El catalán en las aulas
Sociedad 03/12/2021

Una escuela de Canet de Mar tendrá que aplicar el 25% de clases en castellano en P5 a partir del jueves

La denuncia la puso una familia que exigía el 50% en cada idioma

2 min
Alumnes en una clase, en una imagen de archivo

BarcelonaUna familia de P5A de la Escola Turó del Drac de Canet de Mar, en el Maresme, ha solicitado que la mitad de las horas de clase se hagan en castellano. El Tribunal de Justicia de Catalunya (TSJC) estudia la petición y, de momento, ha impuesto unas medidas cautelares que obligan a la escuela a que el 25% de las clases se hagan en castellano. Así lo ha denunciado un grupo de padres que se ha organizado para dar respuesta a la situación y lo ha confirmado la directora de la escuela, Àngels Ferrer, que ha declinado hacer declaraciones sobre esta cuestión. La noticia llega solo unos días después de que el Tribunal Supremo tumbara el recurso de la Generalitat contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que imponía un 25% de presencia del castellano en las aulas, cosa que convierte este pronunciamiento en firme y, por lo tanto, obliga a todas las escuelas catalanas a hacer el 25% en castellano.

Lo que pasa es que, en paralelo, algunas familias organizadas han pedido a la justicia que sus hijos reciban el 25% de las clases en castellano. Desde 2005, solo ochenta familias en Catalunya lo han pedido, y en todos los casos la justicia les ha dado la razón. También en todos los casos las escuelas o los institutos afectados han acatado las decisiones y han hecho el 25% de las horas en castellano en el curso o los cursos de las familias denunciantes.

En el caso de Canet, al inicio de este curso una familia de P5A solicitó al departamento de Educación que la escolarización fuera en la misma proporción de castellano y catalán, es decir, la mitad en cada lengua. La petición fue desestimada por el departamento y posteriormente la familia presentó un recurso contencioso administrativo al TSJC, que hasta que resuelva ha impuesto unas medidas cautelares que obligan al centro a cumplir con el 25% de clases en castellano.

Según la escuela, este 25% entraría en vigor a partir del miércoles, 8 de diciembre, y representaría que tres tardes y dos horas por las mañanas cada semana se tendrían que hacer en castellano, hasta llegar a las 6 horas y 30 minutos cada semana. Además, el material escolar de estas clases será en castellano. La dirección del centro, siguiendo las pautas que fija el departamento de Educación, cumplirá con lo que fija el tribunal, y ya a partir del próximo jueves las clases en castellano para la clase de P5A representarán el 25% del total.

La escuela reunió ayer jueves a todas las familias de la clase para explicarles la situación y, según fuentes consultadas por el ARA, se entendió la posición del centro, pero a la vez un grupo de padres que está en desacuerdo con los cambios decidió movilizarse. Así, estas familias han denunciado que la resolución "replantea el modelo de escuela catalana" y el "proyecto de inmersión lingüística" para los alumnos de P5A, así como se abre la posibilidad de que la misma situación se dé "en el resto de cursos" del centro maresmenc. Y es que, de momento, los cambios solo afectarán aP5A. Uno de los retos de la escuela es evitar que esta situación acabe repercutiendo en el menor, por eso la prioridad es preservar la identidad.

stats