Sociedad 16/09/2021

Un menor de Castellón, hospitalizado dos meses por adicción al 'Fortnite'

El chico, que podía pasarse 20 horas ante la pantalla, es el primer caso clínico del mundo

Ara
3 min
Dos pantallas con el videojuego del Fortnite

BarcelonaUn chico menor de edad de la provincia de Castellón es el primer caso en el mundo que ha tenido que ser hospitalizado durante dos meses por el abuso de los videojuegos porque estaba enganchado al Fortnite, un videojuego de disparar de éxito mundial. El adolescente, que podía llegar a pasarse 20 horas ante el ordenador, se aisló en casa, rechazaba las interacciones sociales y se negaba a acudir a los servicios sanitarios para tratar su adicción.

Ahora un equipo del Hospital Provincial de Castellón, la Universitat Jaume I y el Hospital General Universitario han publicado un estudio sobre este primer caso clínico. El chico tenía un rendimiento académico muy alto antes de la adicción, pero su familia empezó a ver desde el inicio del curso escolar que faltaba a clase, no quedaba con sus amigos, rompía los horarios de descanso, descuidaba la higiene personal y la alimentación (no salía a comer con el resto de la familia) y se desvinculaba del ritmo del curso, coincidiendo también con un cambio de clase.

Estas actitudes, añadidas a un "malestar emocional intenso" por evitar enfrentarse a la muerte de un familiar, aumentaron todavía más el tiempo ante la pantalla. Los médicos intentaron primero limitarle la actividad, pero todo el tiempo que se pasaba en casa lo acababa dedicando al Fortnite. Es por eso que el equipo médico decidió intervenir como si se tratara de una adicción a una sustancia química y se programó un ingreso que actuara de desintoxicación; en este caso, a las pantallas.

Durante las primeras semanas ingresado, lo aislaron de su entorno, también del videojuego, y después le aplicaron una "reincorporación progresiva" para que retomara el contacto con su familia hasta conseguir volver a casa y a su habitación. Durante ocho meses, el hospital le hizo un seguimiento constante hasta que le dieron el alta definitiva para que siguiera con su vida en su entorno educativo, dejando el tratamiento terapéutico y retomando un uso normalizado de las pantallas, con limitaciones y condiciones. 

Los videojuegos canalizan malestares emocionales y ansiedades

El estudio concluye que la generalización del uso de nuevas tecnologías en la vida cotidiana y el ocio ha sacado a la luz los perjuicios que puede provocar el uso inadecuado de los videojuegos y la necesidad de tratamiento especializado para aquellas personas con síntomas de adicción.

El equipo de investigación ha revisado las publicaciones científicas sobre las actuales adicciones del comportamiento y, más concretamente, al videojuego Fortnite, y ha concluido que la adicción a los videojuegos actúa como reguladora del intenso malestar por la pérdida de un familiar y por la ansiedad derivada del aumento del nivel de exigencia en la escuela.

El tratamiento de este joven ha precisado un abordaje multidisciplinario, trabajando con el paciente y su familia, con estrategias de intervención para desarrollar habilidades personales y establecer pautas diarias que le sirvieran para "apreciar las repercusiones que el uso del videojuego estaba teniendo en su vida diaria". Así, ha constatado que el videojuego empezó "como un refugio para su malestar emocional" y ahora le ha permitido abordar el luto por la muerte de su familiar desde otro punto de vista.

Los resultados han mostrado una disminución significativa del uso de las pantallas y una mejora de su funcionamiento personal y social. Los especialistas advierten de que es necesario poner atención a los comportamientos de los menores porque cada vez empiezan más pequeños a jugar a videojuegos. El psiquiatra que ha llevado su caso, Matías Real, ha recomendado a los padres que limiten el tiempo que los adolescentes pasan con estos dispositivos y que los más pequeños "no tengan contacto con ellos por un tema de desarrollo".

stats