Sociedad 15/12/2021

El Estado y las comunidades debaten si se administran las terceras dosis a los mayores de 40 años y a los colectivos esenciales

El Govern descarta restricciones a corto plazo a pesar de que los datos "son pésimos"

3 min
Cues para vacunarse en el Hospital de Santo Pau.

BarcelonaLa ponencia de vacunas, constituida por expertos a propuesta del ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, estudia este miércoles si hay que administrar la tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid a las personas de más de 40 años y a los trabajadores esenciales, como por ejemplo maestros, policías o bomberos, según han informado a Efe fuentes gubernamentales. La decisión de ir ampliando la franja de edad de vacunación de la dosis de refuerzo (hasta ahora solo recomendada para las personas de más de 60 años) se ha impulsado por parte de las consejerías de Salud de las comunidades autónomas. De hecho, Galicia ya anunció lunes su decisión de citar a la franja de edad de 50 a 59 años para poner la tercera dosis "para ir ganando tiempo", según palabras del presidente Alberto Núñez Feijóo, que precisó que incluso empezarían a vacunar a algunas personas "inmediatamente".

El 23 de noviembre pasado, la Comisión de Salud Pública acordó ampliar la tercera dosis a las personas de más de 60 años junto a sanitarios y sociosanitarios. Ya entonces, Sanidad no descartó que en un futuro se irían incorporando otros grupos. De hecho, fuentes de Sanidad se limitan a decir al ARA que se están estudiando "todos los grupos" y que "todas las opciones" están encima de la mesa. De momento Catalunya no se ha pronunciado, si bien da por hecho que en algún momento aumentará el grupo de personas candidatas a recibir la tercera dosis. "Son prioritarias", afirman fuentes del departamento de Salud.

Además, la vacunación de los menores de 5 a 11 años arranca este miércoles en toda Catalunya. Desde que el lunes a mediodía se abrió la convocatoria y el departamento de Salud permitió que las familias interesadas pidieran hora para vacunar a sus hijos, se han tramitado más de 61.600 citas. La Generalitat pide que se vacune a los niños de esta franja de edad por "responsabilidad social y para minimizar riesgos", sobre todo en la transmisión de cara a las fiestas de Navidad, ahora que la evolución epidemiológica va al alza.

Sin restricciones, por ahora

"La situación es preocupante y los datos son pésimos". Este es el diagnóstico que hace el Govern sobre el momento actual de la pandemia. Aún así, este martes la portavoz del ejecutivo catalán, Patrícia Plaja, ha descartado la imposición de restricciones a corto plazo y se ha dado dos semanas para analizar cómo evolucionan los contagios. Dos semanas durante las cuales la Generalitat está convencida de que los datos continuarán "al alza". Será la magnitud que tenga este crecimiento lo que determinará las medidas que se tomen. Las fiestas de Navidad, sin embargo, si no hay un giro mayúsculo de la situación, se celebrarán sin nuevas restricciones.

Así, por ahora, la Generalitat se limita a pedir que se minimice la interacción social –en plena época de cenas de empresa– y que se utilice siempre la mascarilla, también en espacios abiertos si no se puede mantener la distancia física adecuada. Estas son las propuestas del Govern, que no prevé "nuevas medidas de afectación relevante en el día a día de la ciudadanía". Entre otros, porque está convencido de que el pasaporte covid que ha promovido para acceder a determinados establecimientos está funcionando correctamente.

De hecho, Plaja ha explicado que los Mossos d'Esquadra han hecho 1.631 inspecciones para comprobar el funcionamiento del pasaporte y que solo en dos casos han levantado acta por el incumplimiento de la normativa. Del total de inspecciones, poco más de un millar se han hecho en locales de restauración, casi 500 en locales de ocio, 22 en gimnasios y 9 en residencias. "Siempre hay quien hace trampas y quien no cumple", ha admitido la portavoz, que ha considerado que, a pesar de todo, el balance es positivo.

stats