Homofobia
Sociedad 13/10/2021

Tres años de prisión por haber acosado a una pareja gay durante meses: "Os cortaré el cuello"

El hombre apedreó a una de las víctimas y la casa donde vivían

2 min
La manifestación en Barcelona contra la agresión mortal a Samuel, a Galicia, en una imagen de archivo

BarcelonaLos gritos de "maricón" o amenazas como "os cortaré el cuello" se convirtieron en el pan de cada día de una pareja homosexual de Vilanova i la Geltrú. Un vecino del municipio los acosó constantemente entre abril y junio de 2018. A uno de ellos lo apedreó por la calle. Por suerte, no tuvo puntería. También tiró piedras contra los cristales de su casa y les arrancó los fusibles de la luz. Ahora un juzgado ha condenado al acosador homófobo a tres años de prisión. La sentencia también le prohíbe acercarse a las víctimas durante dos años y lo obliga a indemnizarlos con 4.000 euros.

Según la sentencia, el primer ataque se registró en abril de 2018. El condenado arrinconó a una de las víctimas contra un muro y, con la intención de acobardarlo, le tiró varias piedras –ninguna de ellas impactó en el hombre– mientras lo insultaba: "Maricón de mierda, perra judía". No se cruzaron por casualidad; el agresor sabía que la víctima venía de sacar dinero del cajero. "Ven, que te robaré todo lo que tienes, te robaré la cartera, dame el dinero", le gritó.

Al cabo de unos días volvió con la misma arma, pero esa vez apedreó la ventana del domicilio donde vivía la pareja, mientras los insultaba a gritos. "Puta maricona de mierda, que no vales ni para maricón, me cago en tus muertos". También les arrancó los fusibles del contador de la luz, mientras les gritaba que al día siguiente tendrían que usar "velas".

El juez destaca que las amenazas y los insultos se convirtieron en una constante y que tenían lugar cada vez que el condenado se cruzaba con la pareja por la calle o pasaba en bicicleta por delante de su casa. "Os mataré", les decía mientras los escupía. El acoso generó una situación de "nerviosismo y malestar" en la pareja, que sufren una discapacidad psíquica y acabaron marchándose de su casa por miedo.

Agravante de discriminación

La defensa del acusado argumentaba que una de las víctimas tenía una mala relación con una tía suya y que los insultos y las amenazas formaban parte del lenguaje coloquial del condenado, que las usaba "de manera natural" con su entorno. Pero el juez descarta este razonamiento y asegura que en este caso "concurre de manera inequívoca" el agravante de discriminación por homofobia, porque la expresión "maricón" ya supone por sí misma un "menosprecio" hacia la condición sexual de la pareja.

Según la sentencia, cuando insultaba o amenazaba a las víctimas el hombre tenía toda la intención de ningunearlas por el hecho de ser "una pareja del mismo sexo". "Las amenazas de muerte y expresiones intimidantes [...] no son fruto de una reacción espontánea o de un momento puntual, sino que se hacen con la intención seria, expresa e inequívoca de atentar contra la integridad física y la vida de los denunciantes", subraya el juez.

Como ve un riesgo para las víctimas, además de la condena a prisión el juez ha dictado una orden de alejamiento durante cinco años para que el procesado no pueda acercarse a menos de 500 metros de la pareja. La sentencia no es firme y se puede recurrir.

stats