Salud
Sociedad  /  Salud 19/05/2022

Gays y bisexuales denuncian estigmatización política por los casos de la viruela del mono

Las autoridades europeas recomiendan administrar a los contactos estrechos la vacuna de la viruela, una enfermedad ya erradicada

3 min
Muestras de sangre para analizar, en una imagen de archivo.

BarcelonaContinúa el goteo de casos de la viruela del mono en España. La Comunidad de Madrid ha confirmado siete y estudia 28 más sospechosos, y las islas Canarias también han anunciado que analizan un primer caso. De momento, la información sobre la enfermedad es escasa y el origen del brote todavía es una incógnita. Por eso, las declaraciones de este jueves de una de las autoridades sanitarias madrileñas han levantado polvareda: la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha destacado que “las características que presentan los afectados apuntan que el origen de la transmisión sería un contacto con mucosas infectadas durante las relaciones sexuales” de, sobre todo, “hombres jóvenes”, en referencia a gays y bisexuales. Las afirmaciones se han recibido como un ataque dentro de la comunidad LGTBIQ+. “Hay que destacar las importantes repercusiones que tiene vincular una enfermedad con un colectivo, puesto que crea un estigma, que, si se consolida, es muy difícil de combatir”, ha denunciado en un comunicado la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+). 

La entidad ha pedido públicamente que no se dé por hecho que los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres son un grupo de riesgo ante la viruela del mono, y ha reclamado responsabilidad política (y también a los medios de comunicación) para no fomentar la desinformación, puesto que esta puede estigmatizar colectivos vulnerables y, además, generar una falsa sensación de invulnerabilidad al resto de la población. "La transmisión se da en el contexto de un vínculo estrecho con la persona infectada, no necesariamente por vía sexual y, evidentemente, no es exclusiva de la población LGTBI+", subrayan. Esta petición también lo han hecho muchos usuarios a título individual en las redes sociales, que han denunciado que se dé por hecho la relación entre el sexo entre hombres y el contagio. De hecho, algunos tuiteros han hablado de "señalamiento cruel" y han comparado esta situación con "la estigmatización irresponsable" que ya se hizo de los gays con el VIH.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, también ha querido dejar claro que se trata de un virus y no de una enfermedad de transmisión sexual (ITS), que se propaga y transmite por contacto estrecho y que "apareció en los años 70 en el África por la transmisión de animales a personas". También la coordinadora de la unidad de salud internacional del Hospital del Mar de Barcelona, Judit Villar, ha recordado que la transmisión de la viruela requiere contactos "estrechos y prolongados" y puede ser a través de gotas de saliva, mucosas, no se descarta también los fluidos sexuales –aunque no está demostrado–, y sobre todo a través de las lesiones cutáneas, que son "muy infecciosas".

Vacuna de la viruela

El tronco de viruela del mono que habría generado el foco en España provoca afectaciones leves (el pronóstico es favorable) y es mucho menos contagiosa que el covid. En declaraciones a Efe, Villar ha señalado que, a partir de los primeros casos identificados en Madrid, "es esperable que a lo largo de los días vayan apareciendo en otras comunidades", por eso "es fundamental estar en alerta" para que el sistema pueda diagnosticar los casos y saber cómo tratarlos.

En una primera fase, este contagio puede provocar fiebre, malestar general, dolor articular y de cabeza intenso -unos síntomas que pueden confundirse con otros virus-, pero al cabo de unos días pueden aparecer estas lesiones cutáneas que sí que son características y que se concentran en cara, plantas de manos y pies y genitales.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha recomendado que las personas de alto riesgo que hayan estado en contacto estrecho con otros infectados por la viruela del mono sean vacunadas con las dosis de la viruela original, ya erradicada. "Si hay vacunas contra la viruela disponibles en el país, la vacunación de contactos estrechos de alto riesgo se tendría que considerar después de un estudio de beneficio de riesgos", ha señalado en un comunicado.

El ECDC también defiende que en casos severos se tendrían que utilizar antivirales. Algunos estudios apuntan que las personas vacunadas contra la viruela tienen una protección mayor, si bien es una vacuna que solo han recibido los mayores de 40 años porque se dejó de administrar cuando la enfermedad quedó erradicada.

stats