Educación
Sociedad 06/08/2022

Polémica en la UAB por la renovación del máster de género y comunicación

Dos profesoras apartadas acusan a la universidad de intentar "silenciar" el debate sobre la ley trans

3 min
Pla general de una aula de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB vacía el 13 de marzo de 2020.

BarcelonaPolémica en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) por los cambios que habrá en el máster de género y comunicación a partir del curso que viene. La dirección y la coordinación de estos estudios, que se imparten desde 2015 en la UAB, ha decidido "renovar" los contenidos académicos "para adecuarlos a la actualidad" y prescindir de una asignatura y un taller que se llevaban a cabo desde que se inició el máster. El cambio también implica apartar definitivamente de los estudios a las dos profesoras que impartían las materias Publicidad, agente socializador, de la doctora en comunicación Joana Gallego –una de las fundadoras del máster–y también el taller Empoderamiento personal y profesional a través de la comunicación, de la profesora Maden Castillo. Así lo confirman al ARA tanto las docentes como fuentes del rectorado de la universidad.

La decisión, que se comunicó por teléfono a las afectadas a principios de julio, cogió "por sorpresa" las dos profesoras, que aseguran que no ven "ningún motivo académico" para la supresión de estos contenidos y señalan que la motivación real de los cambios se debe al posicionamiento ideológico que han hecho público las dos docentes en contra del actual planteamiento de la ley trans, un punto que la UAB niega rotundamente.

"La única explicación posible que encuentro es por razones ideológicas, porque me he posicionado públicamente en blogs, en medios y por supuesto en las redes sociales sobre algunos conceptos teóricos que se incluyen en el proyecto de ley", argumenta Gallego, que hace 35 años que se dedica a la investigación de la comunicación en clave de género. "Pensaba que esto formaba parte de mi derecho a la libertad intelectual y de expresión, pero supongo que debemos de distorsionar la uniformidad deseada", sentencia. Castillo también considera que hay un intento, por parte de la UAB, de "silenciar el debate" entorno a esta cuestión. "No hay posibilidad de discrepar, al menos en la universidad, un espacio que precisamente tendría que ser garante del diálogo y el pensamiento crítico, y no del pensamiento único", afirma.

Las dos profesoras han cuestionado abiertamente conceptos que recoge la ley trans, como la definición de transexualidad o transgénero, y mantienen que la norma "intenta abolir la categoría de sexo y desmantelar los derechos de las mujeres". "Soy crítica contra algunos conceptos teóricos, nunca contra las personas", aclara Gallego. Castillo añade: "Puedo entender que los políticos tengan prisa por aprobar la ley, pero no el menosprecio de la universidad pública ante el debate social". Las discrepancias de las docentes en diferentes foros públicos ya provocó, en marzo, otro conflicto cuando un grupo de alumnos decidió dejar de asistir a algunas de las clases de Gallego.

La respuesta de la universidad

La UAB, en cambio, mantiene que la decisión de "renovar" las asignaturas es previa al debate público y al conflicto en el aula. También señalan que el contenido de los títulos propios, como este máster, pertenece a la dirección y la coordinación de los estudios. Esta es, de hecho, la única respuesta oficial por escrito que han recibido las docentes. Preguntada por este diario, la coordinadora, Isabel Muntané, no ha querido hacer ninguna valoración. En cambio, la vicerrectora de comunicación de la UAB, Virgínia Luzón, detalla que los cambios en las asignaturas se definieron ya en el mes de febrero, como el resto de los títulos propios. Luzón también aclara que –a diferencia de los másteres oficiales, "que son más académicos"– estos tienen una vertiente más profesionalizadora y que las "razones académicas" podrían basarse, por ejemplo, en la necesidad de "actualizar" y "adaptar" los contenidos. "Este máster necesita una renovación, nuevas ideas, nuevas visiones, pero en ningún caso existe la voluntad de silenciar nadie", concluye Luzón.

stats