El tiempo
Sociedad 11/08/2022

¿El calor nos dará una tregua?

El sábado superaremos los 40 ºC en bastantes comarcas interiores, pero todo apunta a que la semana que viene respiraremos algo mejor

2 min
Una turista abanicándose a la Rambla de Barcelona por el calor

BarcelonaEl calor que estamos pasando este verano es excepcional. El pasado mes de julio pasará a la historia por las altas temperaturas. Según hizo público el AEMET, fue el más cálido como mínimo de los últimos 82 años, y no solo esto, sino que la media de temperatura para el conjunto de Catalunya también superó por poco el dato del mítico agosto del 2003, el mes que hasta ahora era el más caluroso de los que se habían medido. En julio, el Observatorio del Ebro, situado en Roquetes, registró el mes más caluroso de sus más de cien años de datos. Y de las 110 estaciones del Meteocat con más de veinte años de registros meteorológicos, la mitad igualaron o superaron el julio más cálido de la serie.

Pero seguramente los datos más remarcables de este verano aparecen si se amplía la fotografía hasta tres meses atrás. Mayo fue el más cálido en Catalunya desde que se tienen datos. Junio fue el más caluroso desde el 2003 según el SMC, y en muchos observatorios se batieron los máximos absolutos de sus series. Por lo tanto, ya hace casi 100 días que estamos instalados en un ambiente mucho más cálido del que cabría esperar, rozando o superando récords, cosa que favorece esta sensación de verano eterno que seguramente mucha gente tiene.

De todas maneras, esta persistencia del calor extremo no se está traduciendo en récords absolutos de temperatura: durante la oleada de calor de finales de junio de 2019, la más intensa de las últimas décadas en el interior de Catalunya, los registros máximos fueron más altos en general. En Europa, en cambio, se han producido récords excepcionales, con valores insólitos en algunas zonas, como por ejemplo los 40,2 °C logrados en Londres (Inglaterra) o los 40,1 °C en Hamburgo (Alemania), las temperaturas más altas jamás medidas en estos dos países. Y en Escocia y en Suecia se registraron también los récords nacionales en las últimas semanas.

Y todo apunta que a corto plazo todavía nos tocará sudar de lo lindo. Desde que empezó el mes de agosto, las temperaturas diurnas son entre 2 y 4 grados superiores a las de la media climática y este sábado se espera que llegue el pico de calor de esta primera quincena de agosto, con registros que superarán los 40 °C en bastantes comarcas del Pla de Lleida, del valle del Ebro y de la Catalunya Central y que se elevarán hasta los 41 o 42 en los lugares más cálidos del país.

Temperatura máxima prevista para este sábado.

Las últimas actualizaciones de los mapas del tiempo han confirmado que a partir del domingo se iniciará un descenso de las temperaturas, pero, a diferencia de ayer, parece que esta anhelada normalización térmica no llegará de forma repentina sino que nos tendremos que esperar a mediados de la semana que viene para disfrutar de un ambiente menos cálido del que tocaría. A partir del lunes ya no se llegará a los 37 o 38 grados en ninguna parte, pero no será hasta el jueves que los termómetros se quedarán por debajo de los 33 °C en las comarcas interiores y que el bochorno será bastante menos acusado en la fachada litoral.

stats