Igualdad
Sociedad 27/06/2022

Aprobada la ley trans que permite cambiar de sexo en el DNI sin un informe médico

El gobierno español da luz verde a la polémica norma, que garantiza la nueva identidad en cuatro meses a partir de los 16 años

4 min
Marxa del movimiento LGTBI!+, en Barcelona

MadridDespués de un largo y tortuoso camino, la ley trans ha visto este lunes, finalmente, la luz. Justo en la vigilia del día que se celebra el Orgullo LGTBI, el consejo de ministros ha aprobado la normativa impulsada por el ministerio de Igualdad que pilota Irene Montero y que permitirá, entre otros, cambiar de sexo a partir de los 16 años sin que haga falta un informe médico o tener que pasar por un tratamiento hormonal, cosa que supone una "despatologización", según ha dicho la propia Montero en rueda de prensa. La ley reconoce, así, la libre determinación de género, no sin que haya generado división entre el movimiento feminista y entre los mismos socios del gobierno de coalición, el PSOE y Unidas Podemos. "Les personas trans podrán ser reconocidas por las administraciones por lo que son, sin miedo y sin culpa", ha defendido Montero.

Ha tenido que pasar un año desde que el consejo de ministros aprobó el anteproyecto de la ley trans después de unas difíciles negociaciones en el seno del gobierno de coalición, con el choque de posicionamientos entre la exvicepresidenta española Carmen Calvo y la ministra Irene Montero. Finalmente, el Consejo de Estado emitió su informe –no vinculante– el pasado jueves, pero el texto no se hará público hasta que el texto de la ley no se envíe al Congreso, donde a partir de ahora la normativa tiene que empezar su tramitación y los grupos podrán hacer sus aportaciones. La ley aprobada este lunes en el consejo de ministros respeta la esencia original de hace un año y solo incorpora algunos cambios "técnicos" después del informe crítico que emitió en abril el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) .

Cambio de sexo sin informe médico

La normativa impulsada por Montero establece que el cambio de sexo en el DNI se podrá hacer a partir de los 16 años sin ninguna limitación, es decir, no habrá que aportar un informe psicológico ni hacer un tratamiento hormonal, como pasaba hasta ahora. Lo que tendrá que hacer el solicitante es llenar un formulario y exponer su voluntad de cambio. Tres meses después tendrá que volver para ratificar la decisión y, pasado un mes, ya se dictará la resolución final y se podrá cambiar el sexo y el nombre en el DNI. De este modo, en un plazo máximo de cuatro meses desde la primera solicitud ya se tendrá la nueva identidad. El CGPJ consideraba que se tendría que elevar a los 18 años la aprobación judicial para cambiar de género.

El cambio de sexo también se podrá solicitar a partir de los 12 años. En el caso de los menores entre 12 y 14 años se necesitará la aprobación judicial, mientras que las personas entre 14 y 16 años que lo soliciten necesitarán la asistencia de padres o tutores legales. Los menores de 12 años podrán cambiar su nombre en el DNI. Precisamente, justo el día que el consejo de ministros aprobaba la normativa, se ha hecho público que un juez de Ourense (Galicia) concedió el 10 de junio el cambio de sexo a un niño de ocho años después de constatar la "madurez suficiente" y su "situación estable de transexualidad" para permitir el cambio de mujer a hombre, según informa la agencia Efe.

Una de las novedades que incorpora la norma respecto al anteproyecto que el consejo de ministros aprobó en primera vuelta el junio del año pasado es que el estado español reconocerá el cambio de identidad para las personas trans que sean migrantes, es decir, que podrán cambiar los documentos que sean expedidos en España "si en su país no tienen los derechos trans reconocidos", ha explicado la ministra Irene Montero.

Filiación de los hijos de lesbianas y bisexuales

La ley trans también incorpora una modificación del Código Penal –en concreto, del artículo 120– para que a las mujeres lesbianas y bisexuales se les pueda reconocer la filiación de sus hijos sin tener que estar casadas. Es decir, las mujeres no gestantes podrán ser reconocidas como madres del bebé con una simple declaración de conformidad en el momento del registro. También les permite volver a tener acceso a las técnicas de reproducción asistida a través del Sistema Nacional de Salud, una cuestión que el PP eliminó en 2007 cuando estaba en el gobierno. La ley, además, adoptará medidas para proteger a las personas intersexuales (nacen con rasgos genitales que no se adecúan al binarismo hombre/mujer) y se prohibirán las mutilaciones genitales quirúrgicas hasta los 12 años, siempre que no haya un riesgo para la salud del bebé.

La normativa prohíbe, por otro lado, las terapias de conversión para modificar la orientación, identidad sexual o la expresión de género con independencia de que se haya dado el consentimiento. "Las personas LGTBI no necesitan ninguna cura, quien la necesita es la LGTBI-fobia", ha afirmado Montero. En este sentido, además de prohibir las terapias de conversión, la ley también incorporará un régimen antidiscriminatorio que incluirá sanciones que irán desde los 200 euros hasta los 15.000, y que castigarán conductas como por ejemplo pintadas o insultos, prohibir la entrada en bares o espacios públicos a personas LGTBI, o contenidos discriminatorios en libros de texto. Igualdad también abre la posibilidad de celebrar matrimonios homosexuales en las oficinas consulares españolas.

stats