Medio ambiente
Sociedad  /  Medio Ambiente 01/04/2022

La población de osos en los Pirineos crece hasta los 70 ejemplares en 2021

El grupo de seguimiento del Govern localiza una quincena de cachorros, la segunda cifra más alta desde que hay registro

Gerard Mira
3 min
Os moreno con dos cachorros junto a un árbol al Pirineu el 2021

BarcelonaLa población del oso pardo sigue consolidándose poco a poco en el Pirineo. El Grupo de Seguimiento Transfronterizo del Oso pardo en los Pirineos (GSTOP), el equipo de la Generalitat que sigue la evolución de esta especie de mamíferos en el territorio catalán, ha compatibilizado una septuagésima de ejemplares en 2021, la cifra más alta de los últimos años. Los expertos han registrado también una quincena de nacimientos de ocho hembras diferentes. Se trata de la segunda cifra más alta registrada, después de la de 2020, con 16 crías. De los 70 osos detectados, 36 son adultos, 19 son subadultos y 15 son cachorros. El recuento ha determinado que el año pasado había 34 hembras y 32 machos, y que entre los 15 cachorros hay 6 hembras, 5 machos y 4 de sexo no identificado.

Desde 2018, la población de oso pardo ha ampliado en 18 sus ejemplares, partiendo de 52. El crecimiento más pronunciado se produjo en 2020, cuando pasó de 59 ejemplares a 68. Haciendo un balance más extenso, desde 1996 –cuando se recaudaron los primeros datos– hasta 2021, el índice de asentamiento en los Pirineos de la especie es positivo: han nacido un total de 114 crías, de 62 camadas diferentes, mientras que se han dado por muertos a una novena ejemplares. El oso Goiat, un macho de oso moreno conocido por varios ataques a ganado que había perdido el collar de control en 2020 y del que no se tenía más información, es uno de los padres de las nuevas crías.

Todos estos datos se han presentado en el balance anual de la población y de las actuaciones de seguimiento y conservación llevadas a cabo el año pasado por el grupo de seguimiento. "Las cifras hacen referencia al número mínimo de osos detectados durante un año en una área geográfica determinada, que en este caso comprende 6.500 kilómetros cuadrados", han explicado miembros del equipo de seguimiento.

El grupo, formado por representantes del departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural; el Cuerpo de Agentes Rurales; el Consejo General de Aran, y los gobiernos de Andorra, Francia y Aragón, ha indicado en el informe que "se han recogido un total de 2.979 indicios en todo el Pirineo, de los que 1.194 están en Catalunya y la Valle de Aran". A pesar de que la mayoría de los indicios son rastros de pelos, se han producido casi una cincuentena de observaciones. Todas estas muestras recogidas en el último año se han podido analizar en los laboratorios de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y en el laboratorio francés Antagène. De toda la población de oso pardo detectada en el Pirineo, en Catalunya y en el territorio aranés corresponden 23 osos adultos, 6 subadultos y 9 cachorros.

Rastreo de las poblaciones de lobos

El rastreo de osos no es el único seguimiento que impulsa Catalunya. Siguiendo la tónica del Grupo de Seguimiento Transfronterizo del Oso pardo, está el proyecto LoupO, que pretende desarrollar un plan integrado y estandarizado para la monitorización y el seguimiento de las poblaciones de lobo de los Pirineos y crear una base de datos común entre países. Busca también favorecer la aparición de medidas para mejorar la convivencia del lobo y el oso en un territorio marcado por la actividad humana. Esta iniciativa finalizará en el mes de mayo después de 31 meses de búsqueda de información y rastreo de especies, y permitirá a los expertos realizar una estimación de la población de los dos carnívoros.

stats