Religión
Sociedad 15/09/2021

Manel Gasch, nuevo abad de Montserrat

Los monjes lo escogen por votación para relevar a Josep Maria Soler después de veintiún años

3 min
El padre Manel Gasch y Hurios, nuevo abad del Monasterio de Montserrat

BarcelonaLa comunidad de monjes del monasterio de Montserrat ha escogido esta mañana al nuevo abad, Manel Gash i Hurios, hasta ahora mayordomo-administrador de la abadía, que toma así el relevo de Josep Maria Soler, después de veintiún años en el cargo. La votación se ha hecho en la Sala Capitular, como es tradicional. Ayer al atardecer, en el mismo espacio, tuvo lugar una votación previa de sondeo para descartar a los candidatos con menos apoyo y allanar el camino a la elección final de hoy, de la que no han trascendido los detalles. Junto a Gasch, el otro candidato mejor situado era el monje Ignasi Fossas, actual prior. A pesar de que Gasch ya ejerce desde ahora el gobierno del monasterio, la bendición abacial no se producirá hasta dentro de unas semanas.

El nuevo abad, nacido en Barcelona en 1970, ha destacado como uno de los grandes retos que tendrá que afrontar “la celebración del milenario de la fundación del monasterio, en 2025, como una oportunidad de acercar Montserrat y la vida monástica a nuestra sociedad" y como "un punto de partida para el Montserrat del futuro”. Gasch también ha agradecido la labor de su predecesor, Josep M. Soler, que a sus 75 años ha dado un paso al lado. Soler ha tenido una despedida muy discreta a nivel público. Fuentes del monasterio lo atribuyen a su cansancio por el peso del cargo: "Ahora se siente feliz y liberado".

Los monjes con derecho a voto que han escogido al nuevo abad son poco más de una cincuentena. Novicios, postulantes y profesores temporales no han podido participar en la elección. Tampoco los monjes que no han podido estar presencialmente. Quien sí ha asistido estos dos días decisivos en Montserrat, y ha estado presente dentro de Sala Capitular, es el abad presidente de la comunidad a la que pertenece el monasterio de Montserrat, la de Subiaco-Montecasino (Italia), el colombiano Guillermo León Arboleda. Una vez tomada la decisión colectiva, tal como marca el protocolo, el nuevo abad ha tenido que firmar un compromiso solemne ante los monjes y ha sido confirmado en el cargo por Arboleda. A continuación, se ha comunicado el nombramiento al Vaticano.

Manel Gasch se había convertido con el tiempo en un monje importante en Montserrat. Con 26 años, en 1996 ingresó en el monasterio y el 2002 hizo la profesión de fe. Fue ordenado sacerdote en 2011. Licenciado en derecho y teología, se especializó en dogmática en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma. Es profesor de teología dogmática en la Escuela Teológica de Montserrat desde el 2005, y entre ese año y el 2010 fue prefecto de la Escolania. Se lo considera discípulo del monje Lluís Duch, la figura intelectualmente más prominente del cenobio de los últimos años, muerto en 2018. Hijo de una familia de la burguesía antifranquista barcelonesa, Gasch tuvo una niñez vinculada a la parroquia de Sant Ildefons, en el barrio de Sant Gervasi. Su labor como mayordomo-administrador, que ha ejercido desde 2011, ha sido relevante y en buena medida enfocada hacia el milenario de la abadía, fundada por el abad Oliba en el siglo XI y que se celebrará en 2025. Pero con la pandemia, Montserrat, que tiene en el turismo su principal fuente de ingresos, ha sufrido una drástica bajada de visitantes.

El nuevo abad tendrá que hacer frente, pues, a la organización del milenario de Montserrat en condiciones más difíciles de las previstas debido al virus, que ha debilitado la entrada de ingresos, y después de que, además, en los últimos tiempos la comunidad haya tenido que hacer frente a denuncias por abusos sexuales, con un caso antiguo y uno más reciente. Símbolo de catalanismo y de apertura religiosa, Montserrat mantiene una singularidad propia dentro de la Iglesia catalana y ha jugado un papel clave en muchos periodos de la historia del país.

stats