Sociedad 28/07/2021

Las muertes por covid se multiplican por cinco en dos semanas

Los expertos calculan que las defunciones continuarán aumentando hasta la próxima semana

4 min
Evolució dels contagis i defuncions mensuals a Catalunya

GironaEl impacto de la quinta oleada ha disparado la cifra de hospitalizaciones por covid, pero también el número de defunciones, hasta convertir julio en un mes negro por la mortalidad del virus después de unos registros muy bajos durante los meses anteriores. Si a principios de julio se contabilizaban 18 personas muertas a la semana, ahora ya son 103 las defunciones semanales, según dadescovid.cat. Se trata de un crecimiento exponencial que, con toda probabilidad, superará los registros de hace un año: en julio de 2020 murieron 179 personas con covid y este mes ya son 164 solo con las cifras registradas hasta el 23 de julio, que son los últimos datos que hay consolidados. Durante el fin de semana hay 54 muertes más contabilizadas, pero son datos que seguramente crecerán porque siempre hay un retraso en las cifras que proporcionan los servicios funerarios. 

Ahora bien, a la hora de comparar los datos hay que tener en cuenta el número de casos detectados: a pesar de que los positivos mensuales de julio (147.179 hasta el día 23) superan con creces las cifras de octubre (102.897) y de enero (101.305), no se ha llegado ni de lejos a la mortalidad registrada durante estos dos meses. Así, en octubre murieron 914 personas, y en enero, 2.166. Esta diferencia, según los expertos, es consecuencia del proceso de inmunización. “Vemos claramente dos epidemias diferentes: la de los vacunados y la de los no vacunados”, afirma el investigador del grupo Biocomsc, Daniel López Codina, que lo justifica. “La incidencia por edades es muy diferente: entre los 15 y los 29 años se ha llegado a valores demenciales, a pesar de que ahora está mejorando. En cambio, la franja de 50 a 80 ha subido mucho menos, y son los que están vacunados”. Aún así, desde Biocomsc advierten que la protección de las vacunas “no es infinita”.

Y es que las dos dosis protegen de la enfermedad grave, pero no evitan el contagio ni evitan al 100% que se pueda sufrir de manera leve. “Una infección leve en una persona joven no afecta igual que a una persona más mayor, que puede tener otras patologías que, con el covid, pueden desencadenar en problemas graves”. Esto explicaría por qué este mes de julio el porcentaje de personas fallecidas más mayores de 70 años ha vuelto a aumentar: si en junio representaban el 70% de todas las defunciones, en julio vuelven a representar el 81% del global mensual, un porcentaje muy parecido al registrado antes de iniciar la vacunación. 

López Codina calcula que, al menos hasta la próxima semana, continuará creciendo el número de muertes por los contagios acumulados en las últimas semanas. “Primero suben los casos, después las hospitalizaciones, después las UCI y después las defunciones”, recuerda. En este sentido, desde el grupo Biocomsc subrayan la importancia de proteger a los más mayores: “Una vez llega la vacunación, las edades más avanzadas continúan teniendo más riesgo que las poblaciones más jóvenes vacunadas. Es muy importante que el crecimiento de los contagios en personas de más de 70 años se pare cuanto antes mejor en Catalunya”, han recalcado en un hilo en Twitter.

Bajan los casos, pero no la presión hospitalaria

En cuanto a la incidencia del virus, se ha notado un descenso en los contagios. Entre el 17 y el 23 de julio se detectaron 39.535 casos nuevos, es decir, un 19% menos que la semana anterior (48.816). Sin embargo, hay que tener en cuenta que, desde el día 10 ya no se hacen pruebas a los contactos estrechos asintomáticos ni a los contactos de estos posibles positivos. A pesar del sesgo, López Codina considera que el descenso que marcan los datos es fiable: “Puede ser que el valor real sea más alto que lo que vemos, pero ha bajado la positividad y esto significa que ha habido una disminución de los contagios”. Así, en la última semana, el porcentaje de casos que salen positivos se sitúa en el 18,20%, tres puntos por debajo que siete días antes (21,06%). Es una cifra, sin embargo, que todavía está muy por encima de la recomendada por la OMS, que establece el umbral máximo en el 5% –si es más alta significa que no haces bastantes pruebas y que el virus está más esparcido entre la población de lo que tienes detectado. 

Por el contrario, continúan subiendo las hospitalizaciones y el número de camas críticas ocupadas: en dos semanas se han doblado los ingresos en planta (de 1.068 a 2.256) y el número de personas en las UCI (de 210 a 540); si se comparan las cifras del 12 de julio con las registradas el 26 de julio, según datos del informe diario de Aquas. Por eso López Codina hace un llamamiento a mantener las medidas para evitar los contagios, a pesar de que puedan estar bajando. “No podemos volver a repetir el error de tener incidencias tan altas y no tomar medidas. No podemos volver a tener tantos ingresados como ahora. A pesar de que la situación en pandemia pueda volver a mejorar, no se ha acabado y seguramente no se acabará hasta que el porcentaje de vacunación sea mucho más alto”, ha resaltado. 

De hecho, la Generalitat ha puesto en marcha una campaña de concienciación ciudadana para insistir en la necesidad de reducir los encuentros sociales para rebajar la presión sanitaria. Bajo el lema "Tu que puedes parar, para", la campaña contrasta imágenes de terrazas y playas llenas con la actividad frenética que se vive en los ambulatorios y en los hospitales.

stats