jussà, Pallars Sobirà, Alta Ribagorça, Alt Urgell, Cerdanya y Vall d'Aran. En total 77 municipios y un censo de unas 63.000 personas. Por el otro lado están Junts, la CUP y los comuns, que quieren que también voten el Solsonès, el Berguedà y el Ripollès. Por ahora no hay acuerdo.

El debate, y el más que posible conflicto, está servido. Este miércoles el mismo presidente Aragonès ha insistido en que tienen que votar las comarcas que se pactó inicialmente -las del Alto Pirineo y Aran- y, por lo que respecta a las otras tres, mirar otra fórmula para que también tengan voz "en el proceso participativo relativo a los Juegos". ¿Qué fórmula? No lo ha dicho. "Tomaré una decisión como presidente", ha acabado diciendo en la sesión de control al Govern. Aun así, fuentes republicanas del Govern aseguran que mantienen la voluntad de encontrar una salida consensuada con el resto de partidos involucrados en la votación, sobre todo con Junts, el otro socio del Govern.

Por ahora, en público, los dos partidos esquivan el enfrentamiento directo. Durante el debate en el Parlament, la consellera de Acción Exterior y Gobierno Abierto, Victòria Alsina, ha evitado la cuestión y se ha limitado a defender los Juegos de Invierno porque son "un escenario tremendamente positivo para ubicar los Pirineos en el mundo" y que deben pronunciarse las "áreas implicadas". Ahora bien, más claro ha sido el diputado de JxCat Jordi Fàbrega. "Creemos en la democracia y que todas las comarcas afectadas deben tener voz", mostrándose abiertamente partidario de ampliar el ámbito de votación. También lo ha reclamado así la CUP. La portavoz de la izquierda anticapitalista, Dolors Sabater, ha avisado al ejecutivo que apoya la reforma de la ley de consultas porque se trata de un "instrumento" más de participación ciudadana, pero ha exigido que el Berguedà, el Solsonès y el Ripollès voten "sí o sí". "Es urgente un cambio radical", ha reclamado, haciendo un llamamiento a la transparencia para que la ciudadanía sepa sobre qué proyecto debe presentarse. Para Esquerra, sin embargo, hay tiempo de "consensuar" con el territorio cómo hacer la consulta y la portavoz de Esquerra, Marta Vilalta, ha pedido a los grupos políticos que no utilicen la consulta de los Juegos Olímpicos como un "arma de desgaste político".

La reforma

El decreto aprobado es una modificación de la ley de consultas aprobada por el Parlament en 2014 y pensada originalmente para organizar la consulta del 9-N. En todo este tiempo se han convocado una treintena. Lo que hace el decreto aprobado hoy es cambiar el redactado de la norma original para que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, pueda convocar la votación en solo una parte de Catalunya y no en el conjunto del territorio. La Generalitat temía que si no hacía estos cambios y Aragonès citaba a votar solo a unas comarcas en concreto, la consulta era fácilmente impugnable. A pesar de los cambios, conviene no descartar que la votación acabe en los tribunales, puesto que hoy por hoy tiene numerosos detractores. Detractores, ya sea porque no los dejan votar, porque se oponen a que se vote o porque, directamente, se oponen a los Juegos.

stats