Política 04/02/2021

Una de cada cuatro personas elegidas para estar en las mesas ya ha reclamado que se la excluya del 14-F

Ante la oleada de excusas, la administración electoral se plantea buscar "voluntarios"

3 min
Operaris de los talleres municipales de Barcelona preparan el amterial electoral, este miércoles por la mañana

BarcelonaMás de 20.000 personas (25% del total) ya han pedido que se las excluya de las mesas electorales, tras la última actualización que han hecho las juntas electorales de zona, incorporando, entre otras, la del Hospitalet de Llobregat, Tarragona, Lleida y Girona. Solo en la de Barcelona, hasta este miércoles ya se habían registrado 8.000 peticiones. Y eso, según el presidente de la junta, Santiago García, representa un "verdadero problema" para poder constituir las mesas electorales el 14 de febrero. En dos entrevistas, la primera en El món a RAC1 y la segunda en Planta baixa de TV3, García apuntó hoy que, ante la avalancha de alegaciones, se están planteando incluso buscar "voluntarios" para que formen parte de las mesas electorales. Esta también es una de las alternativas para otras juntas de zona con problemas similares. Una alternativa que el Síndic de Greuges ha reclamado que se descarte por su falta de "garantías jurídicas".

La de Barcelona es la que más objeciones acumula (8.000), seguida de la del Hospitalet (1.300), Granollers (1.106), Terrassa (1.100), Sant Feliu de Llobregat (1.085) y Sabadell (1.012). Después de unos días de baile de cifras, estos números se aproximan ya a los reales aunque todavía no han reportado datos las juntas de Mataró, Figueres, la Bisbal y Olot. La lista la completan Arenys de Mar (648), Vic (463), Igualada (384), Vilanova i la Geltrú (356), Vilafranca del Penedès (245) y Berga (166) en la demarcación de Barcelona. En la de Tarragona, la junta de Reus es la que más acumula (687), con Tarragona (666), Tortosa (430), El Vendrell (336), y Valls (191) a continuación. En el caso de Lleida, a la de la capital (576) la siguen Balaguer (204), Cervera (144), Tremp (115), La Seu d'Urgell (99), y Viella (32). Por último, en Girona también es la capital quien va a la cabeza (668), seguida de Santa Coloma de Farners (410) y Puigcerdà (156). Los datos corresponden, pues, a 26 de las 31 juntas electorales de zona repartidas por Catalunya.

El objetivo es que a las 9 de la mañana todas las mesas puedan tener presidente y dos vocales y la ley les da gran arbitrariedad para intentarlo. De entrada, pueden rechazar las excusas de los ciudadanos, y recuerdan que no presentarse al colegio electoral el 14-F a las 8 de la mañana podría ser perseguido penalmente con multas o con prisión. Es el procedimiento estándar recogido por la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) cuando no había pandemia. Es decir, cuando no había miles de personas presentando objeciones y el riesgo real de que la jornada electoral pudiera empezar sin que todas las mesas se hubieran constituido. Los mayores de 65 años están blindados y se deben aceptar obligatoriamente las excusas por edad, y tampoco se puede obligar a alguien a presentarse si tiene motivos médicos que lo impiden. En este caso, sin embargo, se entra en el terreno de la arbitrariedad: las juntas de zona pueden rechazar peticiones que vengan acompañadas de un informe médico. Es lo que hizo, por ejemplo, la de Manresa (una de las que aún no ha reportado datos) con Jordi, un enfermo crónico de cáncer que, tal y como explicó el ARA, aportó el documento pertinente de su médico de cabecera, que lo situaba como colectivo de riesgo para covid. Ya se han empezado a resolver, pues, algunos casos, aunque las juntas tienen cinco días para hacerlo una vez recibidas las alegaciones.

La manera más habitual de relevar los miembros de las mesas que no se hayan presentado es hacerlo en el mismo colegio electoral. La Lorg otorga potestad a las juntas de zona para elegir los sustitutos, "pudiendo incluso ordenar que forme parte de la mesa alguno de los electores que se encuentre presente en el local". "El hecho de que el primero que llegue sea el primero que se quede no me parece deseable. Hay que evitarlo como sea. La idea de crear una bolsa de voluntarios me parece muy razonable, lógica", ha opinado García, teniendo en cuenta que la Generalitat ha recomendado que la primera franja horaria de voto (de 9 h a 12 h) esté reservada para la gente mayor.

Para constituir esta bolsa de voluntarios, las juntas podrían pedir ayuda al Govern o a los ayuntamientos o también reclamar la intervención de la Junta Electoral Central (JEC). De momento no lo han hecho, confirman fuentes del ejecutivo consultadas por el ARA. La mecánica consistiría en tener preadvertidas a una serie de personas de que se presentaran en la puerta de los colegios a las 9 de la mañana. Hasta las 10 h hay tiempo para constituir las mesas y, si no se ha podido hacer antes, las votaciones en aquellas en las que falte el presidente o alguno de los vocales quedarían aplazadas un máximo de 48 horas.

stats