Cultura 16/04/2021

'De amor y monstruos': cómo ser optimista durante el apocalipsis

Viaje iniciático en clave de comedia romántica a través de una tierra de monstruos nominado al Oscar a los mejores efectos visuales

2 min
Fotograma de 'De amor y monstruos'

'De amor y monstruos'

(3 estrellas)

Dirección: Michael Matthews. Guion: Brian Duffield y Matthew Robinson. 108 min. Estados Unidos y Canadá (2020). Con Dylan O’Brien, Jessica Henwick, Dan Ewing y Michael Rooker. Disponible en Netflix

De amor y monstruos mezcla comedia con criaturas terroríficas para… ¡Esperad! ¡No marcháis todavía! De acuerdo, yo también recelo de las mezclas de géneros, puesto que suelen tener tantos guiños metalingüísticos que se hace imposible que proyecten una mirada auténtica. Pero la película de Michael Matthews resulta refrescante precisamente por su total desinterés por reinventar la rueda. Más bien al contrario, es un acto de fe en la narración canónica que toma la forma del viaje iniciático (un poco tardío) que emprende Joel, un chico para quien el apocalipsis significó un coitus interruptus, literal y metafórico, que lo separó de Aimee, su novia, y lo condenó a una adolescencia inconclusa en un refugio subterráneo, rodeado por mutaciones gigantescas y letales de insectos y animales.

Tràiler de 'De amor y monstruos'

Siete años después del desastre, el protagonista decide abandonar el nido e ir en busca de su amada. El trayecto es peligroso, pero también permite que Joel se dé cuenta de que siempre será preferible respirar aire fresco que pasarse la vida mirando las paredes de una cueva. Cuando su camino se cruza con el de un hombre y una niña curtidos en la supervivencia, De amor y monstruos amenaza de calcar las dinámicas de Bienvenidos a Zombieland, pero acaba distanciándose de este modelo agotadoramente autoconsciente encarando las secuencias de los ataques de monstruos como lo que son: situaciones de tensión extrema. Por eso, la ligereza y el buen humor surgen, no de la ironía, sino del contraste entre lo peor de los escenarios y un optimismo sincero.

stats