Transparencia
Política 26/10/2022

Reforma en el Parlament: primer cambio en la transparencia después del caso de las licencias por edad

Se incorporan expertos de fuera de la cámara y se hará un convenio con el ente de transparencia de la Generalitat

4 min
Una reunión de la mesa del Parlamento  a principios de septiembre.

BarcelonaUna de las cuestiones que puso en evidencia el caso de las licencias por edad en el Parlament -destapado por el ARA- es que el sistema de transparencia falló: la cámara tardó nueve meses en entregar la información solicitada por este diario sobre el dinero que se destinaba a pagar a funcionarios que ya no trabajaban. Es por eso que una de las cosas que acordó la mesa es que la vicepresidenta segunda y diputada del PSC, Assumpta Escarp, prepararía un informe y propondría una remodelación del sistema de transparencia para mejorarlo. Y así lo ha hecho: este miércoles la mesa del Parlament ha acordado por unanimidad el primer cambio en el sistema actual con el objetivo de que la cámara tenga unas "normas propias" y no se generen "dudas".

Destacan dos medidas. Por un lado, incorporar a personas expertas en "materia de transparencia y acceso a la información" en el Órgano de Garantía del Derecho de Acceso a la Información Pública (OGDAIP), que se encarga de resolver los recursos en segunda instancia contra la denegación de este derecho. Y, por el otro, hacer un convenio con la Comisión de Garantía del Derecho de Acceso a la Información Pública (GAIP), el ente independiente al que está sometido la Generalitat y el mundo local, para que también se puedan dirigir recursos si, en opinión de quien solicita los datos, el Parlament no da una respuesta satisfactoria.

De este modo, la cámara refuerza el Órgano de Garantía de Acceso a la Información Pública (OGAIP) que tiene que resolver los recursos sobre transparencia. Es decir, el ente que se encarga de resolver los recursos que se plantean contra las decisiones del Departamento de Gestión Documental y Recursos de la Información, que es quien responde en primera instancia a las peticiones de acceso a la información del Parlament. El problema estructural que existía hasta ahora -y que resuelve la reforma de Escarp- es que el OGAIP estaba formado solo por dos letrados y un archivero y que, este último, dependía jerárquicamente de la persona que denegaba el acceso a la información. Es decir, del propio departamento de Gestión Documental y Recursos de la Información.

Este es uno de los problemas (no el único) que se planteó en el caso de las licencias por edad y que generó un conflicto entre los miembros que formaban parte en ese momento del OGAIP. De hecho, también es un problema que se ha ido repitiendo en otras peticiones de acceso a la transparencia en marcha. Es por eso que la reforma aprobada por la mesa este miércoles especifica:

"Se amplía el órgano de tres a cinco personas, de las cuales tres tienen que ser expertos en materia de transparencia y acceso a la información. Los otros dos miembros serán letrados del Parlament, siendo uno de ellos quien actuará como secretario del Órgano que en ningún caso puede tener una relación de dependencia con los servicios del Departamento de Gestión Documental y Recursos de Información".

En cuanto al convenio con la GAIP -que ahora tendrán que redactar los servicios jurídicos de la cámara-, el Parlament se equipara así al resto de las administraciones en materia de acceso a la información, que hasta ahora estaba al margen. En 2014, con la aprobación de la ley de transparencia, decidió situar la cámara catalana fuera del paraguas de este ente independiente -así como el Síndic de Greuges, el Consell de Garanties Estatutàries, la Sindicatura de Comptes y el Consell de l'Audiovisual de Catalunya- con la idea de crear un organismo propio dentro del Parlament. Aun así, en la propia reforma promover por Escarp se admite que en este tiempo no se han adoptado las normas complementarias necesarias sobre transparencia y derecho de acceso a la información pública y que esto ha generado "problemas interpretativos que hay que evitar en un futuro".

¿Qué falló en el caso de las licencias por edad?

A pesar de que la reforma aborda dos aspectos clave del sistema de recursos de transparencia, se mantiene que sea el propio Departamento de Gestión Documental y de Recursos de la Información quien gestiona las peticiones de acceso a la transparencia. El el departamento, de hecho, que se negó a entregar la información en el caso de las licencias por edad incluso cuando había una resolución favorable del OGDAIP. Por lo tanto, al menos en el caso de las licencias, no fue el ente que se reforma el que se negó a entregar la información sino el departamento que gestiona las peticiones de transparencia en primera instancia (su argumento era que interpretaba diferente la resolución del OGDAIP).

En este sentido, sí que la reforma aprobada por la mesa incorpora la necesidad de elaborar un protocolo de actuación por este departamento. En concreto, dice lo siguiente:

"Encargar a los servicios del Parlament la elaboración de un protocolo y una guía de funcionamiento para que el Departamento de Gestión Documental y Recursos de Información, que tiene atribuida la competencia para resolver solicitudes presentadas en ejercicio del derecho de acceso a la información pública, las pueda responder con la máxima independencia y seguridad jurídica"
stats