Política 29/05/2019

Así quiere impedir la Junta Electoral Central que Puigdemont asista a la sesión constitutiva de la Eurocámara

Si no jura la Constitución en Madrid lo excluirá de la lista de eurodiputados

Aleix Moldes / Núria Orriols
6 min
Puigdemont i Comín presenten la llista a les europees com a prova que la unitat de l'independentisme és possible

BarcelonaCarles Puigdemont y Toni Comín fueron elegidos eurodiputados el domingo pasado, gracias a la victoria de JxCat en las elecciones europeas en Cataluña. Con el debate todavía por resolver de si los dos podrán ejercer con plenas garantías su mandato en la Eurocámara, la batalla jurídica con el Estado tendrá una primera parada después de la publicación oficial de los resultados del 26-M: la Junta Electoral Central (JEC) excluirá el nombre de los dos eurodiputados electos de JxCat si no juran la Constitución en Madrid. Así lo confirma a preguntas del ARA la JEC, la responsable de enviar a las instituciones europeas la relación de eurodiputados definitivos que representarán al Estado español durante los próximos cinco años en Europa.

La sesión constitutiva de la Eurocámara se celebrará el 2 de julio en Estrasburgo (Francia) y, para poder participar en ella, se deben cumplir varios requisitos. Lo principal es figurar en la lista de eurodiputados que envían los Estados al Parlamento Europeo. Fuentes de la Eurocámara afirman que, en esta ocasión, serán especialmente cuidadosos para acreditar como europarlamentarios exclusivamente a las personas que figuren en esta lista definitiva. Los eurodiputados españoles han sido citados el 17 de junio en el Congreso de los Diputados para jurar la Constitución y recoger las credenciales para acreditarse ante el Parlamento Europeo. Ahora bien, el reglamento de la Eurocámara descarta que estas credenciales se tengan que comprobar antes de la primera sesión de la legislatura.

El artículo 3.2 del reglamento de la cámara establece que la comprobación de credenciales —es decir, de si los electos tienen el acta de eurodiputado que entregan los Estados— no se haga antes del primer pleno después de las elecciones. Los requisitos para participar en esta sesión inaugural son, de hecho, dos: figurar en la lista que envían los Estados y presentar un escrito, como máximo seis días antes de la sesión constitutiva, que demuestre que no tienen ningún cargo incompatible con el acta de eurodiputado. Es decir, que Comín y Puigdemont podrían asistir renunciando antes a sus escaños en el Parlamento catalán.

Artículo 3.2 del reglamento de la Eurocámara

Antes de tomar posesión de su escaño en el Parlamento, los diputados cuya elección haya sido notificada al Parlamento formularán por escrito una declaración conforme no ejercen ningún cargo incompatible con el mandato de diputado en el Parlamento Europeo de conformidad con los artículos 1 y 2 del artículo 7 del Acta de 20 de septiembre de 1976. Después de la celebración de las elecciones europeas, la declaración se formulará, en la medida de lo posible, como máximo seis días antes de la primera sesión del Parlamento que se celebre después de las elecciones. Siempre que hayan firmado previamente esta declaración por escrito, los diputados tomarán posesión de sus escaños en el Parlamento y en sus órganos con plenitud de derechos, aunque no se hayan comprobado sus credenciales y no se haya resuelto sobre una posible impugnación.

Ahora bien, aunque el reglamento dice que a la sesión se acude sin haber comprobado las credenciales —que se hace después—, fuentes de la Junta Electoral Central explican que solo comunicarán que son electos los que las hayan obtenido el día 17 de junio, ante el mismo organismo electoral, donde también deben jurar o prometer la Constitución. Esto implicaría que la lista que enviaría el Estado español al Parlamento Europeo no sería la que se publicará en el 'Boletín Oficial del Estado' entre este miércoles y el día 15 de junio, en el que deben publicarse los nombres de todos los diputados electos —también los de Puigdemont y Comín—. Aunque teóricamente no les hacen falta las credenciales para el primer pleno, fuentes del Parlamento Europeo insisten en que solo los eurodiputados incluidos en la lista definitiva tendrán un escaño asignado el 2 de julio en Estrasburgo.

¿Es esta la práctica habitual de la Junta Electoral Central? Según este organismo, sí, aunque esta semana los diputados electos ya están acudiendo a la Eurocámara para obtener su 'kit de eurodiputado' y hacer los trámites pertinentes —como hacerse la foto, presentar incompatibilidades o informar de las cuentas bancarias—. El requisito para obtenerlo es ser parte de la lista de electos en las elecciones, información que ya tiene el Parlamento Europeo proveniente de los Estados miembros de la Unión Europea. De hecho, eurodiputados de JxCat, ERC, el PSC y Compromís consultados explican que en legislaturas anteriores hicieron estos trámites justo después de las elecciones, sin jurar o prometer antes la Constitución ante la Junta Electoral.

Fuentes de JxCat mantienen que los eurodiputados elegidos podrán ejercer su mandato y que, si se impide que lo hagan, acudirán al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, que es la institución que –aseguran– tiene la competencia para dirimirlo. Según las mismas fuentes, la batalla jurídica es entre hacer prevalecer el derecho político de los electos y los electores o, en cambio, que pesen más los requisitos formales para poder ejercer de eurodiputado.

Hoy por hoy, sin embargo, el entorno del expresidente no confirma si él y Comín viajarán a Estrasburgo el 2 de julio. La sede del Parlamento Europeo está en Francia (hay otra en Bruselas), un Estado que los exiliados todavía no han pisado —a excepción del exconsejero Lluís Puig— por si el Tribunal Supremo emite otra euroorden. Sin embargo, el lunes, en una rueda de prensa, el expresidente aseveró que espera poder estar sentado en la Cámara europea el próximo 2 de julio.

¿Cuándo se comprueban las credenciales y quién resuelve las controversias?

Según el reglamento, es después de la sesión constitutiva que se revisan las credenciales, a través de una comisión de la Eurocámara. La norma explícita que el Parlamento Europeo "comprobará las credenciales" y "resolverá sobre la validez del mandato de cada uno de sus diputados electos", así como las impugnaciones que se hayan presentado. Este informe elaborado por la comisión sigue el reglamento, se basará en la comunicación oficial que hace cada Estado miembro sobre el conjunto de los resultados electorales, en la que se indican los nombres de los diputados electos, así como los posibles sustitutos.

De acuerdo con el Acta de 20 de septiembre de 1976 sobre las elecciones al Parlamento Europeo, será el Parlamento Europeo quien resolverá las controversias que puedan surgir en este procedimiento, a pesar de algunas excepciones que tengan que ver con disposiciones nacionales (aunque no concreta cuáles). El equipo jurídico de Puigdemont se ha adherido a este punto, desde hace meses, para defender que quien decidirá sobre si el expresidente y el exconsejero pueden o no ser eurodiputados no será la Junta Electoral Central. Un hecho que niegan las autoridades españolas.

Sería a lo largo de este proceso, pues, que la Eurocámara comprobaría que ni Puigdemont ni Comín tienen las credenciales de la Junta Electoral Central (JEC), ya que este órgano mantiene que se deben recoger presencialmente —aunque el equipo del expresidente defiende que se podría hacer a distancia—. De hecho, la JEC citará el próximo 17 de junio a los diputados electos de las elecciones europeas (que publicará entre mañana y el día 15 de junio) para que juren la Constitución y reciban las credenciales.

En todo caso, el equipo jurídico de Puigdemont también cree que, de acuerdo con los precedentes, el expresidente y Comín podrían recoger el acta de diputado y jurar la Constitución sin ser detenidos. Se remiten al caso del empresario José María Ruiz Mateos: en los años noventa recogió el acta en España, aunque pesaba sobre él una orden de detención, y en aquel momento prevaleció la inmunidad. No fue hasta que la Eurocámara se posicionó a favor del suplicatorio de los tribunales que la justicia española lo pudo juzgar.

La Eurocámara, a la espera de los movimientos del Estado

El Parlamento Europeo está a la espera de los movimientos de las autoridades españolas respecto a las posibilidades de que Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Toni Comín puedan ejercer de eurodiputados. Por eso, desde la Eurocámara no anticipan qué procedimientos deberían seguir si, por ejemplo, Junqueras fuera autorizado a viajar al pleno de constitución en Estrasburgo a principios de julio, y tuviera que ser escoltado por las autoridades policiales. Una decisión como esta, confirman fuentes del Europarlamento, solo se tomará si el supuesto se convierte en realidad, informa Júlia Manresa.

En cuanto a la posibilidad de que Carles Puigdemont ejerza su mandato, la Eurocámara se remite al informe de los servicios jurídicos en el que se aseguraba que Puigdemont no podrá obtener la inmunidad parlamentaria y, por lo tanto, no podrá ser eurodiputado si no promete la Constitución ante la Junta Electoral Central, en Madrid. El abogado del mismo expresidente, Gonzalo Boye, ha asegurado recientemente que el informe es apócrifo y le ha quitado toda credibilidad. No obstante, desde la Eurocámara se niega rotundamente y aseguran que lo elaboraron sus servicios jurídicos. En este sentido, sin embargo, las mismas fuentes sí que admiten que Puigdemont puede asistir, como mínimo, al primer pleno de Estrasburgo. Podría estar en la primera sesión constitutiva aunque no contara con las credenciales porque se permite que el proceso no esté concluido.

stats